5 consejos para volver al Gimnasio en septiembre

Septiembre es el mes más parecido a enero. Ese en el que comenzamos curso, volvemos a la rutina, sería como esos lunes en los que siempre aseguramos que vamos a comenzar con esos propósitos que al final quedan postergamos o relegados a un segundo plano. El deporte y apuntarse al gimnasio suelen estar entre esos propósitos. Porque… ¿cuántas veces te has apuntado en septiembre y antes de terminar el año has tirado la toalla?

Y lo que nos pasa, en muchas ocasiones, es que nos cuesta añadir el deporte a nuestras rutinas diarias, por pereza o por lo que sea, suele haber algo más importante que hacer. ¡Convierte el deporte en un hábito! Puede que te decantes por correr por el parque, jugar al futbol en un equipo aficionado, levantar pesas en el gimnasio, montar en bici o bailar zumba. Sean cuales sean tus preferencias ¡tienes que dejar las excusas de lado, no volver a posponerlo y no dejarlo como alternativo!

Porque empezar fuerte en septiembre es relativamente fácil: todo el mundo está con ánimo de comenzar cursos, proyectos laborales, actividades nuevas…Vamos con las pilas cargadas gracias a las vacaciones, pero esa ilusión no suele durar mucho. Hoy te vamos a contar 5 consejos para motivarte y que no lo dejes de lado.

  1. Ponte objetivos realistas

Ponerse metas está muy bien, pero debes plantearlas a corto plazo y realizables. Este consejo es aplicable a todos los aspectos de tu vida, pero a la hora de volver a entrenar es muy importante. Si ya practicabas deporte antes del verano, no significa que tengas que arrancar al mismo nivel. Piensa que llevas unos dos meses parado y tu estado físico puede que no sea el mismo. Así que arranca poco a poco y piensa que entrenar un día más ya es avanzar, aunque no llegues a donde te gustaría. Es preferible dar pasos pequeños y firmes que querer avanzar muy rápido y quedarte en el camino.

La clave está en tener claro que lo que estás haciendo es lo mejor para ti. Lo ideal es que te marques objetivos a corto plazo y comiences con unas rutinas más suaves, para ir aumentando la intensidad, el tiempo y los días de entrenamiento.

  1. Motívate con sus beneficios

Aunque la pérdida de peso sea uno de los motivos principales por los que comienzas a hacer deporte, los beneficios psicológicos van mucho más allá y se notan mucho antes que los físicos.

Entrenando no solo mejorarás tu forma física, aumentarás la fuerza muscular y reducirás peso, también te sentirás mejor contigo misma y estarás más activa. Esto se debe a que practicando deporte segregas endorfinas (las hormonas asociadas al placer) y liberas serotonina (la sustancia encargada de mitigar la sensación de ansiedad y depresión). Además, seguro que cuando te comas esa porción de pizza no te sentirás tan mal, después de haber hecho una sesión de cardio.

5 consejos para volver al Gimnasio en septiembre

  1. Si te diviertes, aguantarás más

Hay que buscar la actividad que más encaje con tu personalidad, que más te divierta y que más te motive. Piensa que, si te pones a correr y no te gusta, llegará un día que llueva y te dé pereza porque en casa se está mejor. Entonces aparecerán las excusas y de la media maratón que te habías planteado preparar te quedarás en una 5k solidaria que prepararás en tres semanas como mucho.

En Altafit Gym Club en GranCasa tienes muchísimas actividades dirigidas de cardio (Gbike, Grun y coreografiadas como Gstep, Gdance y Zumba), nuevas tendencias de alta intensidad como entrenamientos funcionales, cross fit o Hiit, así como ejercicios que comprenden Cuerpo y Mente (Pilates, Yoga, GMind y GFlex), Tono y Fuerza (GCore, GAP, GLife y GBody) o boxeo.

Entrenar con música, si entrenas en solitario o por tu cuenta, también puede ser otra opción para divertirte y motivarte mientras haces algo de ejercicio. ¡La música puede ser tu mejor aliada!

  1. Entrena acompañado

Está demostrado que cuando entrenas con alguien, faltas menos a tus entrenamientos y, además entrenas más duro. Ya puede ser con tu mejor amiga, con tu madre o con tu pareja…El caso es que si quedas con alguien para practicar deporte te costará más poner una excusa, ya que tienes que justificarte. Existen varios estudios que demuestran que nuestro ánimo y motivación a la hora de hacer deporte se multiplica si lo hacemos en compañía. ¡Comparte tus agujetas!, lo llevarás mejor.

  1. Rentabiliza tu dinero

Que tu gimnasio sea barato depende exclusivamente de ti, porque cuanto más vas, más rentable te sale. Si te apuntas a un sitio que te motiva y al que vas todos los días es la mejor inversión.

Así que, si después de haber leído los puntos anteriores aún te falta motivación, piensa en el dinero que te va a costar ponerte en forma. ¡Ya verás como no te saltas ni una sola clase!

Si no es suficiente para ti, te aseguramos que realizar actividad física regularmente, en concreto, entrenamientos de fuerza, influye positivamente en tu autoestima y en la seguridad de las personas. ¡Ponte en marcha y convierte el deporte en un hábito!

5 consejos para volver al Gimnasio en septiembre

Publicación
03 de septiembre de 2021
Categorías
Deportes Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio