8 dulces típicos aragoneses

Imagen: Unsplash

Los más golosos son aquellos que recorren los supermercados saboreando con la mirada toda la zona de chocolatinas y galletas. Al final, algún artículo se cae sin saber cómo en el carrito y luego en la tranquilidad del hogar sacian sus deseos de comer dulce. Los más golosos se conocen también los postres regionales de cada comunidad autónoma y disfrutan con cada viaje gastronómico para saborear todos los postres típicos. Los más golosos disfrutan de cada bocadito de azúcar. Para ellos, para los más golosos, es el artículo de hoy en el blog de GranCasa el que analizaremos los dulces con sabor de Aragón. ¿Conoces ya los postres más representativos de nuestra región? Si no es así y eres un amante del dulce, sigue leyendo estas líneas porque son de tu interés.

Trenza de Almudévar: este postre típico es ideal para una sobremesa con café con leche. Realizada con almendras, pasas y nueces, huevos y harina, todo ingredientes de primera calidad; contiene un interior meloso e intenso, y su hojaldrado se tuesta en la parte exterior durante el horneado. Se tarda alrededor de 72 horas en culminar el proceso que termina con un glaseado final para darle ese brillo tan único y diferencial. Una delicia creada en la provincia de Huesca por la familia Tolosana en el año 1974 y que sigue conquistando paladares en pleno 2022.

8 dulces típicos aragoneses
Trenza de Almudévar que encontrarás en Hipercor

Merengues almendrados de Valderrobres y de la región – comarca del Maestrazgo: estos merengues repletos de almendras laminadas se han extendido por todo el Maestrazgo en incluso han llegado a la comarca del Bajo – Aragón, en la provincia de Zaragoza. Pero quizás la repostería más emblemática se sitúa en el pintoresco municipio de Valderrobres. Son muy recomendables para un tentempié y como son individuales, es sencillo saber cuándo poner fin a este manjar. Tienen una textura crujiente a la par que blanda y las almendras suelen quedarse muy quebradizas tras el proceso de horneado.

Suspiros de los amantes de Teruel: este postre recuerda quizás a los Pastelitos de Belén, por el aspecto exterior y la tartaleta que contiene el relleno. Las diferencias son que los suspiros del amante de Teruel llevan azúcar glacé espolvoreado y también que el relleno es de queso, en lugar de la crema que contiene el bocado portugués. También son individuales, como los merengues almendrados, pero es muy frecuente repetir, debido a que su intenso sabor deja a las personas con ganas de más.

Frutas de Aragón: un tradicional regalo souvenir para la familia cuando alguien visita la ciudad de Zaragoza son las Frutas de Aragón, con su típico papel de colores y papel metálico, su chocolate de calidad, y la fruta confitada en el interior. Si vas a regalarlas y tienes un largo viaje, lo ideal es hacerlo en épocas en las que no aprieta demasiado el calor, ya que si no se corre el riesgo de que se derritan. Hay bolsas de diferentes cantidades y así sirve para todo tipo de familias. Puro sabor de Aragón envuelto en un papel de caramelo, perfecto para regalar.

8 dulces típicos aragoneses
Frutas de Aragón que puedes encontrar en Hipercor

Lazos de Jaca: en el corazón del Pirineo, en la ciudad de Jaca, se producen unos lazos hojaldrados con yema pastelera. Además, lleva otros ingredientes como leche condensada, huevo y limón. Después del horneado, se dejan enfriar a temperatura ambiente. Ciudad – hito de paso en la Ruta del Camino de Santiago, muchos peregrinos aprovechan su paso por esta localidad oscense para degustar sus característicos lazos y otros dulces de repostería.

Tortas de Ayerbe: en la zona, las tortas de Ayerbe se conocen también como refollaus (porque en aragonés las hojas se conocen como follas) y en otras regiones se las bautiza como españoletas o incluso tienen el nombre de torta de cuchara. Lleva huevo, harina, azúcar y aceite y es un dulce muy agradable para los que aman el sabor tradicional de la repostería de toda la vida. Además, hay otras versiones para los enamorados del chocolate y es que vienen untadas con cacao.

Pastel Biarritz de Barbastro: Biarritz es una preciosa ciudad del oeste de Francia, lindera con el mar Cantábrico y muchos la han bautizado como la pequeña Mónaco del norte. Es una ciudad con mucha clase y la Pastelería Albás de Barbastro le ha dedicado un bizcocho que se realiza con almendras, huevos frescos y azúcar. En 2004, se desarrolló una segunda versión con cobertura de chocolate belga para los amantes del cacao. Todo un clásico del Somontano que siempre está presente en las comidas familiares.

Guirlache: terminamos este recorrido gastronómico por el tradicional turrón de almendras aragonés que lleva miel y bolitas de anís. Se corta en tiras alargadas muy características. Una delicia que siempre está en todas las casas de Aragón por Navidad, pero que también se ha desestacionalizado a otros momentos del año.

Publicación
25 de agosto de 2022
Categorías
Aragón Food
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio