9 remedios contra el calor del verano

El verano ya llegó y de la mano vienen las altas temperaturas. En Zaragoza, ciudad de extremos, se nota muchísimo. Si en invierno hace un frío helador, especialmente en los días de cierzo, en verano, el calor seco termina por desquiciar a cualquiera. Hoy en el artículo del blog de GranCasa os vamos a explicar los remedios para sobrellevar mejor el verano en Zaragoza.

  • Ventilar toda la casa a primera hora de la mañana: la brisa de la mañana, justo cuando te despiertas para ir a trabajar, es la más refrescante de toda la jornada. La noche ha enfriado los termómetros y ese aire matutino renovará el caldeado ambiente de tu casa. Abre ventanas de todas las estancias durante 10-15 minutos, pero no te olvides de cerrarlas antes de marcharte, si no, más tarde te entrará todo el calor sofocante.
  • Helados contra el calor: el calor se combate con alimentos fríos como las ensaladas, las sandías o una macedonia de frutas guardada en la nevera. Sin embargo, nada es mejor que un helado como recompensa a un día de bochorno. En Hipercor tenemos una amplia selección de helados Ben & Jerry´ s. Si por la noche te despiertas con sensación de mucho calor, quizás lo mejor sea hacer una visita al congelador.
  • Ventilador en la habitación: dormir con aire acondicionado no es nada recomendable porque reseca las vías respiratorias y nos afecta a la garganta. Como alternativa, una opción económica y “de toda la vida” es un ventilador. Lo puedes dejar toda la noche a una velocidad suave que removerá el aire por la estancia y te ofrecerá una brisa calmada ideal para conciliar el sueño.
  • Persianas bajadas en el hogar durante el día: el sol entra en nuestra casa con toda su potencia durante las horas próximas al mediodía. Cuando nos vayamos a trabajar lo ideal es cerrar las ventanas y bajar las persianas al máximo para que la temperatura se mantenga más sostenida. Lo notaremos mucho cuando regresemos del trabajo hacia el final de la tarde, y si tenemos mascotas, ellas lo agradecerán aún más.

Remedios caseros para que el calor no te agobie

  • Dale la vuelta al colchón: muchos colchones de viscoelástica o de látex tienen un sistema de división de tejidos que permite disfrutar en verano de una temperatura más agradable. Igual no te habías dado cuenta, pero por eso te lo contamos aquí. Echa un vistazo a tu colchón para ver si tiene ese formato y podrás controlar mucho más la temperatura durante la época estival.
  • Ropa de tejidos frescos: los tejidos naturales como el algodón o el lino te permiten transpirar mucho mejor que otros como la viscosa o la poliamida. Influye de forma notoria el color de las mismas. Deja los tonos oscuros para los días de lluvia o para el otoño y opta por camisas o camisetas de una gama de colores clara: blanca, gris claro, beige, amarillos, etc. Estos colores ayudan a reflectar los rayos solares y concentran menos temperatura en torno a nuestro torso.

Consejos contra el calor cuando estamos fuera de casa

  • Hidratación: el mejor remedio natural. Nuestro organismo se conforma en un 70% de agua y en verano, con tanto sudor, estamos continuamente perdiéndola. Por este motivo es fundamental reponer los líquidos de nuestro cuerpo ya sea con agua, bebidas isotónicas, refrescos Te recomendamos comprar una botella de esas con cámara de vacío que mantiene el agua fría durante varias horas y de esa forma también fomentas un menor consumo de envases de plástico.
  • Paseos a medianoche: durante los intensos días de calor de junio, julio y agosto no apetece nada salir a la calle, sobre todo a las horas de máximo calor. Por ello, nuestra recomendación es salir a pasear a medianoche por las inmediaciones de nuestro hogar. A esas horas ya suele correr una brisa nocturna muy agradable. Además, durante ese rato lo mejor es dejar la casa con las ventanas abiertas de par en par para que se ventile la casa antes de acostarnos.
  • Gorra para salir a la calle: nuestra cabeza es la víctima propiciatoria para el sol. Los rayos y fotones impactan en ella y si estamos muchas horas bajo el sol puede incluso que nos desemboque en un dolor de cabeza o en sensación de mareo y malestar. Para evitarlo lo mejor es llevar un sombrero de arqueólogo o una gorra deportiva, por poner dos ejemplos muy gráficos. Si vas a ir de excursión o tienes que pasar muchas horas bajo el sol, ese complemente no debe de faltar en nuestra mochila.

 

Queda claro que el calor en Zaragoza se puede combatir con pequeños gestos y usando un poco la inteligencia. Si aplicas estos consejos ganarás en calidad de vida y superarás en verano sin mayores contratiempos. Ganar la batalla al calor está a nuestro alcance.

Categorías
Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio