A mal tiempo ¡buena cara!

Las verdaderas bajas temperaturas llegan con el final del otoño y lo hacen para quedarse durante una larga temporada. En el artículo de hoy os vamos a dar una serie de consejos para sobrellevar mejor las heladas y afrontar con un mejor ánimo los meses de frío. Tomad nota para que paséis un invierno mucho más reconfortante y sin sufrir los molestos resfriados.

En primer lugar, hay que decir que hemos optado por dividir los consejos en dos categorías: en el interior de nuestra casa y en el exterior, cuando tenemos que estar a merced de las inclemencias del tiempo.

 

Comenzamos con los trucos para el hogar:

  • Algo muy importante: deja que entre toda la luz solar posible para que tu casa capte el calor durante las horas diurnas. Sube las persianas y retira las cortinas. Esto te permitirá ahorrar en gas o en electricidad, que son dos recursos muy caros. Este sencillo método te ayudará a ser más ecológico y a la vez beneficiará a tu bolsillo porque utilizas un recurso gratuito e inagotable de la naturaleza.

 

  • Por otro lado, es importante tener una bata y unos buenos leotardos para que cuando estemos en casa también nos mantengamos bien calientes, sobre todo a primera hora de la mañana, cuando no se ha encendido todavía la calefacción central. En los casos en los que tenemos nuestro propio termostato para regular la potencia de la calefacción, también es posible que optemos con frecuencia con apagarla durante la noche, para ahorrar algo en gas o electricidad. Por ello, abrigarse bien para dar los primeros pasos cuando amanece es fundamental para no destemplarse y, en consecuencia, andar congelados el resto del día.

 

  • Las sopas calientes son una excelente herramienta contra el frío que tenemos al alcance de la mano. Tanto las sopas orientales, como los caldos de carne y verduras os ayudarán a mantener una buena temperatura corporal incluso en los días de mayor frío. En internet se pueden encontrar muchísimas recetas de todo tipo de sopas, y seguro que hay alguna que combine varios de vuestros alimentos favoritos. Si nunca te has animado a preparar una sopa, quizás este sea un buen momento para empezar si prefieres pasar mejor el invierno.

A mal tiempo ¡buena cara!

  • Bolsa de agua caliente: entrar en la cama por la noche, cuando las sábanas están frías, es un auténtico suplicio. Esto tiene muy fácil solución, porque con una bolsa de agua caliente que coloquemos 10 minutos antes sobre el colchón, debajo de las sábanas y la colcha nórdica, conseguiremos una temperatura adecuada. Aquí puedes ver una bolsa de agua caliente que está a un precio muy competitivo y que te salvará de las noches de mala climatología.

 

  • Duchas a alta temperatura: no hay nada como llegar a casa a última hora de la jornada, con el frío agarrado a la espalda, y relajarse bajo el chorro de agua caliente mientras volvemos a templar nuestro cuerpo. Seguro que la cena, a continuación, nos sienta de maravilla en compañía de nuestra familia. No hay nada como una ducha caliente para olvidarse del estrés y afrontar el final del día con buen ánimo.

 

Llega el turno para los consejos a aplicar cuando nos hallemos en el exterior:

  • Otra cosa muy importante es comprarse la ropa adecuada para el invierno. Puede parecer una perogrullada, pero, en realidad, mucha gente no tiene en su armario las prendas que se requieren en los meses de temperaturas bajas. Cuando veas rosada en la acera por la mañana y hielo en el cristal del parabrisas, abrígate como para ir a una estación de esquí. Compra unos buenos guantes, una bufanda, un gorro de lana y botas de piel para que pases un invierno sin resfriados y sin necesitar de mantener el bolso lleno de paquetes de pañuelos.

 

  • Busca bares, establecimientos y restaurantes que estén bien climatizados o terrazas equipadas con estufas de gas o eléctricas. Eso te asegurará una cena o un café con una temperatura agradable. Un momento en el que podrás olvidarte por completo del termómetro.

 

  • Guarda la moto hasta la primavera: ir en moto al trabajo o a la universidad te puede refrescar en exceso a primera hora de la mañana. Es mejor utilizar el transporte público durante los meses de invierno y así también evitamos el riesgo de las placas de hielo, que nos podrían hacer resbalar si el asfalto está en mal estado. De todas formas, si quieres seguir usando la motocicleta, lo mejor es comprarse un buen cortavientos y el equipo adecuado para el frio matinal.

 

  • Sal a dar paseos únicamente en los días de sol. Los días nublados o ventosos no son los más apropiados para salir a tomar el aire si eres un enemigo acérrimo del frío. A pesar de los rayos de sol, no te confíes; hay que abrigarse a conciencia para disfrutar del paseo en las semanas más frías del año, así que acuérdate del gorro, la bufanda de cashmere y unos buenos guantes.

 

  • Llévate un termo con café o té caliente. Eso te permitirá ir continuamente dando sorbos a un líquido cálido que mantendrá tu cuerpo en una situación confortable. Hay, además, botellas con doble cámara que evitan la transferencia de temperatura gracias a que contienen un espacio de vacío: es como si básicamente hubiera una botella dentro de otra, y un espacio si aire entre ambos recipientes. Realmente funcionan y pueden mantener tu café a los grados centígrados de consumo óptimo durante muchas horas. Aquí te mostramos una botella térmica S´Well Teakwood de 500 mililitros que mantiene los líquidos calientes durante 12 horas. Esta botella también te vendrá bien durante el verano porque mantiene el líquido frío durante 24 horas.

A mal tiempo ¡buena cara!

Aplicando estas sencillas recomendaciones seguro que el invierno se te va a hacer mucho más llevadero y puede que, en cuanto aprendas a combatir las bajas temperaturas, odies un poco menos la estación más fría del año.

Categorías
Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio