Abuelos y abuelas, os queremos

Los abuelos… Todos los que hemos tenido la fortuna de crecer con su compañía, guardamos grandes vivencias de la infancia y recuerdos a su lado: paseos en bicicleta, cuando te llevaban a ver el tren pasar por el apeadero, bebidas de regaliz, coquetas con mucho azúcar, su cara de pillos cuando nos daban la propina a escondidas de nuestros padres…

Hoy es el Día Internacional de los Abuelos. Cómo no, se merecían también un homenaje en forma de Día Mundial, porque ellos son una pieza fundamental de la familia, las raíces de las que surgieron todos los retoños: primos, sobrinos, hermanos, hijos… que nos rodean en la actualidad.

En este día internacional conmemorativo, os vamos a recordar lo importante que es dedicar un poquito de nuestro tiempo a hacerles compañía. Visitarlos un par de veces a la semana y escuchar sus historias, o llamarles por teléfono si estamos viviendo lejos. Sobre todo, si están, por desgracia, viudos, es cuando más debemos tratar de cubrir el vacío que dejó el compañero que se marchó. Los abuelos son personas sentimentales, repletas de experiencia y nostalgia, que necesitan que alguien escuche sus recuerdos… como si creyeran que sus sueños y pensamientos van a desaparecer cuando ellos también se marchen. Por eso, nada es mejor regalo para ellos que preguntarles por su juventud: por la primera vez que fueron a la playa, por cómo era su padre, por el servicio militar, por sus profesores y momentos en la escuela, etc.

Abuela abrazando a nieto

Disfruta de los abuelos

Planes en Zaragoza con nuestros queridos abuelos

Además de visitarles para escucharlos, te vamos a proponer una serie de planes para hacer con ellos en la ciudad de Zaragoza. Ya sabes que, si es en verano, hay que evitar las altas temperaturas y según qué actividades se pueden hacer solo, o a primera hora de la mañana, o a última, siempre que no haya sido un día de mucho calor.

  • Visitar el Acuario de Zaragoza: en el Acuario fluvial situado en el antiguo recinto de la Exposición Internacional del Agua de 2008 podremos contemplar un sinfín de especies que van desde peligrosos cocodrilos a nutrias, pasando por un ingente número de peces y artrópodos de río. Una visita tranquila, en un sitio poco concurrido, y que seguro que os repercute con una buena dosis de conocimiento sobre la zoología de los ríos.
  • Parque de Atracciones: esto solo se recomienda de cara al final de verano, porque la idea es pasar todo el día en este centro de entretenimiento situado en plenos Pinares de Venecia.

No sabemos la marcha que tiene tu abuelo o abuela en el cuerpo, pero aun así hay muchas atracciones en las que seguro que va a disfrutar como son: la Noria, el Laberinto de espejos, los Rápidos, o la mítica Casa Magnética. Además, hay innumerables puestos de comida y bebida.

  • Una tarde en la piscina: en las zonas de sombra y con el césped bien fresquito se puede pasar una buena tarde en compañía del abuelo. Con la ducha y la piscina cerquita, protección solar y abundante líquido en una nevera portátil podemos pasar las horas contándonos historias de amor y romance. ¿Ya sabes cómo se conocieron tus abuelos? Esa historia es siempre fascinante.
  • Al cine con tus abuelos: en Cinesa GranCasa siempre hay una opción de película de comedia que seguro que les encaja a tus abuelos. Invítales a pasar la tarde en el cine y luego os acercáis a la zona del Food hall, en donde podréis elegir entre una gran variedad de ofertas de restauración que van desde pizzas y hamburguesas, a tapas españolas, bocadillos y suculentos helados.
  • Paseo matutino, desayuno en alguna cafetería mítica y museo: los abuelos suelen dormir pocas horas así que al punto de la mañana están listos para formar filas. Este plan es perfecto para los meses de julio y agosto porque se trata de dar un paseo por las tranquilas calles del casco histórico de Zaragoza antes de que apriete el calor. Podemos ir al Plata, en donde seguro que nos pueden contar historias de su juventud, al Arco del Deán, que es un sitio precioso durante las procesiones de Semana Santa, y a la plaza del Torreón Fortea. Después podemos desayunar en Doña Hipólita o comprar algo de repostería en la legendaria Tupinamba, y a continuación, ir a visitar un museo, como el de Pablo Gargallo, Las Termas de Cesaraugusta o el Embarcadero romano.

Elegante anciano para en su casa con su nieta

Planes con os abuelos

La función principal del artículo de hoy es concienciar a los jóvenes de que no hay nada más valioso para un abuelo que disfrutar del tiempo cerca de la sonrisa de su nieto. Disfrutemos de los años que nos quedan en su compañía y aprovechemos cada tarde, cada comida, cada refresco en una terraza: los abuelos son un tesoro y lo tenemos al alcance de la mano.

Categorías
Social
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio