Celebra cocinando el Día Mundial del Sandwich

El pasado 3 de noviembre se celebró el Día Mundial del Sándwich, una fecha tras que la que dicen, se esconde el nacimiento de John Montagu, IV Conde de Sándwich, a quien se atribuye su invento, pues cuentan que le gustaba comer carne entre dos rebanadas de pan, porque así podía jugar a las cartas mientras comía sin ensuciarse los dedos.

Cómo preparar los sándwiches más deliciosos en el Día Mundial del Sandwich

  1. Sandwich club

Este sándwich de tres pisos es todo un clásico que habitualmente se sirve con patatas fritas. Dicen que se comenzó a preparar por primera vez en 1894 en el Saratota Club-House de Nueva York.

Para prepararlo necesitamos:

    • 3 rebanadas de pan de molde
    • Mantequilla
    • Un filete de pechuga de pollo a la plancha
    • Dos lonchas de jamón de york
    • Dos lonchas de bacon
    • Dos lonchas de queso emmental
    • Un tomate
    • Lechuga
    • Mayonesa

Comenzamos untando la mantequilla en las rebanadas de pan. A continuación, las tostamos en la sartén. Sobre la primera rebanada ponemos una loncha de queso, dos lonchas de jamón York y dos lonchas de bacón. Cogemos otra rebanada, le untamos un poco de mayonesa y cerramos el sándwich. Sobre ésta, ponemos el tomate cortado en rodajas, la lechuga, la otra loncha de queso y el filete de pollo. Cogemos la rebanada de pan que nos queda, untamos un poco de mahonesa y cerramos nuestro sándwich. A la hora de servir nuestro sándwich club podemos cortarlo en 4 triángulos y para que no se “desmonten” atravesamos cada uno de ellos con un palillo.

 

  1. Sandwich cubano

Este sándwich originario de Cuba se popularizó gracias a los inmigrantes cubanos establecidos en Estados Unidos.

Para elaborarlo, necesitamos:

    • Dos rebanadas de pan blanco
    • Tres lonchas de cerdo asado o jamón asado
    • Tres lonchas de jamón cocido o York
    • Tres lonchas de queso emmental
    • Mostaza
    • Mantequilla
    • Pepinillos en vinagre

La receta original utiliza cerdo asado, por lo que si queremos ser fieles a ella, deberíamos empezar preparando este ingrediente. Para ello comenzamos salpimentando y marinando durante 12 horas un lomo de cerdo en una mezcla de zumo de naranja, zumo de lima, cilantro, ajo, cebolla, pimienta y pimentón. A continuación, la asamos durante 30 minutos en el horno a 189 grados.

Si nos resulta demasiado complejo o no tenemos tiempo, podemos sustituir el cerdo asado por jamón asado o lacón.

Una vez que hayamos resuelto el asunto del cerdo asado, cogemos las dos rebanadas de pan blanco, y las untamos en su interior con mostaza. Añadimos el cerdo asado o jamón asado, los pepinillos cortados en rodajas, el jamón y el queso. Por último, tostamos nuestro sándwich cubano en la sartén por ambos lados para que se funda el queso.

 

  1. Sandwich de pastrami

El ingrediente principal de este sándwich es el pastrami, un tipo de carne de ternera curada el salmuera y ahumada posteriormente. Cuentan que se popularizó en Estados Unidos de la mano de los inmigrantes rusos y que su origen está en Rumanía y Hungría. Hoy en día lo podemos encontrar en supermercados fácilmente.

Para preparar nuestro sándwich de pastrami necesitamos:

    • Tres rebanadas de pan de molde (idealmente pan de centeno)
    • 6 lonchas de pastrami
    • Pepinillos en vinagre
    • Mostaza
    • Mayonesa
    • Chucrut (opcional)

Para prepararlo, untamos con mayonesa el pan y colocamos encima el pepinillo cortado en rodajas y tres lonchas de pastrami. Ponemos encima otra rebanada de pan, la untamos con mostaza por un lado y con mayonesa por otro, y sobre la cara de la mayonesa ponemos más pepinillo cortado en rodajas y el resto del pastrami. Cogemos la rebanada de pan restante, la untamos con mostaza su parte interior, y cerramos nuestro sándwich.

Si lo deseamos, podemos servirlo acompañado de chucrut como guarnición.

 

  1. Croque-monsieur.

El sándwich francés por excelencia y una versión mejoradísima del clásico sándwich mixto. Así podríamos definir al Croque-monsieur, que cuentan que fue creado en un café de París a principios de 1900.

Para prepararlo, necesitamos:

    • 2 rebanadas de pan de molde
    •  2 lonchas de jamón cocido
    • 2 lonchas de queso emmental o gruyer
    • Queso rallado emmental o gruyer
    • Bechamel (100ml de leche, 7g de harina de trigo, 5g de mantequilla, sal y pimienta negra molida)

Comenzamos preparando la bechamel. Para ello calentamos la mantequilla en una sartén y añadimos la harina. Removemos unos minutos para que se cueza ligeramente y añadimos poco a poco la leche mientras no dejamos de remover. Cuando hayamos incorporado toda la leche, salpimentamos y cocemos a fuego lento durante unos diez minutos.

Con nuestra bechamel lista, untamos las dos rebanadas de pan en ella, y añadimos el jamón cocido y el queso. Cerramos nuestro sándwich y cubrimos la rebanada superior con otra capa de bechamel. Echamos el queso rallado por encima y metemos nuestro sándwich al horno a 180 grados para que gratine.

Esperamos que te haya gustado este post y que gracias a él hayas comprobado que “hay más vida” más allá del clásico sándwich mixto.  ¡Anímate a poner en práctica estas recetas el Día Mundial del sándwich y siempre que quieras!Sandwiches mas deliciosos: croque monsieur

Categorías
Recetas
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio