Cómo acabar con el maskné

El “maskné” está a la orden del día. ¿Todavía no sabes lo que es? No es otra cosa que el de acné provocado por el uso continuado de la mascarilla y aunque es un problema que cada vez afecta a más gente, incluso quienes no habían tenido nunca antes acné, tiene solución y este post vamos a compartir contigo los trucos para prevenirlo y combatirlo.

Por qué aparece el maskné

La mascarilla, cuyo uso es tan importante porque como ya sabemos salva vidas, provoca inevitablemente falta de oxigenación en nuestra piel. La humedad de la respiración, la saliva, el vapor, el sudor… se acumulan en la zona de la boca, nariz y barbilla taponando los poros y provocando la proliferación de bacterias y el incremento de la grasa que desemboca en la aparición del famoso maskné especialmente en esta zona. Algo que, además, empeora si tienes la piel grasa o sensible.

La boca, nariz y barbilla son las zonas más susceptibles de sufrir maskné

Trucos para acabar con el maskné

  • Limpia tu piel: limpiar la piel de tu rostro en profundidad antes y después de usar la mascarilla es muy importante para eliminar el exceso de sebo. Lo más recomendable es que escojas productos no comedogénicos, pues están formulados para no obstruir los poros y evitar el exceso de producción de sebo.
  • Hidrátala: tu piel necesita que además de limpiarla, la hidrates para que conserve su función barrera y para ello lo más aconsejable es utilizar texturas ligeras.
  • Purifícala: utiliza para ellos productos que favorezcan su oxigenación, para ayudarle a respirar mejor. Puedes usar una mascarilla purificante con efecto matificante una vez a la semana, pues te ayudará a regular el equilibrio de tu piel.
  • Relájate: en la aparición del maskné el estrés también juega un papel importante, de modo que si este es tu caso, trata de relajarte a través de la práctica de yoga, meditación, mindfulness… te sentirás mucho mejor y eso se reflejará en tu piel.
  • Maquíllate menos… o trata de no hacerlo: aunque lo aconsejable si sufres de maskné sería tratar de no utilizar maquillaje para evitar obstruir tus poros aún más, puedes optar por un maquillaje con textura ligera que no resulte pesado para la piel.

Esperamos que te hayan gustado estos consejos para tratar y prevenir el maskné. Recuerda que debes ser perseverante a la hora de aplicarlos. Muy pronto comprobarás como este problema, aunque incómodo, tiene fácil solución.

Categorías
Belleza
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio