Cómo nos afecta el cambio de hora

Desde hace varios años, en el seno de la Unión Europea se ha ido gestando la posibilidad de que se ponga fin, de forma definitiva, al cambio de hora estacional. A pesar de ello, la pandemia ha trastocado los planes y postergando las sesiones de los eurodiputados, y el Parlamento europeo no va a poder aplicarlo en 2021 como se llegó a barajar. Es más, hasta el momento no hay una fecha de terminación prevista.

En España vivimos con los cambios de hora desde hace ya más de cuarenta años, pero aún así, las personas no terminan de habituarse a ellos y durante los días sucesivos al cambio de horario sienten que tienen el reloj biológico alterado, hasta que, finalmente, vuelven a acostumbrarse.

Sea como fuere, el próximo día 30 de octubre, en concreto, en la madrugada del sábado al domingo, acontecerá el segundo cambio de hora del año, y a las 3 horas serán las 2, por lo que se podrá, o disfrutar una hora más de la noche de fiesta o amortizarla durmiendo a pierna suelta en la cama. En términos prácticos esto supone adelantar tanto el amanecer como el atardecer, así que las tardes se volverán más grises y oscuras, mientras que la luz reinará en el exterior bien temprano, incluso antes de que nos despertemos.

 

¿En qué nos afecta realmente el cambio de hora?

El ser humano se mueve bien en la rutina y, aunque como especie tenemos una gran capacidad de adaptación al cambio, en realidad en nuestro día a día nos gusta tener las cosas bien organizadas, y las horas no iban a ser menos.

  • En primer lugar, el cambio de hora nos desvirtúa las horas de cama y la higiene del sueño. El domingo 31 nos sentiremos ya muy cansados a las 10 de la noche y el lunes nos despertaremos de forma natural algo antes de lo habitual. En realidad, el peor cambio de hora es el de primavera, porque implica que no tenemos sueño a la hora de acostarnos el domingo siguiente al cambio de hora y el lunes nos levantemos con antelación a nuestro reloj biológico para ir a trabajar.
  • Efectos secundarios de la alteración del ritmo biológico: estos cambios de rutina tienen efectos mucho más profundos de los que te puedas imaginar, y estos van desde un cansancio o malestar generalizado hasta que el cuerpo se habitúa, a problemas de estómago u otras partes del sistema digestivo, así como el envejecimiento prematuro de la piel.
  • La mujer lo sufre más: a las mujeres les afecta mucho más, sobre todo cuando están en edad de menopausia (por culpa de la fluctuación hormonal)

Cómo nos afecta el cambio de hora

Consejos para sobrevivir al cambio de hora sin que nos afecte más de lo necesario

Estos pequeños trucos que os enumeramos a continuación os servirán para superar mejor el cambio de hora de otoño.

  • Adapta poco a poco la hora de acostarte: si los domingos sueles acostarte a la 23:00 y ahora ya te entra sueño a las 22:00, retrasa la hora de ir a la cama 10 minutos por noche durante una semana. Así tu organismo se va a ir acomodando a la nueva hora de invierno.
  • La siesta no es una opción: si se te pasa por la mente contrarrestar el cansancio con siestas, hemos de decirte que eso solo alargará la transición y que retrasarás la adaptación al nuevo ritmo biológico para la estación fría del año.
  • Un poco de ejercicio: si sigues sin coger el sueño con facilidad, una buena forma de preparar el organismo es con algo de ejercicio diario. Quizás ahora no te apetece hacerlo fuera de casa, porque las temperaturas empiezan a no acompañar, pero entonces puedes sustituirlo por un ejercicio tábata de intervalos en tu hogar. Eso sí, intenta hacerlo a primera hora de la mañana, aprovechando que el despertar prematuro te más tiempo de lo normal, o a mediodía antes de la comida. Si lo haces por la noche, antes de cenar, quizás tu metabolismo se active y te cueste todavía más conciliar el sueño por la noche.

 

Hacia un horario único

La Unión Europea avanza irremisible hacia un horario estable, pero eso plantea problemas porque, aunque en España la gran mayoría de la población apuesta por aplicar el horario de verano a todo el año, quizás no sea lo más apropiado para otros países comunitarios o, sin ir más lejos, para la comunidad autónoma de Galicia. En La Coruña, con un horario de verano aplicado a todo el año, sería todavía de noche a las 10 de la mañana durante las últimas semanas del año.

Queda todavía mucho por debatir y mientras tanto deberemos seguir llevando el cambio de hora de la mejor manera posible.

Cómo nos afecta el cambio de hora

Publicación
20 de octubre de 2021
Categorías
Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio