Descubre el champú solido

El champú sólido o champú en pastilla está de moda y seguro que lo sabes porque has oído hablar de él. Y es que cada vez cuenta con más adictos que en su guerra contra el plástico deciden pasarse a este tipo de productos que generan un residuo plástico mucho menor pues no cuentan con el típico envase plástico que por otro lado, no siempre es reciclable.

Por otro lado, buena parte de los champús sólidos que podemos encontrar en el mercado cuentan con otras ventajas adicionales por las que ha decidido apostar firmemente el sector de la belleza. La mayoría son  productos cruelty free, es decir, que no han sido testados en animales, y suelen ser también veganos, por lo que no incluyen en su composición ningún elemento de procedencia animal (porque aunque no lo sepas esto es algo bastante habitual en toda clase de productos desde labiales a sombras de ojos). Dos características añadidas por las que definitivamente apostar por este tipo de productos.

Pero somos conscientes de que el champú y gel sólidos generan también ciertas reticencias, cuando en realidad lo que hace que sean mejore o peores no es su textura sino su composición y calidad.

A la hora de utilizarlos, es muy sencillo. Cuando tengas el cuerpo o el pelo mojado, solo tienes que deslizar la pastilla un par de veces por la zona que te interese y masajear hasta que se haga espuma. Cuando hayas terminado, aclara las pastillas y deja que se sequen hasta la próxima ducha.

Ventajas del champú sólido

En cuanto a las ventajas del champú sólido tenemos el impacto medioambiental del que ya hemos hablado y que está claro que es importantísimo al reducir la cantidad de plástico utilizado en su envasado. En su lugar, muchas marcas de gel y champú sólido recurren a otros biodegradables como el papel. Por si esto fuera poco la huella de carbono que genera su producción (es decir, el dióxido de carbono emitido) es mucho menor que en el caso de los champús en envases de plástico tradicionales.

En cuanto a las ventajas para nuestro pelo, los champús sólidos suelen evitar los sulfatos, siliconas o parabenos, que sí son habituales en otro tipo de productos cosméticos y que pueden llegar a dañar el pelo o la piel, por lo que resulta beneficioso para nuestro pelo que no los contenga.

Otra ventaja importante del champú sólido es que duran más y ocupan menos volumen, lo que se traduce en un interesante ahorro económico que también debemos tener en cuenta.

Con qué frecuencia lavarme el pelo con champú sólido

La frecuencia de lavado no está reñida con la textura del champú (sólida o líquida) sino con las características del cuero cabelludo. En pelos grasos se recomienda el lavado a días alternos o diario, mientras que en el caso de los cabellos normales el lavado depende de cada persona y de sus hábitos.

Esperamos que te haya gustado este post sobre los champús sólidos y te lances a probarlos. El medioambiente te lo agradecerá.

Ventajas del champú sólido para tu pelo

Publicación
08 de noviembre de 2020
Categorías
Belleza
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio