Descubre la panela, una buena sustituta del azúcar

Hoy os vamos a hablar de la panela, que es un sustitutivo del azúcar que tiene efectos beneficiosos para nuestro organismo. Es un producto que se ha extendido por toda América latina a lo largo de los últimos siglos.

Este edulcorante natural sale también de la caña de azúcar, pero con la diferencia de que no se refina y, por consiguiente, se conserva en su estado natural.  Esto se traduce en lo siguiente: la panela tiene una menor carga de calorías, y en lugar de limitarse a aportarnos sacarosa, nos aporta glucosa, fructosa, y varias vitaminas y minerales. Nutrientes que nos ayudan a seguir con el ritmo del día a día y a afrontar con energía el trabajo o la universidad.

En cuanto a los efectos a corto plazo de este edulcorante, hay que hablar de el aporte de fuerza que nos inyecta y que tiene efecto inmediato. Los andinistas más experimentados llevan siempre un bloque de panela en la mochila por si alguien sufre una pájara en una ascensión: es como su barrita energética, pero en formato no procesado, así que el cuerpo se lleva todos los beneficios y se ahorra los inconvenientes del exceso de químicos.

Es tremendamente rica en calcio, y este elemento es fundamental para mantener nuestra osamenta en perfectas condiciones. Y no solo nuestros huesos, sino también para reforzar nuestra dentadura.

Por otro lado, la panela también va de maravilla para combatir la anemia. Esto es así debido al gran aporte de nutrientes, que ayudan a combatir la falta de hierro en el torrente sanguíneo.

También hay que añadir que la panela es un refuerzo natural de nuestro sistema de defensas. Nos ayuda a mantenernos ajenos a los antígenos que nos hacen enfermar, sobre todo cuando llegan los primeros fríos del otoño. Esto es posible gracias a su alto índice de vitaminas y minerales.

Descubre la panela, una buena sustituta del azúcar

Lo mejor, un consumo moderado

Sin embargo, no todo es oro lo que reluce. Aunque la panela es un alimento que está ganando cada vez más adeptos, motivados sobre todo por sus propiedades nutricionales, hay una serie de contraindicaciones que también debemos comentar, con el objetivo de que el lector tenga a mano la mayor cantidad de información posible.

Para empezar, aunque hemos dicho que por su aporte de calcio nos ayuda a mantener la salud de nuestro esqueleto y de nuestros dientes, conviene advertir de que un consumo excesivo también nos puede provocar un incremento de caries, igual que el azúcar refinado.

También su consumo puede derivar en un aumento de peso en nuestra cita diaria o semanal con la balanza. De nuevo, como con el consumo de azúcar blanco, ya que, aunque tiene una menor cantidad de calorías, sigue teniendo bastantes y eso puede provocar que ganemos algunos kilos de forma inesperada.

En definitiva, la panela se presenta como una alternativa más sana si lo comparamos con el azúcar. Pero no deja de ser un edulcorante y como tal, lleva asociados una serie de inconvenientes inherentes a esta tipología de alimento.

Tampoco hay que ser alarmistas, nuestro cuerpo requiere de una dosis de azúcares adecuada para funcionar. Por ello es recomendable comer de todo, en su justa medida.

Trucos para controlar el consumo de azúcar

Una gran forma de rebajar el consumo de azúcar diario pasa por tres sencillas medidas que os vamos a explicar a continuación, en las siguientes líneas:

  • Veto al chocolate con leche: el chocolate es una especie de adicción para muchas personas y no se ven capaces de cortar con su consumo de golpe y sopetón. Lo entendemos. Sin embargo, lo que os vamos a proponer os permite seguir comiendo chocolate, aunque de una forma diferente. Podrás seguir disfrutando de los granos de cacao, pero te recomendamos comprar chocolate negro con un alto porcentaje de cacao, porque lleva muchos menos azúcares.
  • Elimina de tu dieta las bebidas carbonatadas: las bebidas como la naranjada, limonada, gaseosa, refresco de cacao o las bebidas energéticas te aportan muchísimos azúcares que tu cuerpo no necesita. Te proponemos que, como alternativa, te apuntes a la moda creciente del agua con gas. Servida con hielo y limón, te refrescará con un toque de gas y una chispa de cítrico. En Alemania, por ejemplo, es muy habitual. En nuestro país, cada vez pueden verse con más frecuencia en las terrazas de todas las regiones.
  • El café con leche, sin nada de azúcar: cuando desayunes o te tomes un café con leche a media mañana, evita vaciar en él el sobrecito de azúcar. Al principio lo notarás muy amargo, pero con el paso de las semanas, tu cuerpo se acostumbrará y disfrutarás del café más sano posible.

Descubre la panela, una buena sustituta del azúcar

Categorías
Recetas Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio