Disfruta de los beneficios del yoga

Imagen: Pexels

¿Qué es el yoga y cuáles son sus beneficios? En este post vamos a descubrir todas las ventajas de esta actividad para sentirte mejor y más vital. Y es que practicar yoga con regularidad es una excelente forma de aliviar el estrés y evitar aquellas tensiones que acumulamos y que nos pasan factura tanto a nivel físico como mental.

Así, entre los beneficios físicos que podemos conseguir está la de mejorar la respiración, ya que al practicar yoga podemos respirar correctamente. Además, gracias a sus ejercicios, podemos reducir la presión arterial y su frecuencia cardíaca y mejorar la digestión.

Pero… a nivel mental, ¿qué beneficios tiene el yoga? Nos ayuda a relajarnos, a tener más confianza en nosotros mismos, a reducir el estrés, mejorar nuestra coordinación, concentración y, con todo, ello podemos lograr dormir mejor.

Con todos los consejos y beneficios que te presentamos, seguro que quieres ver las cualidades del yoga en el mes de agosto.

Conoce qué te puede aportar el yoga

Por tanto, el yoga es mente y cuerpo. Al buscar la imagen de alguien practicando Yoga nos viene a la mente una figura con especial flexibilidad, las piernas cruzadas en actitud casi de contorsionista y con un carácter amable y pacífico frente a una armoniosa puesta de sol. ¿Es esta la primera imagen que te ha venido a la cabeza?

Disfruta de los beneficios del yoga
Imagen: Pexels

Esta práctica contribuye efectivamente a relajar el estrés y a tonificar el cuerpo. Según la definición de la Organización Mundial de la Salud, la salud es algo más que estar sano, hablamos del bienestar físico, mental y social. Y el yoga proporciona muchos otros beneficios para contribuir a ese bienestar.

Mejora el tratamiento de la ansiedad y la depresión y puede contribuir a reducir los ataques de ansiedad. También hace que durmamos mejor, puesto que con la práctica de yoga se relajan los músculos. Asimismo, con las técnicas de respiración que son necesarias para entrar en un estado de tranquilidad se consigue liberar el estrés y prepararnos para el sueño, con lo que amanecemos con más vitalidad.

Gracias a todos estos beneficios, también podemos rendir más en el trabajo o en el ámbito académico. Para el estudio, se realizaron pruebas al colectivo estudiantil en materias como las matemáticas, la ciencia y diferentes estudios sociales. De estos estudios se dedujo que gracias a la meditación, consiguieron alcanzar un estado mental más favorable al control de la ansiedad y a la serenidad mental.

Asimismo, se mejoran los niveles de atención en los niños y niñas a los que muchas veces les cuesta concentrarse. Practicar yoga puede ayudarles a mantener mejor la atención en los momentos en que lo necesitan. Por ello, esta actividad también es idónea para practicarla en familia y con los más pequeños.

Algunas posturas para principiantes

Postura de la montaña. Es una de las más básicas y sencillas, pero no por ello menos útil para conseguir relajarnos. Denominada tadasana, esta postura implica la activación de todos los grupos musculares y fomenta la concentración. Se consigue con una posición erguida y con los pies ligeramente separados, después se descienden los brazos y se colocan a cada lado con las palmas hacia delante. El ejercicio es separar los dedos de los pies, levantar el pecho y bajar los omóplatos.

Postura de la silla. Con utkatasana podemos fortalecer piernas y glúteos, así como los brazos y contribuye a estirar la espalda. Similar a las sentadillas, al realizarla debes intentar que los brazos estén estirados mientras doblas las rodillas y nos agachamos como si fuéramos a sentarnos en una silla.

Los 10 beneficios de hacer yoga

Otra posibilidad se realiza con las piernas rectas y el pecho levantado. Para ello, tienes que inclinarte hasta tocar el suelo manteniendo el abdomen tenso y la espalda recta. Si no eres capaz de llegar al suelo, puedes intentar llegar a las espinillas. Por su parte, Low Lunge se realiza al apoyar los pies y las manos en el suelo, con ello extiende el pie derecho hacia atrás mientras doblas la rodilla izquierda en noventa grados.

La postura del árbol se llama Vrikshasana y es bastante complicada si somos principiantes porque exige tener buen equilibrio. Al principio, puedes hacerla apoyando la mano en una pared para ayudarte. Es una de las mejores para estirar y concentrarte al igual que la postura del niño o de la hoja plegada que evita los problemas de espalda.

Y tú, ¿has probado el yoga alguna vez o eres practicante habitual? Si la respuesta es “no”, te animamos a que pruebes una sesión y compruebes las repercusiones positivas que puede tener en ti. Por el contrario, si la respuesta es “sí”, seguramente en seguida experimentaste sus beneficios en tu bienestar mental y corporal.

Vive en sintonía con tu cuerpo y comienza a practicar Yoga.

Categorías
Deportes Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio