Dónde esquiar en Aragón

Hace ya algunos años que el esquí se ha popularizado como deporte. Antaño fue una actividad que se circunscribía a la élite, pero ahora se ha vuelto mucho más accesible. Los equipos de esquiar pueden alquilarse en las propias estaciones de nieve y hay ofertas muy interesantes para los forfait. Si quieres pasarlo en grande deslizándote por las mejores pistas de Aragón sigue leyendo porque te vamos a informar un poco de las estaciones que tiene nuestra comunidad autónoma, que se distribuyen por la provincia de Huesca y la de Teruel.

Destinos ideales de esquí en Aragón: estaciones de invierno

Empezamos por la estación de esquí de Javalambre, que es la estación más austral de nuestra comunidad autónoma y que aglutina 15 kilómetros esquiables divididos en dos sectores: el sector Sabina y el sector Lapiaz. En total, 17 pistas que se distribuyen por colores según el grado de dificultad: 5 verdes, 9 azules, una roja, una zona ‘freestyle’ y una funny track. Estas pistas son alimentadas, además de por las precipitaciones nivosas, por 166 cañones de nieve y alcanzan una cota máxima de 2000 metros de altitud, comenzando en los 1650 metros.

Nuestra siguiente parada en Teruel es Valdelinares, que destaca por sus 17 kilómetros esquiables y que es la oferta más próxima para todos los amantes del esquí de la Comunidad Valenciana. Los kilómetros mencionados están divididos en 16 pistas: 6 verdes, 4 azules y 4 rojas y también incluye funny track y snow park. Los cañones en esta estación son incluso más numerosos porque alcanzan los 189. Las cotas de esta estación turolense van desde los 1700 metros de altitud en la cota mínima hasta los 2000 metros de altitud en la zona más elevada del complejo de esquí. En 2014 terminó allí una etapa de la Vuelta a España, alcanzando una gran repercusión.

Dónde esquiar en Aragón

Imagen: Heraldo

Estaciones de esquí en la provincia de Huesca

Ahora nos trasladamos al norte de la comunidad, a la zona en la que las protuberancias geológicas del Pirineo se contraen hacia el firmamento, creando valles, laderas y empinadas montañas en las que se deposita el hielo y la nieve. Allí hay cuatro o cinco complejos esquiables, según como se cuenten, que procedemos a analizar con detenimiento. Cerler, Formigal Panticosa (que algunos ya comienzan a unir de manera natural) Astún y Candanchú. Diversión asegurada y buenas pistas.

Candanchú: estamos ante la estación de esquí más antigua del país, en la que se han disfrutado durante décadas de las pistas más empinadas y sinuosas de toda la geografía española. 51 kilómetros y 51 pistas y además también tiene una zona para el esquí de fondo, que es una afición que va ganando adeptos temporada tras temporada. Por otro lado, hay que mencionar que en este ski resort, la cota más alta se sitúa a 2400 metros y que algunas pistas como la Tuca Blanca o el descenso de “La Zapatilla” son algunas de las más increíbles de España.

Formigal – Panticosa: el Valle de Tena es el nexo entre estas dos estaciones de esquí que en la realidad se separan por nada menos de 12 kilómetros de distancia. Entrelas estaciones suman nada menos que 178 kilómetros esquiables convirtiéndose en uno de los centros de esquí más importantes del sur de Europa, por detrás de Grandvalira, que ya alcanza los 210 metros esquiables. Lo mejor es coger una noche y pasar un fin de semana completo, esquiando el sábado en Formigal y el domingo en Panticosa, para descubrir sus secretos y su ambiente tan diferente. Todo sin salir del Viaje de Tena.

Astún: 50 kilómetros esquiables esperan a los fanáticos del deporte del esquí en este rincón del Pirineo. Bajo el impresionante monte del Pic du Moines, esta pista se ha denominado como “el paraíso de los tableros” porque el snowboard es uno de los deportes más practicados en sus descensos. Cuenta con un impresionante snow park y sus cotas van desde los 2300 metros y los 1660 metros de altitud. De nuevo cuenta con 51 pistas, como Candanchú, y entre ellas hay 5 verdes, 18 azules, 22 rojas y 6 negras, lo que permite que disfruten los deportistas de todos los niveles.

Cerler: terminamos con Cerler, que tiene 80 kilómetros esquiables que se distribuyen en alrededor de 70 pistas: 10 verdes, 19 azules, 27 rojas, 16 negras y un itinerario. Es la pista con la cota máxima de todo Aragón, al alcanzar los 2640 metros, rozando ya los tresmil. Además, sus pistas transcurren cerca de bosques, en un paraje incomparable. Y Benasque es una de las ciudades más concurridas del Pirineo, en la que hay bastantes hoteles, discotecas, restaurantes y tiendas.

Seguro que tras este repaso a las pistas de esquí de Aragón te ha entrado las ganas de ir a esquiar el siguiente fin de semana. ¡A por ello!

Dónde esquiar en Aragón

Imagen: Heraldo

Publicación
14 de enero de 2023
Categorías
Aragón Deportes Lifestyle Zaragoza
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio