El día de la marmota

El 2 de febrero, Día de la Marmota, (en inglés, Groundhog Day) es un día marcado en el calendario en Estados Unidos. Bill Murray y Andie MacDowell lo popularizaron tras aquella ingeniosa comedia romántica en la que un petulante reportero de televisión caía preso de un hechizo en el tiempo.

Sin embargo, aunque el mundo tardó en conocer dicha tradición, ya acumulaba más de 100 años de historia, ya que se venía celebrando desde 1887 en el corazón de USA.

El lugar: el parque Gobbler´s Knob, en la ciudad de Punxsutawney, en el estado de Pennsylvania. Allí se congregan cada 2 de febrero varios centenares de curiosos y feligreses con la intención de saber más sobre el futuro. En concreto, para conocer si les espera un invierno largo, con las seis semanas pertinentes que establece el calendario, o si por el contrario vendrá una primavera temprana, para alegría de todos los presentes.

El protagonista: la marmota Phil, y es para todos los lugareños y muchos estadounidenses, el meteorólogo más conocido del país. Las marmotas hibernan durante varios meses, desde finales de noviembre hasta febrero, momento en el que salen a buscar algún apareamiento antes de volverse al subsuelo para volver a dejarse ver ya con el calor primaveral. Durante su hibernación pierden un 30% de la grasa corporal y su ritmo cardiaco baja hasta un ralentizado tempo de cinco pulsaciones por minuto.

Procedencia: a decir verdad y aunque los “yankees” son muy de apropiarse festividades e invenciones, hay que matizar que la tradición es anterior y proviene de la Vieja Europa con el Candlemas y anteriormente de tribus celtas, que ya en las islas británicas celebraban en Imbolc antes de la llegada del cristianismo. La celebración fue evolucionando, tanto en el contenido como en la forma, sufrió múltiples cambios de nombre, e incluso en alguna la llama de las velas era la que servía predecir la llegada de la estación de las flores… Pero lo que es común a todas es la fecha: jornada inamovible porque conmemora el ecuador entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera. El antecedente de la fiesta de la marmota más próxima era la fiesta del erizo que utilizaban los pueblos germanos para prevenir el fin de la época invernal.

El día de la marmota

Después de esta breve introducción y centrándonos en la festividad norteamericana, vamos a concretar un poco más en qué consiste el acto en sí y en por qué Hollywood lo escogió para rodar aquella ingeniosa película de 1993 que tantas buenas tardes nos ha regalado.

La gracia está en si Phil, la marmota meteoróloga ve o no su propia sombra. Si se asusta al ver la sombra, volverá rápidamente a su agujero y eso significa que estamos ante un invierno de los que marcan los cánones: hasta el equinoccio. Sin embargo, si no se asusta con su contorno (porque no ha tocado un día soleado), anunciará una primavera temprana y los allí congregados saltarán de alegría. Por la tarde, entre vítores, la fiesta proseguirá con un concierto y una verbena, y con actividades variadas durante tres jornadas más, auspiciadas por Puntxsutawney Groundhog Club. Lo cierto es que como podemos comprobar, al otro lado del charco tampoco necesitan grandes motivos para pasárselo en grande. Las tradiciones pintorescas también abundan entre los estadounidenses.

El Día de la marmota en el cine

El enrevesado guión se inspiró en una idea de Nietzsche en la que un hombre vivía una y otra vez, que aparecía en su obra “La gaya ciencia”. Una película en la que hay un cierto trasfondo de moralidad, pero quizás no profundizado en exceso, ya que Bill Murray quería darle un toque filosófico, pero el director Harold Ramis se centró en el enfoque de la comedia.

No queda en absoluto claro cuál fue el bucle al que se enfrentó Phil Connors, pero en la película se pueden contar 38 bucles. Aunque, siendo honestos, hacen falta muchos más días para aprender a tocar el piano al estilo Ragtime, para dominar el lanzamiento de cartas o para crear esculturas de hielo con semejante destreza. 10 años es sin duda una teoría mucho más convincente y otros especulan con la cifra de 33 (12400 repeticiones del 2 de febrero), a pesar de que en el guion original aparecía la cifra de 10000 año, que, a todas luces, parece ser desmesurada.

El día de la marmota

Categorías
Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio