El Monasterio de Piedra, un must en tus salidas este verano

Imagen: Monastrio de Piedra

Una de las joyas naturales y culturales de Aragón es el Monasterio de Piedra. En el artículo de hoy en el blog de GranCasa os vamos a explicar qué es, desmenuzaremos su historia y curiosidades, os daremos información sobre horarios, y os recomendaremos algunas rutas de senderismo que se extienden en sus dominios. Sigue leyendo si buscas un sitio cercano al que escaparte este verano con tu familia, en compañía de tu pareja o amigos, o en soledad, si lo que quieres es desconectar del bullicio de la ciudad.

Ocho siglos de historia avalan este conjunto arquitectónico. En su momento, a finales del siglo XII, se consideró muy necesario colocar una muralla medieval en el contorno, de la cual se conserva una Torre del Homenaje. La construcción del propio monasterio del cister aconteció en el siglo XIII y el jardín actual se concibió ya en el siglo XIX. Su enorme parque con cascadas y muchas plantas recuerda, salvando las distancias, a la preciosa Quinta da Regaleira, de Sintra (Portugal).

El monasterio, a día de hoy, es un centro de turismo completo, que incluye un Hotel & Spa, dos restaurantes y un sinfín de recónditos rincones cargados de misticismo.

 

¿Sabías qué el chocolate europeo nació en el Monasterio de Piedra?

Las semillas de cacao son originarias de América del Sur, y tras el descubrimiento del Nuevo Mundo por la expedición de Colón, en los viajes posteriores muchos productos y alimentos fueron importados a la península ibérica. El cacao llegó al continente europeo en el año 1534 y el císter Fray Jerónimo Aguilar incluyó en el envío la receta del chocolate, que el abad Don Antonio de Álvaro preparó siguiendo los pasos de forma estricta. Así pues, cerca de Nuévalos se consumió por primera vez una taza de chocolate con leche.

Respecto a los horarios de visita, el horario de apertura del Parque Jardín Histórico es de 09:00 horas de la mañana a 21:00 horas de la noche, y el cierre de acceso a las 19:30 horas de la tarde, porque la visita dura como mínimo una hora y media.

El monasterio tiene otros horarios que van de 10:00 horas de la mañana a 20:00 de la tarde. El cierre del acceso es a las 19:30 horas de la tarde.

Respecto al senderismo, es ideal para realizarlo con niños porque hay una gran red de caminitos que están muy bien señalizados. En el recorrido a pie podrás ver lugares que parecen sacados de la Isla de Guadalupe o de Reunión, escenarios de películas tropicales. Estas cascadas de aguas cristalinas son como el Baño de Diana, la Caprichosa o La cola de caballo.

Aparte de estos enclaves de celuloide, hay una gran riqueza de fauna y flora que vamos a concretar a continuación. El espectáculo de sus pájaros lo convierte en un lugar muy valorado por los amantes de la ornitología: grandes poblaciones de alimoches, búhos, águilas, buitres y lechuzas se esconden en lo más alto de los árboles y sobrevuelan el parque para saludar a los visitantes.

En relación a la flora, hay que destacar que sus bosques se conforman por chopos, fresnos, tejos, nogales, castaños de Indias y sauces llorones. Árboles con mucho encanto que convierten a este Parque Natural en un pulmón para la zona occidental de Aragón.

 

Dónde comer en el Monasterio de Piedra

Por último, no podíamos terminar este articulo sin explicar brevemente los dos restaurantes ubicados en el Parque Natural y comentando sus dos estilos de menú.

  • Restaurante Reyes de Aragón:

Le ofrece al cliente una cocina innovadora, muy dinámica y que utiliza los mejores productos de la temporada para aprovechar los alimentos en su punto óptimo de sabor y maduración. En su carta combina platos de cocina española con toques y recetas aragonesas. Estas creaciones son obra de Maher, que es un chef con gran prestigio a nivel nacional.

 

  • Restaurante Piedra vieja:

Esta es la apuesta del parque por la cocina tradicional y que sirve al viajero para reponer fuerzas y relajarse. Incluye un bar cafetería y una terraza al aire libre. El menú diario y una variada carta con platos combinados y pizzas atrae a muchas familias cada día.

En definitiva, el Monasterio de Piedra es un paraíso único con jardín, cascadas, bosques, un lujoso hotel y restaurantes en el que pasar un fin de semana inolvidable. Sorprender a tu pareja nunca fue tan sencillo y está situado a solo una hora y media en coche desde Zaragoza, muy cerca de Calatayud.

Si hacéis una escapada de fin de semana entonces podéis deteneros a la vuelta en Calatayud, que también es muy interesante, especialmente la Colegiata de Santa María la Mayor, la Sinagoga Menor o el Palacio de Erlueta (de la época renacentista), y todo el centro histórico en general.

Categorías
Viajes
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio