¿Eres de la generación EGB?

Veías Mazinger Z, coleccionabas cromos, comías una pantera rosa para merendar… si todo esto te suena demasiado es que perteneces a una toda una generación.

Fuiste a EGB. Una cultura de ocio y de diversión propia que hoy en día todavía puede verse en muchas opciones de compras. Así, para que rememores tu preciada adolescencia, repasamos varios productos que van a hacerte recordar grandes tardes con amigos, todos ellos los puedes encontrar en el centenar de tiendas de GranCasa.

Endulzabas la vida con un chupachups Koyak, te picaban los Fresquitos, tenías las piruletas de corazón, comías helados Bony, Tigretón, Pantera Rosa y Bollycao cada día.

Todos ellos son recuerdos de una vida azucarada. Las chuches formaban parte del día a día de la generación ochentera y muchos de estos jugosos tentempiés todavía pueden buscarse en las tiendas de El Rincón. Ladrillos, jamones, dientes de colores o moras, la variedad es casi infinita y muchos de ellos llevan décadas endulzando meriendas y premiando buenos comportamientos.

¿Hace cuánto tiempo que no escuchabas estas canciones infantiles?

Dur dur d´être un bébé (Jordy) o Erase una vez el espacio (Parchis) son parte de nuestra BSO. El show del hombre lobo (Regaliz) también es una canción recurrente en la infancia como Si quieres ser campeón de Enrique y Ana. Cientos de canciones que todavía hacen recordar a un amigo o a una persona especial con las que se compartían las tardes de verano en la piscina o en los futbolines.

Las verbenas del pueblo o los cumpleaños de nuestros amigos eran otro foco que aglutinaba caramelos y música la que, algo ya más mayores, tenía la banda sonora con la canción Quiero tener tu presencia de Seguridad Social, que, seguro, acabó sonando en la fiesta de final de curso de EGB.

¿Cuáles eran tus dibujos animados favoritos?

Dragon Ball y Dragones y mazmorras eran los espacios dedicados a la ciencia ficción, vuelos imposibles, poderes, rayos y centellas que se sumaban a las propuestas más sensibles como David el Gnomo D’Artacán , los tres mosqueperros o La vuelta al mundo de Willy Fog.

Los animales se transformaban en seres hablantes y articulaban iconos que todavía hoy siguen siendo reconocidos. Por ejemplo, la Abeja Maya un contenido de animación visible en nuestras televisiones con nuevas crossover e incluso el caso de Los Pitufos que, en los últimos años, han protagonizado diferentes películas.

¿Eres de la generación EGB?
Imagen: Game

Asimismo, como en esta imagen, todas las series de moda se sumaban a las personas en boga como futbolistas en cromos y colecciones. Daba igual su temática, lo importante era compartir con nuestros amigos un momento de intercambio. En ese momento llegaba el turno de cambiar los repes por aquellos que ninguno de la treintena de clase conseguía, los cromos que tardaban paquetes y paquetes en salir

Para ello íbamos siempre provistos de un taco de cromos agarrados, a poder ser, con una goma verde. Después llegarían los tazos y las batallas en el recreo, ya unos años después.

Así, el clásico por excelencia eran las colecciones de cromos de la Liga, conseguir todos los jugadores de nuestro equipo era una tarea titánica, aquella que incluso se usaba como marketing desde los Bollycaos, donde se coleccionaban imágenes propias.

También era una tarea estupenda para los amantes de los coches, porque también había colecciones sobre modelos que se sumaban a las series de televisión e incluso de la programación. Para ello, había revistas especializadas en qué salía por la tele la próxima semana. Eran los spoilers en papel.

¿Eres de la generación EGB?
Imagen: MediaMarkt

Todo vuelve. Esta sería la máxima también aplicable a los videojuegos

Bienvenido a la década de 1980 y a la informática de 16 bits. Lanzado en 1987, el THEA500 Mini es una reinvención compacta de esta computadora doméstica e incluye 25 juegos de todos los tiempos como Alien Breed 3D, Another World, Simon the Sorcerer y Worms… Y es que, como se ve en la segunda imagen, esta consola es una gran opción para regalar a niños pequeños que quieran iniciarse en los videojuegos y a los que hará mucha ilusión.

Una manera de regresar a la infancia EGB y jugar con tus hijos a juegos como Donkey Kong, Super Mario Bros, Megaman o Contra.

La nostalgia se apodera de toda una década que cumplió los ocho cursos de EGB, aquellos que merendaban bocatas de pan y chocolate en el parque donde jugaban al el pilla-pilla o el tula.

Aquellos a los que les cortaban poco el pelo y que siempre llevaban jersey de cuello vuelto. Unos niños que vivieron las primeras series de televisión, jugaron los primeros marcianitos y, sobre todo, rieron mucho. Los recuerdos de tu infancia pueden llegar en cualquier momento.

Cómprate una nube de chuchería, disfruta de una película en familia. Siéntete como en EGB.

Categorías
Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio