Escápate en Familia al Pirineo Aragonés

Aragón es naturaleza. Un Parque Nacional, cuatro Parques Naturales y muchos paisajes protegidos los avalan. Si nos desplazamos al Pirineo Aragonés es perfecto para descubrir con niños. Su fauna, sus pueblos encantadores o sus rincones naturales lo convierte en el lugar ideal para una escapada rural en familia.

Aunque hay miles de lugares a los que poder ir y donde poder disfrutar nosotros tenemos algunas propuestas para que podáis hacer este verano. ¡Toma nota y a disfrutar!

  1. Valle de Tena.

Comenzamos nuestro recorrido en el Valle de Tena en Biescas. Este precioso pueblo pirenaico está ubicado en un antiguo valle glaciar. El municipio bien merece una visita por sus calles, el Museo de la Toraza (una casa nobiliaria del siglo XVI) o su variada oferta de actividades deportivas en los alrededores. En su entorno están la ermita de Santa Elena y dos dólmenes del neolítico a los que podrás llegar andando a través de un paseo muy sencillo.

Seguimos el recorrido hacia Piedrafita de Jaca, un pequeño pueblo desde donde parte la pista de acceso al Parque Faunístico de Lacuniacha.

Lacuniacha es un bioparque, de 30 hectáreas donde encontrarás, mientras paseas por el bosque, animales de montaña en semilibertad. Durante el recorrido de unos 4 kilómetros y medio por sendero de montaña, disfrutarás de un agradable paseo donde encontrarás corzos, renos, ciervos, jabalíes, osos, linces europeos o cabras. 120 animales, de 15 especies distintas que han nacido en cautividad y provienen de centros de recuperación o han sido rescatados de lugares donde no recibían los cuidados necesarios para su bienestar. Los más pequeños quedarán asombrados por la fauna y flora de lugar.

Desde el aparcamiento de Lacuniacha comienza una excursión que no te puedes perder si vas con los niños. Aquí arranca el camino al Ibón de Piedrafita perfecto para hacer un picnic a mitad de recorrido y respirar el aire y disfrutar de las vistas de alta montaña. Son dos horas de trayecto yendo tranquilos hasta llegar al ibón coronado por dos imponentes picos gemelos, el de Peña Telera y la Peña.

En el mismo Valle de Tena está Panticosa. Desde allí puedes subir al Telecabina que en tan solo 15 minutos te lleva a 1900 metros de altitud. Desde lo alto podrás disfrutar de las mejores vistas del valle. Una vez hemos disfrutado de las alturas, os proponemos que aprovechéis el Tren de Alta Montaña El Sarrio para conocer el maravilloso Valle de Ripera. Tras 45 minutos de excursión llegarás a la parada final. Allí encontrarás preciosas rutas señalizadas que podrás hacer con los más pequeños o si lo prefieres podrás descansar en las mesas de picnic o refrescarte en las pozas del valle.

  1. La Selva de Oza

Nos desplazamos a la Selva de Oza. Ésta es una de las excursiones más interesantes del Pirineo aragonés para hacer con niños. Desde el Valle de Hecho, subimos por la carretera que conduce al refugio forestal de Oza. Ya estás dentro de la impresionante Selva de Oza a más de 1000 metros de altura, con un frondoso bosque de hayas y abetos rodeándote. Comenzando en el refugio de la mina entras en el valle de Guarinza donde cruzando el río Aragón encontraréis el dólmen del Mallo Blanco y en hasta llegar a Aguas Tuertas. puente de los Chitanos

Y solo a 12 kilómetros de Hecho hay un parque de tirolinas, lianas, redes o puentes tibetanos para toda la familia. Solo con el paisaje alucinarás, pero todavía quedarás más sorprendido cuando vayas avanzando de árbol en árbol con distintos juegos. Hay más de 30 tirolinas en 9 circuitos con distinta dificultad. Con lo que podrás deslizarte a lo largo de un barranco o por la orilla del río y enredarte entre las hayas que cuelgan sobre la corriente. Toda una aventura, ¿vas a perdértela?

  1. Alrededores de Jaca a caballo

Si te apetece hacer una ruta de forma diferente y además tener un primer contacto con la equitación, podrás hacerlo junto a Jaca. Los más pequeños podrán dar un paseo en poni y luego para los jinetes con un poco más de experiencia hay recorridos de entre 1 y dos horas con los que descubrirás la vereda del río Aragón a través del Camino de Santiago para subir por la pista del Monte Grosin. ¡Emociónate cabalgando en plena naturaleza!

 

 

  1. Villanúa. Ideal para actividades en familia.

A solo 15 minutos en coche, está Villanúa. Un pueblo del Pirineo ideal para disfrutar en familia porque dispone de muchísimas actividades para que hagas durante tu escapada. Descubre con tus hijos la Cueva de las Güixas. En su interior, el agua ha ido configurando un espectacular escenario subterráneo adornado por estalactitas, estalagmitas, columnas… Si prefieres paseos en canoas, tiro con arco, láser combat, más tirolinas o fútbol-golf tienes el Ecoparque del Juncaral. Con una superficie de 9.000 metros cuadrados, a los pies de Collarada está el Lago El Juncaral dentro de este gran parque temático de aventura, donde además de los paseos en canoa este verano podrás practicar paddle surf. Aquí cada uno encontraréis vuestra propia aventura.

Éstas solo son unas breves pinceladas de algunas escapadas posibles por el Pirineo Aragonés si vas en familia. Las opciones son infinitas. ¿Te atreves a descubrirlas?

Categorías
Viajes
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio