Excursiones perfectas para hacer en otoño en Zaragoza

Ya hemos entrado de lleno en el otoño. Ahora ya se puede decir con total libertad, ya que, en Zaragoza, parece que el verdadero otoño solo comienza cuando retumba el último estallido de los fuegos artificiales de la noche de despedida de las Fiestas del Pilar. Allí, a la orilla del caudaloso río Ebro, algo en el alma de todos los zaragozanos se entristece.

Ya de regreso a casa, el verdadero mañico se da cuenta de que tiene todo el año por delante hasta las próximas vacaciones. Incluso le invade la sensación de que hace más frío de repente. El síndrome post pilares golpea muy fuerte.

Sin embargo, hoy en el blog de GranCasa os vamos a recomendar unas salidas, excursiones, o escapadas para paliar esta dolencia que aparece tras las fiestas patronales. Llena el depósito de gasolina, carga tu mochila con lo imprescindible y recorre los enclaves más recónditos de la provincia de Zaragoza.

Bosques del Parque Natural del Moncayo: los navarros tienen La Selva de Irati, que se pone más colorida que la paleta de un pintor cuando llegan los últimos meses del año. Sin desmerecer este precioso lugar de Navarra, en la provincia de Zaragoza tenemos los bosques del Moncayo, que también se visten de gala con la estación del otoño. Los robles y los hayedos tiñen sus ramas y depositan su hojarasca en las laderas húmedas del pico más alto del Sistema Ibérico. Antes de lanzarte a recorrer sus senderos, es fundamental consultar las rutas de la zona y llevar el móvil con la batería cargada al máximo, ya que las nieblas del otoño pueden conseguir que el excursionista se desoriente.

Las Leónidas en el desierto de los Monegros: cada mes de noviembre, entre el día 15 y el 30, una lluvia de meteoros visible desde los dos hemisferios se convierte en una excelente opción de ocio para los amantes de la astronomía. Los restos del cometa Tempel-Tuttle se vuelven rojizos al colisionar contra la atmósfera de la Tierra y son muy rápidos y bien visibles. Para disfrutarlos no necesitas un telescopio ni nada parecido ya que se ven a simple vista. El plan bueno consiste en alejarse de la molesta contaminación lumínica de la ciudad, con una rica cena dentro de los tuppers, y pasar la noche bajo la cúpula estelar en una zona tranquila. Es muy importante abrigarse bien porque por la noche bajan mucho las temperaturas. Cualquier llanura de los Monegros puede servirnos para aparcar nuestro coche de forma que nos haga de parapeto del viento y entonces solo nos hace falta un poco de paciencia. En internet hay webs especializadas en las que se recoge información como la previsión de las noches con mayor actividad.

Excursiones perfectas para hacer en otoño en Zaragoza.

Bosques del Monasterio de Piedra: otro lugar que se acicala de forma exuberante cuando llega la última estación del año es el Monasterio de Piedra. Si te gustan las fotografías en las que las cascadas se funden con los colores amarillentos y anaranjados de la hoja caducifolia esta es una visita muy acertada, y sin salir de la provincia de Zaragoza. Este monasterio de la orden del Cister está catalogado como Bien de Interés Cultural desde hace ya 12 años. Y si ya lo conoces, pero no has visto sus bosques en modo otoñal, te recomendamos regresar en pleno mes de noviembre, para que te encuentres con una estampa radicalmente diferente.

Pueblo viejo de Belchite: la Guerra Civil fue la gran tragedia española del siglo XX y, todavía a día de hoy, quedan heridas por cerrar. El régimen decidió dejar el pueblo viejo de Belchite en el estado en el que había quedado tras la guerra, a modo de advertencia y recordatorio para futuras generaciones. Los horrores de la batalla estaban muy presentes en los que la habían experimentado en primera persona, pero los niños del presente y del futuro no lo llevarían tan a flor de piel. Esta controvertida decisión ha hecho posible que este pueblo bombardeado sea objeto de visitas guiadas en la actualidad. Si todavía no te has acercado, te lo aconsejamos. Belchite dista tan solo unos 50 kilómetros de la capital de provincia.

Excursiones perfectas para hacer en otoño en Zaragoza.

Estas cuatro opciones que hemos planteado pueden llevarse a cabo en una sola jornada de viaje, porque no están lejos ni ocupan mucho tiempo. De cualquier modo, si lo que buscas es una escapada de fin de semana que ocupe dos días, puedes buscar una casa rural o un hotel, y combinar un par de ellas. Además, hay pueblos por descubrir como Calatayud, Caspe, Trasmoz, Anento o Tarazona. También bodegas como la bodega San Alejandro, ubicada en Miedes de Aragón o rincones naturales muy cerca de Zaragoza como los Galachos de Juslibol o los Galachos de la Alfranca.

¡Aprovecha los últimos fines de semana del año!

Publicación
18 de octubre de 2021
Categorías
Viajes
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio