¡Felicidades, papá!

Ha llegado uno de los días más señalados del año. Es 19 de marzo y hoy los protagonistas son los padres. Estamos en uno de los días más celebrados del mundo, da igual los países o las culturas. Es el momento de demostrarles cuánto les queremos y lo importantes que son para la crianza de los hijos.

Es la fecha para homenajear a nuestros progenitores, resaltar su rol dentro de la familia, el mantenimiento del núcleo familiar y la importancia de su figura para todas las personas.

Aunque la fecha no es la misma para celebrar este día, en Europa, la tradición católica lo hace coincidir con el Día de San José, padre adoptivo de Jesús. Aún así Francia, Reino Unido y la mayoría de Latinoamérica adoptaron la fecha estadounidense, por lo que el homenaje a los padres es el tercer domingo de junio. Pero no son los únicos que no lo celebran el 19 de marzo. En Rusia lo hacen coincidir con el Día de los Defensores de la Patria, el 23 de febrero. Sin embargo, en Libia, Jordania y Palestina es el 21 de junio, el primer día del verano.

El origen del Día del Padre

Y, ¿por qué celebramos el Día del Padre? ¿De dónde viene? La idea surgió en Estados Unidos en 1910. Una mujer, Sonora Smart Dodd, quiso rendir homenaje a su padre por haber criado él solo a 6 hijos, en una granja de Washington. Al escuchar el sermón sobre el día de la madre, en la iglesia, se le ocurrió la idea. La fecha del homenaje la hizo coincidir con el cumpleaños de su padre, el 5 de junio.

Aunque no fue hasta 1924 cuando el presidente Calvin Coolidge hizo su primera declaración oficial apoyando la posibilidad de establecer un día nacional del padre. Sin embargo, hubo que esperar hasta 1966 para que el presidente Lyndon Johnson hiciese la declaración definitiva y estableciese la fecha de la efeméride en Estados Unidos para el tercer domingo de junio, como explicábamos antes.

Aunque se trata una fecha que se celebra desde el siglo XX, conforme han ido avanzando los años ha ganado adeptos y se ha extendido por todo el mundo. Eso sí, tal y como te contábamos, las fechas y las tradiciones, a la hora de celebrarlo, distan de unos países a otros.

¿Cómo celebrar el Día del Padre?

Las celebraciones suelen venir acompañadas de fiestas o bien en casa o fuera de ella. Como expresar el cariño y el amor es algo muy importante en las familias. Hay que ver la manera de hacerlo.

¡Felicidades, papá!

Al igual que nos gusta que nuestros hijos se sientan valorados, queridos y reconocidos, también es importante ese reconocimiento para los padres. Y hoy como el Día del Padre que es debemos buscar la forma para que la atención y el reconocimiento sean hacia los papás. Cualquier acto que le demuestre que te acuerdas de él será más que suficiente para hacerle feliz. Si estás lejos una llamada, si vives cerca, ya la cosa cambia. A veces, con una simple visita o una comida en familia es suficiente.

En nuestro país es habitual que en esas comidas familiares no solo esté el padre, sino que también estén a la mesa los abuelos, incluso, los bisabuelos. Y, por supuesto, darles algún regalo que muestre el amor que les tienes.

Entre los regalos, los que más suelen emocionar son los personalizados, desde un álbum de fotos, hasta un imán para la nevera, pasando por una cartera. Puedes recurrir a detalles de siempre también o a otros más originales, pero lo importante este día es que se sientan queridos.

Si en lugar de la típica comida familiar has decidido hacer algo diferente para el Día del Padre, pero aún no sabes el qué. Nosotros te damos algunas ideas. Te traemos 3 formas de conseguir que sea un día para no olvidar.

  1. Gymkana casera

Vamos a demostrarle a papá lo mucho que le queremos. Primero, la idea es que los niños ayuden a hacer las manualidades, una vez compradas las cartulinas y todo lo que necesites para hacerlas. Para comenzar ponemos el sobre con las instrucciones en una puerta de casa para que se lo encuentre nada más llegar o al levantarse.

Puedes poner varias pruebas a superar, a las que irá llegando, siguiendo una flechas rojas, por ejemplo. Al superarlas llegará la sorpresa final en la que leerá las notas, dibujos o fotos que sus hijos hayan introducido en un frasco.

Durante la gymkana irá pasando las pruebas con más o menos dificultad, si sois buenos o un poco traviesos. Aunque las posibilidades son infinitas, podéis hacer que explique el juego de su infancia que más le gustaba como si fuese un mimo o que dibuje en un minuto a la familia, incluso jugar al limbo y hacerle pasar 3 veces por debajo de la cuerda o palo.

¡Felicidades, papá!

  1. Recuperar los juegos de mesa

El parchís, las cartas, el Monopoly…Los clásicos juegos de mesa son muchos, pero seguro que hay un favorito en la familia. Y es que nunca pasan de moda. Pueden ser la actividad perfecta para regresar todos a la infancia y echaros unas risas juntos.

  1. Cocinar algo juntos

Si tu padre es un cocinitas, una buena opción meteros juntos a cocinar. Ese ratito cortando los ingredientes para preparar el gran plato que luego disfrutaréis en familia, puede ser el momento ideal para disfrutar del paterfamilias.

Las opciones para disfrutar de este día pueden ser infinitas. Lo importante hoy es que el padre sea el centro de atención y se sienta querido y respetado. Y lo puedes hacer viniendo a pasar un día excepcional a GranCasa disfrutando de una buena película y de una comida o cena en nuestros restaurantes en la segunda planta. ¡Disfruta del Día del Padre con nosotros!

Publicación
19 de marzo de 2022
Categorías
Social
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio