¡Feliz año del tigre!

Nosotros ya celebramos el cambio de año hace cuatro semanas, pero en la lejana China están todavía las puertas de dar la bienvenida al cambio de fecha.

El Año Nuevo Chino es un evento que se celebra en febrero de forma anual, con relación al calendario lunisolar. En concreto, en la luna nueva más cercana a la posición equidistante entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera que acontecen en el hemisferio norte. Ese es el motivo por el que tiene lugar en los primeros días de febrero. Esto lo sitúa entre 45 días antes del cambio de estación del otoño al invierno, y del cambio de invierno a primavera. Como dijo Berto en su día, debe de ser que, al ser una cultura milenaria, funcionan con más información de la que se necesita, porque desde un punto de vista pragmático, poco cambia que sea unas horas más allá o acá, o una fecha fija como en la cultura occidental.

Este año comienza el 4719, y es que el cómputo total comenzó en el 2697 antes de Cristo. En ese sentido, el recuento oriental es lineal y más lógico que el que nos ha implantado la religión cristiana a todos los occidentales y que divide nuestra historia a partir del nacimiento de Jesucristo.

En estas fechas, todos los chinos viajan a pasar unas amplias vacaciones en familia, desde las ciudades en las que trabajan hasta los confines de toda la nación. En cuanto a las tradiciones vamos a destacar las más curiosas desde nuestro punto de vista.

Tradiciones del Año Nuevo Chino

Encender petardos y fuegos artificiales. Esto en realidad sorprende algo en Aragón porque los petardos y fuegos se dejan para el final de las fiestas patronales. Pero en otras regiones de España como Cataluña o Valencia prenden la mecha a la mínima de cambio. Cualquier excusa es buena y además de en las Fallas o en San Juan, ponen petardos cuando su equipo gana o encienden tracas cuando los novios se dan el “Sí, quiero”. Pues con motivo del Año Nuevo Chino, los petardos también están a la orden del día. Según las investigaciones de los historiadores, la pólvora se invento en torno al año 1000 después de Cristo en la propia China. Quizás por este motivo, los fuegos artificiales están allí tan arraigados.

¡Feliz año del tigre!

Ponerse ropa nueva en la fiesta de Año Nuevo. La civilización apuesta por estrenar las prendas en el cambio de año y es algo que valoran de forma muy llamativa. Es importante demostrarle al resto del mundo que podemos afrontar el año con buenas vibraciones y con optimismo económico.

Presenciar en directo las Danzas de León y Danzas de Dragón. Los bailes y danzas típicos de China son algo muy apreciado por los nacionales, que le otorgan la importancia que se merece a la cultura propia y al folklore. Lo ideal es bailarlas en compañía de la familia y amigos además de presenciarlas. Pero no todo el mundo cumple con los requisitos técnicos ni con la práctica necesarias para una ejecución llevada a cabo con la maestría que exige un momento tan especial. En estos desfiles se esconden algunos bailarines debajo de disfraces de León y de Dragón, ambos animales míticos para la sociedad china.

Celebraciones públicas en parques y ferias del templo. Los parques se llenan de vida, comida ambulante, luces de colores y ambiente festivo. Además, hay atracciones, tómbolas, columpios y mercadillos de souvenirs y baratijas. Como colofón, hay bailes y concentraciones de gente joven; todo un universo en el corazón de las ciudades.

Ofrecer sacrificios a los antepasados. Es muy habitual que se acerquen a los templos a ofrecer sacrificios a los antepasados en una forma de veneración. El pueblo chino agradece a sus mayores el traslado de la templanza, del conocimiento y sabiduría, y del saber estar, a todos los descendientes de la familia. Esta es la mejor forma de agradecérselo.

Este año toca el año del Tigre. Según el horóscopo chino, el tigre es el animal que representa a aquellas personas que son valientes y que se enfrentan con energía a la aventura de la vida y al desafío. A pesar de ese carácter bravo, los tigres son también unos animales amables y benévolos, y poseen una gran capacidad de imaginación. Esto les beneficia tanto en labores profesionales como en relaciones personales dentro de su entorno.

¡Feliz año del tigre!

Queda patente que el Año Nuevo Chino es el evento más importante del país asiático. Además, este Año Nuevo del Tigre entra con la energía a la que estamos acostumbrados a pesar de la pandemia de Covid – 19. Enfrentarse a los retos que nos presenta la vida es un elemento habitual en los tigres y en el mundo actual. El planeta necesita tigres que nos ayuden a todos a salir de la crisis sanitaria en la que nos vemos inmersos.

Publicación
01 de febrero de 2022
Categorías
Espectáculo Viajes
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio