¡Feliz día a los amantes de las croquetas!

Si buscamos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua qué es una croqueta, nos encontraremos con la siguiente definición: porción de masa, generalmente redonda u ovalada, hecha con un picadillo de jamón, carne, pescado, huevo u otros ingredientes, que, ligado con besamel, se reboza en huevo y pan rallado y se fríe en aceite abundante. Podríamos añadir que, tras pasarlo por la sartén, adquiere una pátina dorada. Una pátina según el mismo glosario, no deja de ser una “especie de barniz duro, de color aceitunado y reluciente”.

Pues bien, ahora que ya tenemos la palabra croqueta definida, podemos pasar a buscar el origen de este bocado culinario que cuenta en nuestro país con muchos adeptos, tanto jóvenes como mayores.

Al respecto de este frito, hay que decir que se ha instaurado en el imaginario colectivo que las croquetas son un invento español. En realidad se trata de un plato francés denominado croquette. Es cierto que el desarrollo definitivo lo ha experimentado dentro de nuestras fronteras. Pero sus inicios están más allá de los Pirineos y su nombre proviene del verbo Croquer (crujir).

Parece que los primeros afortunados que degustaron croquetas, lo hicieron en el ya remoto siglo XVII, en los entornos palaciegos y aburguesados franceses. Pero eran algo absolutamente distinto a lo que son las croquetas en la actualidad. Para empezar, no existía la besamel tal y como la conocemos. En definitiva, de croquetas solo tenían el nombre, dicho pronto y mal.

Después, cuando los trozos picados de jamón, o el pescado desmenuzado se fusionaron con la besamel, adquirieron por fin el estatus que se merecen.

En la actualidad podemos encontrarnos muchos tipos de croquetas: de longaniza, de queso cabrales, de pollo, de bacalao, etc. Incluso se llegó a diseñar la croquertilla, que mezcla las bondades de la croqueta y de la tortilla. Y ya nadie duda de la categoría gastronómica de las croquetas, siempre y cuando estén bien cocinadas, por supuesto. Para según qué paladares no sirve cualquiera.

Hoy, día 16 de enero, es el Día Internacional de la Croqueta. Es una fecha ideal para celebrarlo comiendo unos de estos manjares de los dioses. Si nunca has intentado cocinarlas, quizás sea una buena efeméride para buscar alguna receta en un libro de cocina o en internet, y ponerte manos a la obra. Pero si no te atreves porque es un plato demasiado complicado, quizás será mejor que te demos una lista de los restaurantes de nuestra zona de ocio y restauración en los que se pueden encontrar las mejores croquetas.

¡Feliz día a los amantes de las croquetas!

Las mejores croquetas de Zaragoza te esperan en GranCasa

Empezamos con la Cafetería restaurante Zagora, en el cual podéis encontrar unas deliciosas croquetas de jamón. O la opción menos tradicional de croquetas de huevo con chorizo. Por último, si te gusta el maridaje de sabores dulce y salado, las croquetas de queso de cabra con arándanos son la mejor de las opciones. En Zagora nos encontraremos una cocina tradicional que venera y respeta las recetas originales de la croqueta. El sabor de toda la vida, servido con amabilidad y a un precio muy competitivo.

En la Cervecería D´Jorge tienes un amplio abanico de croquetas. Van desde las clásicas croquetas de bacalao, jamón o cocido, a las de calamares en su tinta, setas o merluzas de gambas. En este establecimiento hay croquetas para todos los gustos y no hay nada como disfrutar de esta magnífica tapa acompañada de un refresco, cerveza o vino para terminar la jornada de domingo, y empezar mañana mismo la semana laboral con las energías renovadas.

En el restaurante Don G, la cocina auténtica y la comida rápida se unen para ofrecer gastronomía española apetecible y a precio muy razonable. Las croquetas del Don G son legendarias y es que están hechas con jamón ibérico. Su ración es uno de los platos más apreciados por los clientes.

La cuarta opción en GranCasa es la casa de pinchos Lizarrán. En esta clásica taberna podemos encontrarnos tres croquetas muy sabrosas, jugosas y diferentes entre sí, que se pueden pedir por separado o combinadas en un surtido con los tres sabores. Las croquetas de gambas al ajillo, de jamón y las de chipirones en su tinta son una auténtica delicia y están a tu disposición en el restaurante Lizarrán.

¡Feliz día a los amantes de las croquetas!

En GranCasa se pueden disfrutar estas croquetas en la cafetería restaurante Zagora, en el restaurante español Don G, en la cervecería D´Jorge y en la casa de pinchos Lizarrán. Cuatro diferentes establecimientos, cada uno con su particular sabor, pero en los que se mima por igual esta bendición de la tradición gastronómica nacional. A ver si celebras el Día Internacional de la Croqueta como es debido, ¡porque los pequeños placeres de la vida nos ayudan a seguir adelante!

Publicación
16 de enero de 2022
Categorías
Food
Compartir