¡Feliz San Valero a toda Zaragoza!

Cuando comienza el nuevo año y terminan las vacaciones, muchos echan la vista hacia adelante y ven que les faltan muchas semanas hasta volver a disfrutar de un día de vacaciones en el trabajo. Los puentes son los más buscados porque permiten hacer una escapadita y realmente desconectar del estrés del día a día. En Zaragoza somos unos afortunados porque el Día del patrón de la ciudad, San Valero, cae dentro del primer mes de año. Alguno se habrá asustado al comprobar que este año cae en domingo, pero no hay que entrar en modo pánico porque pasarán el lunes al festivo. Así pues, podremos aprovecharnos de un fin de semana largo en las primeras semanas del año, y es un momento excelente para ir a esquiar porque es ahora cuando las pistas están rebosantes de manto blanco.

Pero, ¿ya sabes que tiene San Valero de especial, qué celebramos, y cuáles son las tradiciones asociadas a este día festivo en la capital del Ebro? Si estás interesado en saber más te recomendamos seguir leyendo porque te vamos a contar todas las curiosidades y la causa de esta efeméride.

San Valero fue un obispo en la ciudad de Zaragoza durante la época romana, cuando se la conocía como Cesaraugusta. Por desgracia, el cristianismo no estaba bien visto por los colonos romanos y el emperador Diocleciano persiguió a San Valero y le desterró a un pequeño valle de la cordillera de los Pirineos. Allí falleció el 29 de enero del año 315. El poeta romano Prudencio fue su biógrafo, aunque hay que reconocer que se conservan pocos documentos de aquella fecha tan remota. Partiendo de las informaciones de las que disponemos, parece ser que fue un hombre que vivió muchos años, hecho sorprendente en aquellos tiempos en los que cualquier infección podía llevarse la vida de una persona.

Tras este breve viaje a través de la vida y obra del Obispo San Valero y su persecución por motivos religiosos, vamos a adentrarnos en las tradiciones que vienen asociadas a esta festividad. Zaragoza es una ciudad de viento, y su célebre “brisa” es conocida como cierzo. Es de dominio público que el dicho por San Valero es “San Valero, ventolero” y no es que sea una casualidad, porque con la cantidad de días que hace viento en la capital de Aragón, lo raro sería lo contrario. Así pues, es posible que hoy haga algo de viento, aunque el motivo es la Depresión del Ebro, y no un capricho del Patrón de la ciudad.

La frase hecha también se completa con “San Valero, rosconero” porque el dulce más típico de esta fecha es un roscón muy similar al del Roscón de Reyes. Para los zaragozanos, el mes de enero comienza comiendo roscón con la llegada de los Reyes Magos, y termina comiendo roscón con motivo de San Valero, lo que complica aún más la operación bikini para el verano 2023.

¡Feliz San Valero a toda Zaragoza!

Imagen: Heraldo

Por lo demás, el día de San Valero es un buen momento para disfrutar de la familia y de los hijos, jugando con ellos en el calor del hogar después de una comida familiar. Aunque otros prefieren aprovecharlo visitando pueblos de Aragón o haciendo una escapada a la nieve, como mencionábamos en el párrafo introductorio. Es un día de ocio, de eso no hay duda, y cada uno tiene que hacer lo que más le pida el cuerpo, porque es la única forma de volver al trabajo con las pilas recargadas y con la motivación intacta hasta las próximas vacaciones.

La Estatua de San Valero en Zaragoza. Cómo encontrarla

La plaza del Pilar es uno de los puntos clave de la ciudad y contiene muchos Sehenswürdigkeiten: comenzando por la imponente Basílica del Pilar, pasando por la Catedral de la Seo, el museo del Foro Romano, la Fuente de la Hispanidad y las exposiciones temporales del Edificio de la Lonja. Pues bien, delante de la puerta del Ayuntamiento de Zaragoza, justo en el flanco derecho de la puerta principal del consistorio, se halla la estatua del obispo San Valero, que todos los zaragozanos honran cada último día de enero. En el lado izquierdo del ayuntamiento está la estatua del Ángel de la ciudad. Ambas esculturas fueron colocadas allí en 1965, y son obra del artista turolense Pablo Serrano. Estas figuras reflejan la plasticidad del legado del escultor aragonés, que recibió el encargo para materializar estas obras tan solo un año antes, en 1964.

¡Feliz San Valero a toda Zaragoza!

Imagen: Heraldo

Ahora ya sabes los motivos por los que se celebra esta fiesta año tras año y esperamos que hayas disfrutado de esta historia en la que hemos buceado a través de la evolución de Zaragoza, desde su época del final del imperio romano hasta mediados del siglo XX, cuando la imagen de San Valero se colocó al alcance de todos los ciudadanos de Zaragoza.

Publicación
29 enero 2023
Categorías
Aragón Food Zaragoza

Todo lo que necesitas en un solo espacio