El fenómeno del K-Pop

El K-pop ha ido ganando terreno en el panorama musical mundial en las últimas dos décadas. Aunque sus orígenes se remontan al último cuarto del siglo XX, no fue hasta los años 90 cuando se popularizó a través de los canales musicales Viva o MTV. Posteriormente, el fenómeno terminó explotando de forma global con la expansión de internet.

Su país de nacimiento es Corea del Sur, aunque capta influencias musicales de todos los estilos: desde el hip hop al pop, pasando por el rock y la electrónica o música clásica.

Para entrar un poco en el fondo de la cuestión y tratando de sacar patrones que engloben un género musical tan ecléctico y heterogéneo, vamos a ir mencionando ejemplos en videoclips, que se ven reflejados, plagiados o replicados en otros muchos cortes dentro del K-Pop.

En primer lugar, habría que reseñar los juegos de luces que podemos ver en Growl, de Exo  , así como la estética uniformada pero a la vez con un toque individual de cada bailarín, lo que remarca el carácter rebelde. Las melodías pegadizas acompañan de forma fantástica estos videoclips dinámicos, que destilan buen rollo y que invitan a mover los pies.

Otro ejemplo evidente es Shall we dance, producida por Block B  . Filmada en una polvorienta explanada, la escena está custodiada por los característicos edificios colmena que crecieron como setas para organizar la superpoblación. En el vídeo cada persona viste a su manera, con mucho colorido. Las coreografías masivas que puso de moda el desaparecido Michael Jackson, son las verdaderas protagonistas.

En contraposición, Sorry Sorry de Super Junior, opta por el blanco y negro y los juegos de sombras. Un estilo mucho más elegante reina ante la cámara, y la ropa de diseño tiene un papel fundamental. Y es que el consumismo es otra influencia muy presente en los videoclips K-pop.

En el mítico Lucifer de Shinee  dos coches deportivos alemanes, y uno japonés, vigilan desde el fondo de la escena. Cabe subrayar también el abuso de vestuario de Gashina en Sunmi  que hacen que la cantante parezca la princesa Amidala. Otro potente recurso del K-pop es la provocación explícita, como podemos observar en el exitoso Bubble Pop de Hyma.

No podíamos despedirnos de vosotros sin hacer nuestro propio ranking de los temas más famosos del K-pop. Aquí tenéis nuestro Top5.

Número 5: Artist MV – Zico.  Zico nos invita a dar un surrealista paseo por una ciudad en la que cabe todo: un mono, un bosque de bambú, unas bicis chopper, unos cabezones muy graciosos, camiones psicodélicos y hasta un ejército de pelirrojos sobre una azotea.

Número 4: Eung EungApink  En este videoclip te sumerges en un embriagador universo de color rosa, la Pink factory, en el que se cuida hasta el más mínimo detalle visual. Elementos decorativos vintage combinan con las flores, bolas de colores y bisutería de brillantes.

Número 3: No 1 –Boa  Retrocedemos hasta los comienzos del siglo XXI para conocer a Boa que, con 16 años, alcanzó el estrellato en Corea del Sur gracias a esta canción. Influenciada por las Spice Girls y Britney Spears, estamos ante un videoclip que no ha aguantado bien el paso de los años, se salva con un estribillo pegadizo como pocos.

Numero 2: Ringa Linga – Taeyang . Creado con una fuerte influencia rapera y en un ambiente industrial que relacionamos con las raves ilegales y los negocios turbios. No es baladí que los bailarines de Taeyang danzan con un pañuelo tapándoles la cara. Un videoclip con mucho trabajo visual, del que destacaremos el cielo color fuego y los elementos fluorescentes del vestuario.

Numero 1: Gangnam Style – Psy.  Quizá os parezca caer en el topicazo, pero no podía ser otra canción. A día de hoy continúa siendo el 7º vídeo mas visto de la historia de Youtube, con 3500 millones de visualizaciones. Mezcla escenarios tan variopintos como un establo, una sauna, un parking o el interior de un autobús; incluye guiños al consumismo y a la vida del millonario, ropa de diseño, muchos colores, provocación sobre la esterilla de yoga y juegos de luces en una sala de conciertos. Sin duda, el icono más conocido del K-Pop. Vio la luz en 2012, y todavía hoy sigue sonando en las discotecas de todo el mundo para el regocijo de los presentes.

Categorías
Música
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio