Historia del día de Acción de Gracias

En el artículo de hoy en el blog de GranCasa os vamos a contar toda la información sobre una de las fechas más importantes de los Estados Unidos de América: el Día de Acción de Gracias.

Para retrotraernos a los orígenes hay que viajar hasta el siglo XVII porque el primer Thanksgiving Day se celebró en 1621 en una colonia de Plymouth. Sin embargo, antes vamos a empezar por el principio: los habitantes de dicha colonia eran cristianos europeos que emigraron porque querían desarrollar su religión y sus propios rituales para profesar la devoción hacia Dios. Tras una parada en Países Bajos a principios del siglo XVII se subieron a bordo del Mayflower para cruzar el charco.

Desde el primer momento, la vida en el Nuevo Mundo no fue nada sencilla y sufrieron los fríos del norte del continente americano y los achaques de la hambruna continuada. Esas penurias les marcaron para siempre

Aunque la proclamación oficial del Thanksgiving Day en el Congreso de los Estados Unidos no llegó hasta el final del siglo XVIII, en concreto hasta el año 1789, la primera vez que se organizó fue en el otoño de 1621. En aquel año, el gobernador Bradford fue el que decidió celebrar la buena cosecha homenajeando al Señor con una ofrenda de frutos y una comilona de pavos, mazorcas de maíz, calabazas y frutas.

A pesar de que esa fue la fecha de comienzo de las celebraciones de Acción de Gracias, luego se festejó de manera muy aleatoria y no fue hasta el mencionado 1789 cuando, por iniciativa de George Washington, se formalizó esta fiesta que en la actualidad ha alcanzado el estatus de mito. El pretexto de esta festividad es el de agradecer a Dios y reafirmar los valores de los Estados Unidos como la libertad, el progreso y la búsqueda eterna de la paz.

Así y todo, en aquella época el Día de Acción de gracias tenía una repercusión geográfica muy limitada, y se centraba en una docena de colonias. Así siguió hasta mediados del siglo XIX cuando la revista Godey´s Lady Book promocionó la posibilidad de convertir esta fecha en una fiesta de ámbito nacional y, a partir de esa época, también se estableció, por mandato de Abraham Lincoln, que todas las fiestas de Acción de Gracias acontecerían en el cuarto jueves de noviembre.

Lo más llamativo de esta fiesta es que sigue celebrándose de forma muy similar a cómo se celebraba en pleno siglo XIX en el seno de las familias estadounidenses.

Historia del día de Acción de Gracias
Imagen: Unsplash

Cuatro platos muy típicos para el Día de Acción de Gracias

Pavo: este plato es el auténtico director de orquesta, el rey de la función y una tradición del Día de Acción de Gracias. Prepara tu horno para el asado de una enorme pieza de pavo, que se dorará por la acción del calor y brillará gracias a un generoso chorro de aceite de oliva. Todo tu hogar olerá a carne asada y serás la envidia de tus vecinos, porque el aroma invadirá el rellano y se colará por debajo de la puerta de sus casas.

Puré de patatas y salsa de arándanos: la guarnición más típica para el pavo asado. Así pues, prepara un puré de patatas casero cociendo las patatas, con un poco de mantequilla y mucha paciencia. Eso sí, no te pases de sal. Por otro lado, la salsa de arándanos le dará un toque más sabroso a las partes menos jugosas de la pechuga del pavo.

Boniato asado: aprovechando que tienes el horno caliente, la mejor opción es cortar un boniato en tiras y asarlo con un chorrito de aceite y un par de dientes de ajo picado. Este complemento se coloca en el centro de la mesa y es un plato mucho más saludable que las patatas fritas. Es una receta tradicional del Día de Acción de gracias y además es un tubérculo muy típico del invierno que, por mucho que nos dé pena, está a la vuelta de la esquina. Cada comensal puede servirse unas tiras en su plato, u optar por ir picando de la bandeja común situada en la mesa del comedor.

Pastel de calabaza: terminamos con este postre que se prepara con una base de masa sablé y que tiene un característico color naranja chillón. Se cocina con calabaza, harina, levadura, huevos, azúcar y mantequilla y hay un sinfín de recetas en internet con las que puedes preparar esta clásica tarta yankee en la cocina de tu propia vivienda.

El pavo asado, la salsa de arándanos, el puré de patata, las tiras de boniato al horno y la tarta de calabaza te aseguran un Día de Acción de Gracias con una cena al más puro estilo americano. No dejes pasar la oportunidad y disfrútalo al máximo.

Historia del día de Acción de GraciasImagen: Unsplash

Categorías
Food Lifestyle Recetas
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio