Hoy, mañana, siempre… ¡Reciclamos!

Hoy celebramos el Día internacional del reciclaje y os vamos a dar una serie de consejos para que podáis reciclar en vuestro propio hogar con más facilidad. Los elementos más habituales que se reciclan son el vidrio, el papel y el plástico, pero también es importante eliminar bien residuos como las pilas, los medicamentos, el aceite de oliva usado o los viejos dispositivos electrónicos.

  • En primer lugar, debes reservar un espacio en tu hogar en el que tengas tres cubos para poder distribuir los residuos. La comodidad es básica para asumir el hábito, ya que, si no, terminarás no reciclando de la manera adecuada. En cuanto sepas bien en qué color va cada cosa y en qué armario de la cocina tienes tu zona de reciclaje, mecanizarás el sistema y todo irá sobre ruedas.
  • Bolsas: las bolsas de plástico son ideales para reciclar polímeros, envases y envoltorios, las bolsas de cartón son perfectas para los periódicos, papeles sin información confidencial y cajas pequeñas. En el caso del vidrio, lo ideal es acumularlo en una cesta de mimbre o en una caja de madera, para bajarlo cómodamente al contenedor verde con forma de iglú.
  • Aplastar los envases: el espacio es algo muy solicitado en las viviendas de las grandes ciudades y cuanto más compactes la basura, con menos frecuencia tendrás que bajarla a los contenedores. Así pues, hay que aplastar las garrafas, los tetra bricks y las latas de refrescos (recordad que las latas también se tiran al contenedor amarillo, aunque estén hechas de metal).
  • Limpia los envases antes de echarlos al contenedor de reciclaje de plásticos: solo hay que pasarles un agua para eliminar los restos de leche del tetra brick, de los yogures, de los botes de hummus, etc. También es recomendable remojar los botes de cristal que llevan salsas pesto, garbanzos e incluso las botellas de cerveza. Con el papel no hay que tener tanto cuidado, aunque sí el cartón está empapado en aceite, es mejor lanzarlo directamente al contenedor de basura orgánica.
  • ¿Qué hacer con otros residuos que no se reciclan? En primer lugar, los dispositivos electrónicos como los ordenadores, móviles, consolas y televisores deben ir a un punto limpio. Sus componentes contienen muchos elementos químicos y sustancias tóxicas y es mejor gestionarlos de manera adecuada, evitando que acaben en un vertedero o incinerados. Otro consumible muy habitual son las pilas, tanto las convencionales como las de botón. Las pilas deben ir a un contenedor especial para que no esparzan sus metales pesados por la tierra, contaminando así las aguas subterráneas y acabando depositados en la cadena trófica. Por otro lado, los medicamentos caducados deben acumularse en los contenedores creados a tal efecto en las farmacias. El aceite que usamos para freír también es muy perjudicial para el medio ambiente y una gota de aceite de oliva puede contaminar hasta un metro cúbico de agua. Así que lo más apropiado es acumularlo en una garrafa de agua vacía y, cuando se llenen los cinco litros después de unos meses, llevarlo a un punto limpio para su procesamiento.

guía práctica para reciclar en casa

Consejos para reducir el uso del plástico en tu día a día

Pero además de reciclar, también es muy importante reducir el uso de este tipo de productos, sobre todo del plástico de usar y tirar. La Unión Europea se ha puesto firme y la Comisión, juntamente con el Parlamento Europeo ha lanzado varias directivas que nos llevan a la eliminación total de este tipo de productos de uso efímero.

Antes de que su implantación definitiva, todavía vamos a seguir consumiendo miles de toneladas de plástico al día, así que hay que empezar a actuar ya, de forma individual. Ahí van unos consejos para que puedas aportar tu granito de arena:

  • Elige los productos que tengan envoltorios menos voluminosos o envases biodegradables. El coste suele ser similar, y su efecto sobre el planeta es infinitamente menor.
  • Lleva tus propias bolsas a la frutería. En muchos supermercados ya se han aplicado y cobran unos céntimos por las bolsas o entregan bolsas de cartón demasiado friables, pero las bolsas de la frutería siguen siendo de plástico. Esto tiene fácil solución y es que acudas con tu propia bolsa de tela liviana para pesar la fruta por separado.
  • Compra en tiendas que sirven legumbres a granel. En tu ciudad encontrarás algún establecimiento en el que puedes acudir con tu bote de cristal para rellenarlo con 400 gramos de judías, lentejas, garbanzos o arroz.
  • Si puedes elegir entre dos productos, uno envasado en plástico y otro en cartón o cristal, elige sin duda la segunda opción.

Solo aplicando estos métodos frenaremos el crecimiento de las islas de plástico que ya dominan nuestros océanos. Feliz Día internacional del reciclaje y empecemos desde este mismo momento a reciclar y vivir concienciados.

Categorías
Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio