Juegos de mesa para disfrutar en familia

Los juegos de mesa son una excelente opción de ocio para toda la familia, y más ahora que los niños ya disfrutan del fin del cole. En julio y agosto apretará fuerte el termómetro y es mejor pasar la tarde en casa bajo el ventilador o con el aire acondicionado. En el artículo de hoy para el blog de GranCasa os damos ideas para pasar mejor el tiempo en casa, con diversión y un poco de competitividad.

El virus: la pandemia ya se ha ido de nuestras vidas y a falta de algún repunte inesperado en el próximo invierno, las cifras de infectados y de fallecidos son solo un infausto recuerdo. Sin embargo, con el juego de mesa Virus podrás infectar los órganos vitales de tus oponentes: cerebro, estómago, pulmones y corazón, con peligrosos bacilos de origen desconocido. Por el contrario, tus rivales pueden protegerlos con medicamentos profilácticos e incluso inmunizarlos con una vacuna doble… Además, en este juego hay cartas blancas en las que uno puede diseñar sus propias cartas con poderes especiales. Muy creativo y ágil, el virus es un juego sin parangón que siempre deberías de tener en tu armario de juegos.

El Código secreto: si te gustan los juegos de palabras y las analogías, este juego te va a encantar desde el primer momento. En el centro de la mesa se disponen un conjunto de letras y luego un miembro de cada equipo sabe cuáles son las que deben relacionar y cuales pertenecen al equipo contrario. Además, hay una palabra de la que hay que alejarse siempre porque puede suponer la muerte. La forma de relacionar grupos de palabra es nombrar un solo vocablo. Así, si quieres unir helado, saliva y dulce, puedes mencionar la palabra chocolate, pero deberás tener cuidado con que haya palabras como caries, por ejemplo, que puedan confundir al resto de miembros del equipo.

Juegos de mesa para disfrutar en familia
Código Secreto, Juguettos

 

El Party & family: un juego de mesa muy completo en el que hay que responder preguntar, dibujar, imitar o hacer mímica, y tararear. Este juego de mesa no es para estar todo el rato sentado, sino más bien deambulando por la sala y riendo sin parar. Si odias los juegos de mesa porque los consideras aburrido este supondrá en ti un cambio de paradigma porque es imposible no sumarse a la fiesta de Party & family.

 

Juegos de mesa clásicos que llevan décadas en nuestras vidas

El Catán: este juego ha vuelto a ponerse moda y cada uno de los participantes debe extender sus designios y construir castillos y murallas para lograr la mayor cantidad posible de diezmos. Cuantos más territorios abarcas, más impuestos cobras a tus súbditos, y la victoria estará más cerca. Además, en Catán hay cartas especiales que se desbloquean conforme la partida va avanzando.

El Trivial: este juego le gusta mucho a los pitagorines de la familia, que demuestran sus conocimientos de cine y de historia delante de sus padres. La suerte también juega un papel importante porque hay preguntas de quesito que son muy sencillas, y otras son realmente rebuscadas. Depende del orden de las tarjetas y del número que haya salido al tirar los dados… Así pues, con un poco de suerte, todo puede darse la vuelta.

Juegos de mesa para disfrutar en familia
Trivial, Juguettos

El Monopoly: un juego muy mítico en el que el “Efecto Mandela” ha conseguido que, en el imaginario colectivo se crea qye el magnate del logotipo lleva un  ostentoso monóculo, cuando en realidad no lleva nada que se le parezca. En este juego el objetivo es montar un imperio inmobiliario y hotelero, y despojar a tus rivales de toda su fortuna. Es un juego muy entretenido y los famosos “error del banco a su favor” o “queda libre de la cárcel” ya forman parte de la cultura popular. En la versión española las calles más codiciadas son el Paseo del Prado y el Paseo de la Castellana (la calle que pasa por al lado del Estadio Santiago Bernabéu).

Además de los que hemos mencionado líneas arriba, hay otras muchas más opciones como el ajedrez o las damas, el UNO, el póker o la baraja española, que aseguran un buen entretenimiento. Por supuesto, a los niños les gusta mucho El juego de la Oca o el Parchís, que es un auténtico clásico. También está la opción de videojuegos cooperativos como el Mario Party, el Mario Kart o el Rayman Raving Rabbits, que en consolas como la Nintendo Wii han proporcionado miles de horas de diversión.

En definitiva, en casa la diversión es muy sencilla de conseguir y los más pequeños de la familia van a disfrutar de la compañía de sus padres mientras se les inculcan valores acerca de saber perder o a manejar una victoria frente a sus hermanos pequeños.  Dicho de otro modo, los juegos de mesa son también una forma divertida para educar a los niños durante una reunión familiar.

Categorías
infantil Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio