Kombucha. Qué es y qué beneficios tiene

Se acerca el verano y no hay nada como una bebida refrescante. Ya conocemos las habituales: los refrescos carbonatados, la cerveza, los zumos, mostos, batidos, té frío o café helado. Y ahora se ha puesto de moda una bebida: La Kombucha. Hay que empezar recordando que no es nada novedosa, ya que tiene más de dos milenios de historia y fue introducida en Europa a comienzos del siglo XXI, en un primer momento en Alemania, pero está ganando muchos adeptos en el tercer milenio. En este post te contamos  qué es la Kombucha y qué beneficios tiene.

La Kombucha se hace con el hongo de Manchuria y es una bebida efervescente, ligeramente alcohólica, con un toque ácido, que se produce con té negro o té verde. En realidad, lo que produce esta bebida milagrosa es, como decimos, el llamado Hongo de Manchuria u Hongo del Té, que comúnmente es conocido como “disco SCOBY”, que es un cultivo simbiótico de bacterias y levadura, que se alimenta con el azúcar que añadimos en el preparado inicial.

Esta es una bebida probiótica, por lo que es muy adecuada para nuestra flora intestinal y recomendable para la salud en la cantidad adecuada. El último grito ahora es realizarla en casa, aunque hay que cumplir una serie de requisitos y no es nada sencillo. Lo primero que se recomienda es que se utilice un frasco de cristal. No sirven los recipientes ni de plástico, ni de metal, ni de cerámica.

¿Cómo se hace la Kombucha en casa?

La Kombucha se puede producir en casa en pequeñas cantidades y os vamos a dar una serie de pautas para conseguir hacerla de forma adecuada evitando los problemas más habituales.

Kombucha. Qué es y qué beneficios tiene
Kombucha. Qué es y qué beneficios tiene

Lo primero que necesitamos es el SCOBY, que flota sobre el líquido de la Kombucha cuando está en plena fermentación. En un primer momento es una película, delgada y endeble, que se extiende por la superficie, pero con el paso de los días irá engordando hasta alcanzar un grosor de unos 7 o 9 milímetros. En un plazo que ronda las 3 semanas, nuestro SCOBY estará listo.

Para crear el SCOBY necesitamos hervir agua (alrededor de unos 1,5 litros) y añadir media taza de azúcar y té en bolsas, entre 4 y 5 bolsitas según la queramos más o menos intensa.

En el siguiente paso no tenemos que hacer nada, simplemente esperar a que se enfríe hasta temperatura ambiente.

A continuación, lo mezclamos todo en un enorme frasco de cristal con 250 ml de Kombucha que hemos adquirido previamente en una tienda especializada.  Cubrimos todo el contenido con una tela gruesa y gomas elásticas, y lo mantenemos sellado durante 3 semanas, alejado de la luz solar y a una temperatura estable.

Kombucha casera.

Una vez haya pasado este tiempo podremos contemplar el SCOBY flotando en la superficie del líquido. Desecharemos casi todo el líquido, salvo lo correspondiente a una taza (250 ml) y guardaremos el SCOBY. Con ambos, elementos, el té iniciador y el SCOBY ya estamos preparados para hacer nuestra propia Kombucha casera, siguiendo el procedimiento que vamos a explicar a continuación.

Kombucha casera, una opción muy saludable

De nuevo herviremos 1,5 litros de agua y tras retirarla del fuego añadiremos 4 bolsas de té y media taza de azúcar. Cuando se haya enfriado a temperatura ambiente, retiraremos las bolsitas de té, añadiremos los 250 ml del té iniciador que hemos hecho en el proceso anterior y tras mezclarlo, introduciremos todo el líquido de nuevo en un frasco de cristal, colocando con cuidado en la zona superior el SCOBY que también hemos creado en el paso anterior. De nuevo la cerraremos con un paño y gomas elásticas y no la agitaremos ni cambiaremos de sitio. Lo importante de nuevo es que no le dé la luz del sol y que la temperatura sea estable en torno a 20 grados.  A partir de entonces, hay que dejarla reposar durante 1-3 semanas, dependiendo de si nos gusta el sabor más dulce o más ácido.

Una vez la hayas abierto, deja el SCOBY y el té iniciador, por un lado, y el resto de la Kombucha por otro. Si no vas a disfrutarla en ese mismo momento lo mejor es sellarla de nuevo en otra botella de cristal y conservarla en el frigorífico hasta que nos la terminemos.

Esperamos que nuestros consejos para preparar Kombucha casera te hayan resultado útiles.

 

Categorías
Lifestyle Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio