La dieta para perder peso después del verano

Se acaba el verano, comienza septiembre y perder peso se perfila como el objetivo de muchas personas. Y es que, estando de vacaciones, tanto en la playa como en la montaña, resulta inevitable terminar cogiendo unos kilos de más.

Sabemos que cambiar el chip y ponerse a dieta no es fácil y aunque lo consigamos, a veces resulta frustrante ver que tardamos en perder peso. Precisamente para ayudarte a conseguir tu objetivo, vamos a darte una serie de consejos. Allá van:

  • Practica actividades deportivas variadas: si siempre practicas el mismo deporte, tu cuerpo se acabará acostumbrando a realizarlo con el mínimo esfuerzo y consumirás menos calorías cada vez. Prueba en su lugar a ir cambiando de actividad física: caminar, ir en bici, bailar, correr…
  • Alterna diferentes intensidades: intercala distintos tipos de intensidad en un mismo entrenamiento. Por ejemplo, si corres, prueba a hacer una parte del entrenamiento trotando, otra parte al sprint, etc.
  • Come más proteínas: Las proteínas son digeridas más lentamente que los hidratos y las grasas, y, por tanto, requieren de mayor energía para que nuestro cuerpo las metabolice. Además, son más saciantes que las grasas y carbohidratos. La cantidad recomendada son unos 0,8 gramos de proteína por persona al día.
  • Come más omega 3: el omega 3 es un ácido graso que acelera el metabolismo y que encontrarás en el pescado azul (sardina, anchoa, boquerón…), los frutos secos (nueces, pistachos…) y las semillas (de lino, de chía…).
  • Cereales integrales: sustituye los hidratos de carbono refinados por su equivalente integral. Son más saciantes y además activan el metabolismo energético por lo que hacen que nuestro organismo queme más calorías.
  • Cítricos y manzanas: los cítricos (naranja, limón, pomelo, etc.) nos ayudan a quemar grasas y en el caso de las manzanas, su piel contiene ácido ursólico, un compuesto que activa el metabolismo.
  • Alimentos con melatonina: esta hormona, además de mejorar el sueño ayuda a quemar calorías. La encontrarás en los plátanos, nueces, arroz, avena y maíz dulce.
  • Especias: las especias, especialmente las picantes, elevan la temperatura corporal, aumentando el consumo calórico.
  • Cena ligero y antes: lo ideal sería cenar sobre las 19-20hs, unas tres horas antes de irnos a dormir y elegir un menú ligero a base de verdura y proteínas.
  • Café y té verde: ambos aumentan nuestra tasa metabólica gracias a su contenido en cafeína. Si tienes problemas para dormir, no los tomes más allá de las 18hs.
  • Muévete: no basta solo con hacer ejercicio y seguir una dieta. Procura moverte siempre que puedas: usa las escaleras en lugar del ascensor, camina en lugar de coger el coche… cuanta más actividad realices más calorías quemarás.

Esperamos que estos consejos para perder peso te sean de utilidad y logres bajar esos kilitos de las vacaciones. No te obsesiones y tómatelo con calma y si pasado un tiempo y habiendo puesto en marcha nuestros consejos no bajas de peso, consulta con tu médico ya que podría tratarse de una cuestión hormonal.

Publicación
26 de agosto de 2020
Categorías
Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio