Las mejores fiestas patronales de los pueblos de Aragón

Imagen: Turismo de Aragón

Llega el mes de agosto, que es el mes de las fiestas patronales por excelencia. La mayoría de los pueblos las celebran en estas fechas porque desde siempre coincidían con los días más tranquilos del calendario laboral del agricultor. Así pues, partiendo de esa premisa, los lugareños disfrutan de unos días de asueto en los que resuenan las verbenas y retumban los petardos por las calles empedradas de su villa. Vamos ahora a iniciar una ruta por pueblos en fiestas de toda la Comunidad Autónoma y descubriremos las más típicas, las mejores según la gente de la zona y las que son ideales para verano.

Comenzamos por tres pueblos de la provincia de Zaragoza en los que se celebran unas espectaculares fiestas patronales.

Tarazona: el 27 de agosto acontece el Cipotegato, que no necesita presentación porque la tomatada es una fiesta que ha alcanzado una fama generalizada ya en todo el país. Lo más importante de las fiestas de Tarazona es saber que la ropa blanca que lleves a la tomatada ya nunca será la misma, ni las zapatillas, ni probablemente tu persona. Después de la lluvia de tomates maduros, la fiesta sigue en Los pretiles, que son unas carpas al más puro estilo de las rave de antaño en las que se baila techno minimal hasta altísimas horas de la madrugada. Una fiesta inolvidable que siempre se te quedará grabada en el corazón.

Las mejores fiestas patronales de los pueblos de Aragón
Imagen: Tarazona.es

Calatorao: San Bartolomé, cuya onomástica llega el 24 de agosto, es el patrón de esta villa de la ribera del río Jalón. En esas fiestas se puede ver fútbol municipal, conciertos muy especiales (Chimo Bayo fue allí hace algunos años) y luego no se puede olvidar la particular recena, que la organiza una peña diferente cada noche. También hay encierros por las calles del casco viejo, almuerzos populares y, para los más pequeños: gigantes, cabezudos y el popular Tragachicos.

Maella: (del 9 al 13 de agosto) Maella es un pueblo situado en la zona más oriental de la provincia de Zaragoza, a tan solo 5 kilómetros de la Comunidad Autónoma de Cataluña y a unos 4 kilómetros de la provincia de Teruel. Cuna de Pablo Gargallo, Pons Cirac o José Peris Lacasa, en Maella se viven las fiestas de manera especial por varios motivos. Todas las noches comienza con un toro de fuego, que es un toro embolado, sino que lo lleva una persona y que lanza chispas y cohetes borrachos. Todo un espectáculo antes de que siga el concierto de música moderna en la Plaza de España. A continuación, arranca en la Glorieta la Verbena con Orquesta, para seguir después con la discomóvil, que se ha llegado a celebrar en cinco lugares distintos, dependiendo del día y del año: la Plaza de Toros, que ha alcanzado hace poco su centenario, El Teleclub de Frontón, El Pabellón deportivo, La Glorieta o en un almacén multiusos al lado del Campo de Fútbol Municipal. Además, se celebra una Revista, una chocolatada, y una carrera de 10 kilómetros en el día de San Lorenzo, en la que participan atletas de renombre de todo Aragón.

Pueblos de Teruel y de Huesca con fiestas patronales interesantes

Además de los pueblos de la provincia de Zaragoza ya mencionados, ahora vamos a comentar otros dos pueblos: uno de la provincia de Huesca y otro de la de Teruel.

Panticosa: las fiestas patronales de Panticosa comienzan el día 12 de agosto con una discomóvil por todo lo alto. En los días sucesivos se alternan pasacalles con toros de fuego infantil, verbenas con música variada para todos los gustos, Bingos para pasarlo en grande y melocotonadas para los más golosos. También hay toros de fuego para adultos, que se celebra en el parque de arriba, y campeonatos de guiñote. El bar Molly Malone también está a tope en esos días, así que la fiesta está más que asegurada. Fiestas tradicionales a los pies de las montañas que rodean el Valle de Tena. Muy recomendables.

Calaceite: (del 14 al 18 de agosto) Coincidiendo con la festividad de la Virgen de Agosto, las Fiestas Mayores de Calaceite reciben a un montón de personas de los alrededores y más allá. Calaceite es muy turístico porque pertenece a la reducida lista de los Pueblos más bonitos de España, pero además tiene grandes actos como el Chupinazo, que es de lo más apreciado de la gente joven del pueblo y de las villas circundantes. En el Chupinazo, unas carrozas cargadas de sangría y otro tipo de alcohol recorren el municipio de punta a punta con la música a todo volumen y mucha fiesta. Además, las mangueras vierten agua sobre todos los asistentes para combatir el calor del mediodía en la cuenca del Matarraña. Otro acto de los que siempre permanecen en la memoria.

Teruel: 4 destinos ideales para verano
Fuente: Turismo de Aragón
Categorías
Aragón
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio