Los 10 beneficios de hacer yoga

¿Buscas una técnica que mejore tu estado físico, mental y emocional para afrontar tus retos? El yoga conecta con el cuerpo, la respiración y la mente. Utiliza posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud general. Hace miles de años se desarrollo como una práctica espiritual, pero hoy en día la mayoría de las personas de occidente que hace yoga lo utiliza para hacer ejercicio y para reducir el estrés.

Y es que, en estos momentos, el yoga cuenta por millones los ‘yoguis’, famosos y anónimos, que aseguran estar ‘enganchados’ a los beneficios que les aporta esta disciplina milenaria que nació en la India hace más de 4.000 años y que se ha popularizado de tal manera que hay una versión para cada necesidad. Por ejemplo, para los más contemporáneos está el Bikram yoga, se realiza a 42 grados y es perfecto para eliminar toxinas, o el Aeroyoga, en el que te cuelgas del techo, literalmente, y sientes la ingravidez. Sin embargo, si nos centramos en los más puristas está el Sivanda Yoga o el Hatha Yoga. Da igual de cuál hablemos ya que la base de todos ellos es conectar cuerpo, mente y emociones utilizando la respiración y las posturas corporales.

A medio camino entre el deporte y la meditación, todo el que hace yoga queda cautivado y aseguran que ha logrado cambiarles la vida. Lo mejor que tiene es que la progresión en los movimientos la marcas tú, siempre guiada por un buen maestro que mida tus posibilidades.

El yoga se puede decir que es una disciplina para todas las edades, de los 0 a los 90 años. Coge aire, respira hondo y apúntate todos los beneficios que tiene practicar yoga.

  1. Reduce la ansiedad y el estrés

Existen varios estudios que demuestran que el yoga ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Puede mejorar tu estado de ánimo y la sensación general de bienestar. En lo que también puede ayudarte es a controlar los síntomas de depresión y ansiedad que sean resultado de situaciones difíciles.

  1. Aumenta la calidad del sueño y ayuda a dormir mejor

Practicar yoga equivale a encontrar uno o varios momentos de calma en nuestro día a día. Esto conlleva beneficios tanto físicos como mentales que contribuyen a relajar nuestros músculos, a la vez que nos hacen sentir más tranquilos, por lo tanto, nos transportan al estado ideal para dormir mejor. Varios estudios aseguran que las personas que practican yoga no solo duermen una hora más, también descansan mejor.

  1. En los niños y estudiantes, mejora el rendimiento académico y la atención

La atención a la respiración y la meditación hacen posible un estado mental más sereno, alejando los nervios y el estrés ante la presión de los estudios y mejorando el rendimiento. Esto se traduce a estudiar menos y aprender más. Es preferible una hora de yoga a toda una noche en blanco a base de café para aprobar un examen.

Los 10 beneficios de hacer yoga

  1. Fortalece huesos y músculos

Si se realiza de manera progresiva y adaptada el yoga evita que el ácido láctico se acumule en el cuerpo, además de reforzar los huesos evitando la pérdida de masa ósea y potenciar la flexibilidad de las articulaciones. El yoga es un gran antídoto contra la osteoporosis. ¡Y olvídate de las agujetas!

  1. Aumenta la flexibilidad

Cuando estás empezando las posturas te van a parecer propias de un contorsionista, pero a medida que avances y dejes de ser un principiante el yoga irá potenciando tu flexibilidad muscular. ¡  Cruzar las piernas en la postura del loto va a ser un juego de niños! Te va a servir como plataforma para practicar tu deporte favorito evitando el riesgo de lesiones.

  1. Contribuye a aliviar dolores crónicos y posturales

El yoga, si realizas una práctica bien adaptada, es muy efectivo para paliar la mayoría de los dolores crónicos. Estamos hablando de dolor de cuello, de artritis reumatoide, dolor de rodillas, lumbalgia, dolor de espalda crónico… Eso sí, en estos casos es primordial contar con un maestro yogui que te guíe para evitar lesiones.

  1. Quema calorías

Es la promesa que capta la atención de muchos y que se ha demostrado científicamente. Por ejemplo, el Bikram yoga o Hot yoga puede hacerte eliminar unas 900 calorías en una clase de 90 minutos, dependiendo de la intensidad y cuanto quieras probar tu cuerpo. Y es que la sala está a una temperatura de 40 y 42 grados, con el fin de estirar más el cuerpo y sudar más.

  1. Reduce la presión arterial y la frecuencia cardiaca

Las técnicas de respiración y de relajación del yoga ayudan a expandir las paredes de las arterias, lo que hace que la sangre circule más fácilmente y con ello disminuya la presión arterial y también la frecuencia cardiaca. Puedes utilizar el yoga como terapia complementaria al tratamiento farmacológico de la hipertensión arterial.

  1. Enseña a respirar correcta y conscientemente

La respiración yóguica o, lo que es lo mismo, abdominal o diafragmática incrementa la oxigenación de las células. Además de respirar de manera profunda y a un ritmo pausado ralentiza el ritmo cardiaco y relaja tus músculos. De hecho, si estás embarazada es una técnica perfecta para la preparación al parto. Incluso, puede ayudarte a afrontar cualquier situación en la que el dolor tenga visos de aparecer.

  1. Terapia antiaging

Se ha demostrado que la práctica habitual de yoga es capaz de revertir el proceso de envejecimiento. Esto se debe a que tiene una incidencia directa sobre la telomerasa, que es la enzima clave para proteger los extremos de los cromosomas, que cuanto más largos sean, más vida nos auguran.

Vistos los beneficios, solo te queda conocer los estilos de yoga para decidir por cuál te decantas. Entre los más populares están: Ashtanga, Bikram, Hatha, Iyegar, Kundalini y Vinyasa. No lo dudes, ¡hazte yogui!

Los 10 beneficios de hacer yoga

Categorías
Deportes Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio