Manicura japonesa: la manicura de moda

Admítelo. Te encanta llevar las uñas perfectas todo el año, no solo en verano, y eres adicta a las uñas de gel o a la manicura semi permanente. Especialmente si eres de las que se ponen nerviosas y solían mordérselas y gracias a ellas por fin has dejado de hacerlo y tienes unas manos bonitas. Pero nada en exceso termina siendo bueno y si las has llevado durante demasiado tiempo, es más que probable es que tus uñas naturales comiencen a debilitarse y a romperse con facilidad. En el fondo sabes que tus uñas deben descansar, pero no quieres renunciar a verlas bonitas. Calma. Porque tenemos la solución y llega desde el país del sol naciente.

La manicura japonesa no es una recién llegada, es una técnica milenaria que cuenta con nada menos que cuatro siglos de antigüedad, que fue muy popular entre las aristócratas japonesas y que terminó extendiéndose al pueblo entero. ¿Su secreto? Que logra devolver a tus uñas su aspecto sano y brillante sin dañarlas y sin necesidad de esmaltarlas. Una maravilla.

Estos son los pasos en los que consiste una manicura japonesa:

  1. Limar las uñas
  2. Retirar cutículas, si es necesario.
  3. Masajearlas con crema hidratante.
  4. En lugar de esmaltarlas, es en este paso donde marca la diferencia la manicura japonesa. Lo que hace es aplicar una pasta especialmente formulada a base de cera de abejas, tierra de diatomeas (un tipo de alga marina con propiedades antibacterianas), vitaminas A, D y E y polvo de silicio marino con queratina.
  5. A continuación, se pule la uña para que la pasta penetre en la uña y esta se quede suave.
  6. Por último, se aplica polvo de perla de origen marino rico en oligoelementos para fortalecer y nutrir la uña y que además le proporciona un aspecto pulido y brillante.

Los resultados son inmediatos y se prolongan durante una semana. Tus uñas se ven más sanas, nutridas, fuertes y brillantes.

Por supuesto, junto a la manicura japonesa puedes ayudar a tus uñas a recuperarse llevando una alimentación sana y equilibrada, rica en zinc, proteínas, hierro y vitamina B7. Aquí tienes algunos ejemplos de alimentos que los contienen y que también mejorarán considerablemente la salud de tu pelo:

  • Marisco: es rico en zinc y es precisamente cuando sus niveles están bajos en nuestro organismo cuando aparecen las manchas blancas en las uñas y el crecimiento de nuestro pelo se ralentiza.
  • Huevos: contienen proteínas, ácidos grasos, antioxidantes, vitaminas A y D y biotina, necesaria para producir queratina, la proteína esencial del cabello.
  • Frutos secos: ricos en vitaminas B y E y en minerales como el selenio, fortalecen las uñas y el pelo.
  • Salmón: el salmón y el pescado azul en general son una fuente de proteínas, hierro, vitamina B12 y omega 3, que favorecen el crecimiento de uñas y pelo dotando a este último de luminosidad.

Esperamos que te haya gustado este post y te animes a cuidar tus uñas con la manicura japonesa y también a través de una alimentación sana y variada.

Publicación
10 de enero de 2021
Categorías
Belleza
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio