Otoño en Zaragoza: 4 excursiones para hacer en familia

Aragón ofrece escenas otoñales de una belleza sorprendente. Los colores, la luz, las hojas en el suelo y la atmósfera, de este momento, es digna para disfrutar de ella. Aunque con la llegada del frío, sean muchos los fines de semana que te apetezca quedarte con la mantita en el sofá, nosotros te ofrecemos alternativas que no vas a poder rechazar.

Los paisajes que rodean la capital aragonesa, tienen tanta fuerza y belleza que no te vas a poder resistir. La riqueza natural de nuestros parajes son un motivo más para conocer, visitar y recorrer los caminos, senderos y pistas forestales que circulan entre bosques y parques. La orografía aragonesa hace que haya gran cantidad y variedad de opciones para elegir.

Los marrones, ocres y rojizos se han adueñado de las estampas otoñales. Nosotros te acercamos cuatro excursiones, que estamos seguros te van a encantar.

  1. La Laguna de Gallocanta

Las grullas están llegando ahora a Gallocanta un año más. Aquí podréis disfrutar de un espectáculo único, ya que os vais a encontrar un auténtico paraíso ornitológico. Situada entre las comarcas de Daroca y Jiloca, a mil metros de altitud, encontraréis el mayor humedal salino de España y el mejor conservado de Europa Occidental.

Y es que este lugar es perfecto para ir en familia. Por aquí pasan más de 300 especies de aves, ya que es un cruce de rutas migratorias. Ahora, en otoño y también en invierno, nos acompañan las procedentes del norte de Europa. Sin embargo, si vais en primavera y verano se observan migradoras que vienen de África.

Solo entre noviembre y marzo la grulla común se detiene en esta laguna en el trascurso de sus vuelos migratorios, habiéndose llegado a contabilizar hasta 60.000 ejemplares. El centro de interpretación de la Laguna de Gallocanta organiza visitas guiadas, dispone de varios observatorios y áreas de recreo.

Si vas con niños, realiza solo alguno de los tramos de la ruta circular alrededor de la Laguna. Aunque es un recorrido sencillo de hacer es largo y costoso para hacerlo caminando en un solo día.

Otoño en Zaragoza: 4 excursiones para hacer en familia
Grullas en la laguna de Gallocanta. Fuente: Turismo de Aragón
  1. El Parque Natural del Moncayo

Si buscas un lugar, donde disfrutar de una escena otoñal, ese es el entorno del Moncayo, en su cara norte. Aquí, esta parte del carismático monte, está repleta de hayedos.

El Moncayo ofrece muchas posibilidades de excursiones por la naturaleza cerca de Zaragoza, especialmente para hacerlas con toda la familia y, por supuesto, con los más pequeños. Este es el principal motivo por el que está entre los destinos naturales más populares de la provincia.

Una de las excursiones más llamativas y bonitas es la del bosque de las hayas, el también conocido como Hayedo de Peña Roya. Está declarado como Arboleda Singular de Aragón y en él encontrarás acebos, abedules, tejos y matas de frambuesas.

Centrémonos en el recorrido. El sendero es de unos 8 kilómetros y 280 metros de desnivel. Durante el paseo encontrarás no solo la vegetación del bosque, también encontrarás fuentes, barrancos y prados. Como la dificultad del sendero es media, es preferible que no vayas con niños muy chiquitines.

  1. Los Aguarales del Valpalmas

Para la siguiente excursión nos dirigimos a una de las zonas más desconocidas de la provincia de Zaragoza. Estamos hablando de los Aguarales de Valpalmas. En la comarca de las Cinco Villas es uno de los lugares que más sorprende y gusta a los que lo visitan.

Conocida popularmente como Chimenea de las Hadas, es una formación geológica única en Aragón y que recuerda a algunas formaciones de Arizona, de la Capadocia (Turquía) o de algunas películas de Star Wars.

Para llegar hasta allí, deberéis recorrer en coche o a pie una pista desde Valpalmas. Una vez allí, es posible hacer un recorrido a pie de 2 kilómetros en el que podréis disfrutar de distintas formaciones rocosas. Se trata de una ruta sencilla y bien señalizada.

Otoño en Zaragoza: 4 excursiones para hacer en familia
Aguarales de Valpalmas. Fuente Turismo de Aragón
  1. Los Hayedos de Luesia

Si antes hablábamos del bosque de Hayas del Moncayo, ahora nos vamos hasta los Hayedos de Luesia. También en la provincia de Zaragoza, en las Cinco Villas encontramos bosques encuadrados en el Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo. Éste engloba los municipios prepirenaicos de Biel, Longás y Luesia.

El microclima que se crea en esta zona, es mediterráneo con influencia atlántica, hace de este lugar un paraje muy especial. Dentro de las valiosa variedad naturalista destaca la diversidad y la extensión de las formaciones boscosas. Aquí se suceden diversos tipos de bosque. Se tenemos que destacar alguno, por su singularidad nos centraremos en el hayedo.

Los hayedos son los más exteriores del Pirineo aragonés, siendo uno de los lugares con mayor encanto natural del patrimonio de la zona. Para llegar a ellos, tendréis que desplazaros a la ladera oriental del monte El Val, en la cabecera del barranco de Huértalo y en la umbría del monte de Fayanás.

Con estas cuatro excursiones, puedes comenzar a conocer la provincia de Zaragoza, tan desconocida, por desgracia, para muchos zaragozanos. Las escenas otoñales son perfectas para dar una visión distinta de los paisajes que nos rodean.  ¡Ánimate y haz una excursión en familia este otoño!

Publicación
06 de noviembre de 2021
Categorías
Viajes
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio