Pasos para tener tu huerto urbano en casa

Huerto urbano, dícese de espacios al aire libre o de interior destinados al cultivo de verduras, hortalizas, frutas, legumbres, hierbas medicinales, plantas aromáticas, siempre a escala doméstica.

Una vez tenemos claro de qué estamos hablando, vamos a ver cuáles son los beneficios de tener el tuyo en casa. Como buen ejemplo de sostenibilidad, son una forma de proveer productos ecológicos, cuidar el medioambiente y comer de forma sana. Y, no solo eso, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) asegura que los huertos urbanos pueden ser mucho más ecológicos y eficientes que los tradicionales. Y el dato a destacar es que pueden llegar a producir hasta 20 kg anuales de alimentos por metro cuadrado.

Y es que estos datos y todo lo que tienen de sostenibles está consiguiendo que la agricultura urbana esté variando el paisaje de las ciudades, ya que proliferan las pequeñas explotaciones agropecuarias para autoconsumo. Y es que están tanto a ras de suelo como en las terrazas y azoteas de los edificios. Este movimiento, aunque a priori no parece muy multitudinario, la FAO mantiene que ocupa a 800 millones de personas en el mundo. Es una forma de asegurar el ahorro en la compra.

Y es que los beneficios son muchos y debemos tenerlos en cuenta:

  1. Estar en contacto con la tierra

Tanto si cultivas en terreno como si lo haces en una maceta, vas a tocar la tierra, o lo que es lo mismo, vas a estar más en contacto con la naturaleza.

  1. Pasar tiempo en familia

Si tienes hijos vas a poder compartir más tiempo con ellos y, no solo eso, te servirá para que ellos aprendan cosas nuevas. El hecho de que vean crecer las frutas y las verduras, les animará a probar comida, que a lo mejor antes no querían ni oler. A los más pequeños les ayudará además a asumir responsabilidades, porque requiere de ciertos cuidados. Y van a aprender la importancia de cuidar el medioambiente y fomentar la agricultura ecológica y sostenible.

  1. Sostenibles

Solo al reducir los intermediarios favorecen el ahorro de transporte, envasado y almacenamiento. ¡Las hortalizas van del huerto a tu despensa!

  1. Aumentan calidad alimentaria y medioambiental

Si tienes tu propio huerto, los productos siempre van a ser más frescos, se favorece la construcción de zonas verdes, puedes realizar tu propio compost y fomentar la economía circular y fortalecen a las ciudades frente al cambio climático. Al no existir intermediarios se evita también la utilización de plásticos de un solo uso para envolver las frutas y verduras. ¡Evitarás el uso de plásticos contaminantes!

Pasos para tener tu huerto urbano en casa
Imagen: Pexels
  1. Idóneos para cultivar hortalizas

Las hortalizas son de crecimiento rápido, tardan muy pocas semanas en crecer. Ese es el principal motivo, por el que son perfectas para la agricultura urbana.

  1. Te ayuda a evitar el estrés

Cultivar la tierra y observar el crecimiento de las plantas es una forma de relajarse y, por lo tanto, dejar de lado las prisas y el estrés del día a día.

Consejos que pueden ayudarte

Vistos los beneficios, toca saber cómo podemos tener nuestro huerto urbano en casa. Te damos unos consejos para que no te resulte nada complicado llevarlo a cabo.

  1. Buscar el lugar más idóneo

El primer paso debe ser decidir y encontrar el mejor lugar para poner en marcha tu huerto urbano. Debes tener en cuenta que es muy importante que esté ventilado, que reciba luz solar directa y que disponga de profundidad de tierra suficiente para que las plantas, tenga un desarrollo óptimo.

Si no dispones de un terrenito para plantarlo, no te preocupes puedes cultivar en macetas. Es suficiente con que tengan entre 7 y 15 centímetros de profundidad para favorecer el crecimiento de las plantas.

  1. Elegir tipo de plantas

Una vez elegido el lugar, es el momento de decidir las plantas. ¿Lo has hecho antes? Si eres principiante, lo mejor es que escojas las que se pueden cultivar todo el año y que tengan un ciclo de crecimiento corto. Por ejemplo: las cebollas o las lechugas.

  1. Elegir sustrato

Si abogas por la economía circular y la sostenibilidad, te recomendamos que utilices compost. Contiene una mezcla de restos de otras plantas y estiércol. Debes tener en cuenta que el sustrato que elijas es esencial para el éxito o no de tu plantación.

Pasos para tener tu huerto urbano en casa
Imagen: Pexels
  1. Sembrar, Trasplantar, abonar y regar

Son las cuatro fases más importantes a la hora de llevar un huerto urbano. Puedes sembrar directamente sobre la tierra, en la maceta que hayas elegido o, incluso, en otra más pequeña para luego trasplantarla. Si has optado por plantar zanahorias, luego no las podrás trasplantar. Tenlo en cuenta. Si, tienes otras hortalizas y trasplantas ve con cuidado para no dañar las raíces y prensa ligeramente la tierra de alrededor. Una vez que lo hagas, riega inmediatamente.

El abono te recomendamos que lo pongas al menos dos veces al año. Tendrás que añadir más compost para que los minerales y nutrientes de la tierra se recuperen.

Y, por último, elige la forma de riego. Si es por goteo ahorrarás recursos y harás un consumo más responsable del agua. En verano será necesario que riegues al menos dos o tres veces al día.

Ya tienes todas las claves para poner tu huerto en marcha. Recuerda tener paciencia e ir introduciendo plantaciones más avanzadas con el tiempo. Un huerto urbano es una buena forma de consumo responsable. Consumes alimentos más naturales y te ayuda a ahorrar y reutilizar productos. En GranCasa encontrarás todo lo que necesitas para comenzar con esta nueva experiencia. ¡Pon en marcha tu propio huerto urbano!

Publicación
20 de abril de 2022
Categorías
Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio