Platos de cuchara para el otoño

El otoño es una estación en la que bajan las temperaturas de manera gradual, y el cuerpo, que viene de unos meses muy calurosos, sufre bastante para adaptarse. Es habitual estar en casa con cierto destemple, salir a la calle con menos cantidad de ropa que la adecuada y pasar algo de frío después de la ducha. Sobre todo hasta que encienden la calefacción central. Todos estos inconvenientes se pueden paliar con una manta, una buena camiseta interior o subiendo el termostato del calentador. Pero, además, se puede luchar contra las bajas temperaturas con unos suculentos platos de cuchara, que te darán un gran aporte calórico, y que no se disfrutan igual en otras épocas del año más tórridas.

Os vamos a dar una serie de pequeñas pautas para varias recetas de platos de cuchara, para que tú y los tuyos entréis en calor en la comida o en la cena.

 

Crema o puré de verduras variadas: lo cierto es que las verduras son uno de los alimentos más saludables de toda la dieta. La crema de verduras permite elegir, un poco al gusto del consumidor, los ingredientes. Puedes optar por una versión más suave con coliflor, o una crema de calabacín o de zanahoria, o de col lombarda. Las posibilidades son casi infinitas.

Platos de cuchara para el otoño

Sopa de pollo: las sopas son muy reconfortantes en las tardes de frío y lluvia. Para una buena sopa de pollo se recomienda hervir verduras con un poco de pechuga desmenuzada. Después, se le añade unos fideos o caracolas para darle algo más de consistencia al plato. A mucha gente le gusta tomarla muy caliente, con necesidad de soplar la cuchara antes de ingerir la sopa. Y a otros muy espesa, con mucha cantidad de pasta. Para gustos, los colores.

Platos de cuchara para el otoño

Lentejas con chorizo y morcilla: las lentejas son un plato típico de todas las casas españolas y cada familia tiene su propia receta. En algunas lentejas se echa arroz, en otras optan por acompañarlas de verduras y en otras, embutidos de la matanza del cerdo. Fuente de hierro, nuestro cuerpo lo absorberá mejor si lo rematamos con una naranja de postre. Además, las naranjas ya empiezan a estar en el mejor momento del año para disfrutarlas, cuando tienen el mejor sabor y textura. Y ya sabéis el dicho, lentejas, si quieres las comes y, si no, las dejas.

 

Cocido caldoso: el típico cocido madrileño viene con los ingredientes por separado y no suele tener mucho jugo. Sin embargo, en otras latitudes de la península es un sabroso plato de cuchara que incorpora el jugo de los garbanzos, patata, oreja, morcilla y costillas de cerdo. Este plato te hará entrar en calor a toda velocidad. Pero se recomienda solo para la hora de la comida, ya que si cenamos este tipo de platos, podemos pasar una noche muy larga con una digestión pesada y molestias estomacales.

 

Garbanzos con picadillo de pimientos y cebolla: al hilo con uno de nuestros principales protagonistas en el plato anterior, los garbanzos, en este caso vamos a por un plato vegano porque solo tiene de acompañante un picadito de pimientos rojos, tomate y cebolla. Herviremos los garbanzos por separado, luego mezclaremos todo el contenido en el plato. Si lo conservamos en la nevera un par de días, los garbanzos cogerán mucho más sabor.

 

Alubias con tocino: la fabada es un plato muy icónico del norte de España, en concreto de la región de Asturias. Pero no nos vamos a adentrar en una receta tan elaborada sino en unas sencillas alubias con tocino, que pasaremos previamente por la sartén antes de incorporar a la cazuela. También se puede añadir un poco de cebolla.

 

Estofado de ternera con pimientos. Los guisos de carne que se comen con cuchara son ideales para las comidas de plato único. Y si hacemos abundante cantidad podemos conservarla en un tupper y llevárnosla un día al trabajo. E incluso congelarla para degustarla varias semanas después.

Platos de cuchara para el otoño

Podemos ver en esta selección un poco de todo, incluye desde platos veganos hasta los que se pedirían los más carnívoros, como nuestro cocido del mondongo o un estofado de ternera con pimientos verdes. Seguro que alguno de ellos os convence. Además, hay otras muchas más opciones como un arroz caldoso con bogavante, que no es tan caro si aprendes a cocinarlo en casa. O un plato tailandés de arroz con curry y leche de coco, que te puede ayudar a sorprender a tus invitados gracias a sus sabores exóticos.

Los platos de cuchara van a ser unos grandes aliados para combatir los fríos del otoño. Cuando llegue el invierno, ya seremos unos auténticos genios de la cazuela y la cuchara de madera. Así, podremos evolucionar hacia recetas con una mayor dificultad y elaboración.

Publicación
09 de noviembre de 2021
Categorías
Recetas
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio