Platos típicos aragoneses

La gastronomía es uno de los símbolos de España y, por supuesto, en Aragón no íbamos a quedarnos por detrás del resto de nuestro país. Aragón es una comunidad autónoma que destaca por una amplia cultura culinaria en la que hay un gran repertorio de platos típicos y muy representativos.

Hoy nos embarcamos a bordo de un viaje a través de los platos aragoneses típicos y de sus sabores más característicos. El norte de España ha hecho siempre gala de una extensa oferta de recetas y Aragón sigue la línea de sus comunidades vecinas: borrajas, migas, ternasco, morcilla… acompáñanos en este periplo en el que se te va a hacer la boca agua.

Platos típicos aragonesesImagen: Unsplash

– Borraja: la borraja es un vegetal típico de la gastronomía aragonesa y, aunque no es exclusivo de nuestra zona geográfica, sí que es una de las regiones en las que más se consume. La borraja se utiliza en otros países como Francia, Italia, Alemania y Grecia, así como en otras comunidades autónomas de España como son La Rioja o Navarra, y, en definitiva, a lo largo de todo el valle del Ebro. Sin embargo, en el artículo de hoy vamos a hablar de Aragón, en donde se cocina de forma tradicional con un chorrito de aceite de oliva, sal, y patata hervida. Por otro lado, muchos cocineros se lanzan a crear otro tipo de platos muy especiales utilizando este vegetal de intenso sabor. Por ejemplo, el chef Agustín Cremades servía un plato de borraja con almejas en Los Cocineros 2 y en El Cabecico Redondo de Cuarte de Huerva que tenía absolutamente enamorada a su clientela.

Morcilla: la morcilla es un embutido confeccionado con la sangre del cerdo y con varios condimentos como el arroz, el picante, los piñones o la cebolla. La morcilla de Aragón suele llevar,además de la sangre, manteca de cerdo, granos de arroz y especias. Es un plato muy sabroso y se coloca en el centro de la mesa para que los comensales puedan disfrutar de su intenso sabor en pequeños bocados. Los más valientes optan por hacerse un bocadillo de morcilla para almorzar o desayunar unos huevos fritos con morcilla. En cualquier caso, un plato que no debes dejar de probar si te acercas por la comunidad autónoma de Aragón.

Ensalada de tomate rosa de Barbastro con cebolla dulce de Fuentes de Ebro: en esta ensalada se combinan dos de las hortalizas que tienen más fama en el territorio de Aragón y fuera de él. En primer lugar, el tomate rosa de Barbastro, con su característica forma irregular, su color vivo y sus potentes matices. Se corta a rodajas y se le añade una cebolla dulce desmenuzada de la localidad de Fuentes de Ebro. Esta cebolla no pica ni siquiera cuando se sirve cruda en una ensalada, por lo que es ideal para disfrutarla en frío, con todas sus propiedades. Esta ensalada se combina, a su vez, con un chorro de aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón, una pizca de sal, y una reducción de vinagre. Sencillamente una muy deliciosa y saludable receta para el centro de la mesa o para un entrante.

Platos principales con todo el carácter de la gastronomía aragonesa y un sabor sin parangón

Pasamos, acto seguido, a dos platos que pueden llevar la voz cantante en una comida, como son las migas y el ternasco.

– Migas: las migas de Aragón son un plato muy generoso y, por su alto contenido calórico, se recomienda degustarlo cuando llegan los fríos del otoño y del invierno. Se puede condimentar con uvas, con huevos fritos, con panceta o con longaniza de Graus, por poner algunos ejemplos. Para hacerlo, es necesario guardar pan durante unos días hasta que adquiere una textura seca. Luego se desmenuza el pan, armándose de paciencia, y se refríe con un buen chorro de aceite de oliva. La combinación con los granos de uva puede parecer algo exótica, pero esas mezclas de dulce y salado son muy agradecidas en el paladar. Para maridar las migas, lo mejor es un vino tinto garnacha.

-Ternasco de Aragón: todos los aragoneses saben que el mejor ternasco de Aragón es aquel que se hace a las brasas, y a poder ser, sobre un lecho de sarmientos que le van a dar un sabor aún más delicioso. Si a ese plato de chuletas y costillas le añades pan tostado con aceite, sal y ajo, o una salsa de aceite ajo y perejil, la carne del ternasco de Aragón alcanza unas cotas de perfección difícilmente imaginables. También está muy buena la paletilla asada al horno, acompañada de una guarnición de verduras y patatas a lo pobre. El diente de ajo le da el punto óptimo de sabor. Es un plato muy habitual en los eventos BBC: bodas, bautizos y comuniones.

Platos típicos aragonesesImagen: Unsplash

Categorías
Aragón Food Lifestyle Recetas Zaragoza
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio