Cómo preparar tu propia agua saborizada en casa

Las aguas saborizadas se pusieron de moda hace unos años como una solución milagrosa para adelgazar, y aunque su efectividad para perder peso no ha sido probada, sí son una gran alternativa para refrescarse ante el calor de una forma sana en lugar de tomar refrescos con azúcar o alcohol.

Preparar tu propia agua saborizada es muy sencillo. Estos tipos de aguas no son ni una infusión, ni un zumo ni un batido por lo que prepararlas es muy simple. Lo único que hay que hacer es poner en una jarra las frutas y/o verduras que nos apetezcan y añadir agua mineral o del grifo. Hay también quien añade hierbas aromáticas como la menta o la albahaca, especias como la canela o alguna sustancia para endulzarla como miel, stevia o edulcorante, pero lo cierto es que no los necesitan.

Conviene añadir las frutas y verduras cortadas en rodajas finas, para que la superficie que entre en contacto con el agua sea mayor y de esa forma le proporcionen más sabor. Un buen momento para prepararlas es por la noche, pues 10 horas son suficientes para que el agua coja sabor. Si deseas un sabor más intenso, déjalas macerar durante más tiempo.

Las combinaciones de aguas saborizadas son infinitas, pero si no sabes por dónde empezar, deja que te demos algunas ideas:

  • Agua saborizada de mango, lima y albahaca

En el caso del mango, puedes optar por utilizar la piel o la pulpa de la fruta mientras que en el de la albahaca puedes utilizar sus hojas o un par de ramas sin ellas. El resultado será un agua saborizada dulce y frutal.

  • Agua saborizada con piña

Asegúrate de que la piña esté bien pelada y limpia y córtala en tacos pequeños. Puedes combinarla con papaya, mango y menta o con uvas y frambuesas.

  • Agua saborizada con naranja y vainilla

Como ya te hemos comentado, también puedes utilizar especias en tus aguas saborizadas y la vainilla es un buen ejemplo de ello. Coge una vaina, ábrela por la mitad y ponla junto con media naranja en rodajas.

  • Agua saborizada con pepino

Las verduras son tan buenas como la fruta a la hora de preparar aguas saborizadas. En el caso de las aguas con pepino, puedes combinarlo con lima y albahaca o con sandía y menta, por ejemplo.

  • Agua saborizada con frutos rojos

Frambuesas, limón y menta; moras, frambuesas, fresas y menta; frambuesas, fresas, limón y hierbabuena; frambuesas, arándanos y fresas… Si utilizas moras, frambuesas o arándanos, te aconsejamos que los eches enteros.

  • Agua saborizada con sandía

Cuando comas rodajas de sandía o melón, puedes dejar un poco de pulpa y utilizarla para preparar una deliciosa agua saborizada a la que puedes añadir unas hojas de menta y unas rodajas de limón. Si prefieres un sabor algo más dulce, prueba a combinar la sandía con fresas y kiwi. ¡Deliciosa!

Esperamos que te hayan gustado nuestras ideas para preparar tu propia agua saborizada casera. Como ves, las combinaciones son infinitas así que te animamos a probar y dar con la que más te guste. Si quieres tomarla fría, recuerda que solo tienes que añadirle hielo en el momento de servir.

Publicación
10 de junio de 2020
Categorías
Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio