Qué hacer en el Pirineo en verano

Tozal de Guara. Fuente: Wikipedia

Si alguna vez has pensado en iniciarte en el mundo del montañismo y nunca te has lanzado, probablemente el mejor momento del año sea el mes de agosto, por varios motivos.

  • En primer lugar, es un mes propenso para las excursiones, sobre todo si queremos dormir en algún refugio, ya que es cuando es más habitual disfrutar de las vacaciones laborales y es más común tener días disponibles en el trabajo.
  • Época de buenas temperaturas: aunque hay que reconocer que por la noche ya refresca en el Pirineo, es la mejor época del año y podemos incluso pernoctar con una tienda de verano. Y en caso de tener un percance, si somos novatos, las temperaturas moderadas podrían ser unas grandes aliadas.
  • Tras todas las semanas de calor, ya se ha producido el deshielo y no hay riesgo de avalanchas. Los pequeños neveros que quedan se mantienen fijos todo el año y de esa manera, aunque lleguemos a grandes cotas, estaremos más seguros que en otros meses y estaciones.

Rutas de Pirineo para disfrutar de la montaña

Partiendo de este punto, os vamos a explicar brevemente seis rutas para recorrerte las montañas oscenses en lo que queda de verano. ¿Te animas? Pues sigue leyendo:

  • Ibón de Pinarra: este ibón está situado en un precioso rincón del Pirineo, en el corazón del Valle de Bielsa, y es una excursión muy agradable que puede realizarse incluso con adolescentes. Adjuntamos la ruta correspondiente con explicaciones sobre los hitos que nos iremos encontrando en el camino.
Qué hacer en el Pirineo en verano
Ibón de Pinarra. Fuente: Huesca La Magia
  • Robiñera: está situado bastante próximo a la excursión que figura en el párrafo precedente y es uno de los tresmiles más bajos del Pirineo, con sus 3003 metros. Permite una ascensión en el día, lo cual es algo muy buscado por los montañeros zaragozanos. En el enlace a la ruta de wikiloc podremos conocer más detalles de esta ascensión. ¿Te apuntas como reto el subirlo antes de que acabe el verano?
  • Tozal de Guara: uno de los picos más icónicos del prepirineo, y durante el invierno puede vislumbrarse la cima nevada desde las plazas y parques de Huesca. En la ruta que te adjuntamos, desde Santa Cilia, podrás disfrutar de una larga caminata hasta su cumbre.
  • Ibón de Telera: uno de los senderos más bonitos para realizar desde Piedrafita de Jaca, con unas impresionantes vistas del Pico Telera. Es también una excursión de exigencia en términos de distancia. En la ruta de la web de wikiloc se explica cómo llegar sin perderse en el intento.
  • Subida al Pacino: rebajamos el nivel exigencia con el ascenso al Pacino, que se levanta enfrente de Sallent de gállego, que tiene una altura muy accesible para personas que no están muy habituadas al senderismo. Su cumbre se puede alcanzar por una ruta que no entraña ningún riesgo. Si estás interesado, en wikiloc está bien documentada con imágenes.
  • Punta Maristas: un pico algo desconocido pero que tiene unas preciosas vistas desde la cumbre de otros mastodontes como El Posets o el Cotiella. En internet no hay mucha información salvo esta ruta circular que podéis enviar a vuestro reloj GPS.

Con estas seis rutas, relativamente accesibles incluso para adolescentes las del Pacino e Ibón de Pinara, podrás descubrir las vivencias montañeras que tus amigos siempre te contaron. El trekking es un deporte muy saludable y si lo acompañamos con unos bastones, incluso nuestras rodillas estarán protegidas. Y ya sabéis, siempre hay que llevar abundante líquido, alguna barrita energética, frutos secos, el móvil a tope de batería y, finalmente, protección solar para evitar las temidas quemaduras solares.

Qué hacer en el Pirineo en verano
Robiñera. Fuente: Travesía Pirenaica
Publicación
18 de agosto de 2021
Categorías
Viajes
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio