Remedios naturales contra los mosquitos

Los odiados mosquitos vuelven con fuerza en los meses de calor y nos hacen la vida imposible. Nos molesta su sonido en los oídos cuando estamos durmiendo, planean sobre nuestra comida cuando estamos cenando con nuestra familia en el balcón y nos dejan picotazos que nos escuecen durante días. El problema es que son cada vez más las personas que prefieren evitar el uso de insecticidas por sus abundantes químicos y por sus efectos en el medioambiente y en la salud de los humanos.

Para todas aquellos anti químicos, en este texto vamos a recopilar una serie de remedios naturales y caseros, tanto para prevenir su presencia como para disminuir los efectos de las picaduras; con el firme objetivo de que los mosquitos no le amarguen vacaciones a nadie. Si eres de los que cada año vuelve a casa con un sinfín de habones y con la piel irritada de tanto rascarte por tu negativa a usar sprays antimosquitos, estos remedios caseros van a ser de gran ayuda para lo que queda de este mes de agosto y principios de septiembre.

 

Remedios naturales para prevenir la presencia de los mosquitos

  • Hay una solución muy fácil de implementar y es que todos tenemos a mano un ventilador en verano, especialmente en los apartamentos de la playa y zona de costa. Los ventiladores siguen teniendo su público porque el aire acondicionado no es muy saludable para pasar la noche y por eso muchas personas se decantan por el ventilador. Pues si colocas un ventilador, aunque sea de techo, en la estancia en la que estéis cenando, los mosquitos se marcharan. Al parecer, no les gustan nada las corrientes de aire que se generan cuando están en funcionamiento y se trasladan a otro lugar.
  • Una vela de citronela no es un remedio muy natural, pero sí muy económico a la vez que efectivo. Y es que, colocando una de estas velas amarillas en la estancia o en el marco de la ventana, ahuyentaremos los mosquitos con una eficiencia casi mágica. Anímate a probarlo. Son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda.
  • Mosquiteras: quién no ha estado tentado de colocarlas alguna vez en todas las ventanas de la casa. En verano, sobre todo en agosto, abrir las ventanas por la noche nos garantiza un flujo de aire, una brisita que nos ayuda a ventilar la casa del calor acumulado durante el día, justo antes de dormir. Esto no podemos hacerlo con las luces encendidas salvo que tengamos unas buenas mosquiteras. Anímate a comprar unas a medida de tus ventanas y verás como son todo beneficios.
  • Una bandeja de agua y vinagre en el salón. El olor que se desprende este preparado no es de su agrado y preferirán entr17ar en otro hogar antes que aguantar semejante hedor. Es una forma muy inocua de “mandarlos a paseo”: inocua para los propios insectos y para el ecosistema natural. También sirven para repeler por el aroma, plantas aromáticas como la lavanda, la menta o la albahaca, que además sirven de decoración en el propio alfeizar.

Remedios naturales contra los mosquitos

Remedios naturales para que los habones no nos molesten más de lo necesario

  • En primer lugar, siguiendo un poco la lógica, aplicar un paño frio o un hielo envuelto en una gamuza nos servirá para calmar la zona afectada. No conviene que el hielo esté muchos minutos en contacto con nuestra dermis.
  • Baños de avena. Si te han acribillado, te recomendamos llenar la bañera de agua templada y diluir en ella polvos de avena, disponibles en cualquier farmacia, y zambullirte en el agua con avena durante unos 15 minutos. Esto te ayudará a calmar la hinchazón. A continuación, lo que procede es un baño final con agua fresquita para quedarlos libres de todos los restos de cereal.
  • Plantas: en el apartado plantas, el más natural de todos, tenemos un amplio repertorio de especies que nos vendrán muy bien: desde el aloe vera, a el tomillo, pasando por la albahaca, la manzanilla y la melisa. La melisa se puede adquirir en aceite en cualquier boticario o herboristería, la manzanilla y la albahaca se hierven y frotamos suavemente con el líquido por la picadura, el aloe vera puede usarse tanto de forma natural o en gel. El tomillo simplemente hay que pasar las hojas bien troceadas por el habón, aunque también puede hervirse para humedecer la picadura con la infusión resultante.

Este verano, los mosquitos tienen enfrente a unos valientes guerreros que van a usar todas sus estratagemas para evitar los dolorosos, a la par que molestos, picotazos. En este mes de agosto se termina para ti la pesadilla de los mosquitos con estos sencillos consejos; se acabaron las noches en vela y el escozor de sus picaduras.

Remedios naturales contra los mosquitos

 

Categorías
Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio