Rutas para caminar en Zaragoza en primavera

Los deportes de impacto como correr o trotar, o el propio fútbol, son muy lesivos y dañinos para las rodillas. La bicicleta, además de ser dura para las articulaciones de las piernas tampoco es recomendable para nuestra espalda (dependiendo de las lesiones).

Y lo cierto es que nadar es un deporte que no termina de convencer a todo el mundo.

Ante eso, caminar se presenta como una opción muy recomendable. Es una actividad física muy saludable y respetuosa con el organismo, aunque como punto débil, hay que reconocer que exige bastante tiempo, a decir verdad.

En el artículo de hoy os vamos a proponer una serie de rutas para caminar en Zaragoza en primavera, con bonitos paisajes y curiosidades. Vamos a ello:

Movera – Pasarela del Bicentenario: distancia de 11 kilómetros. Comenzamos con una ruta corta que puede llevarnos unas 3-4 horas de paseo a ritmo muy suave y con paradas a lo largo de todo el trayecto. Caminaremos por la carretera de Pastriz hasta la casa del “Caza militar” (cuando lo veas lo entenderás), aunque un poco antes nos desviaremos hacia el Camino Hospital. Viraremos a la izquierda en el Camino de San Ramón y en cuanto lleguemos al río ya podremos ver la impresionante Pasarela del Bicentenario, con su característico trenzado en color verde. Es una buena recompensa y un sitio muy instagrameable, antes de dar media vuelta y regresar a Movera.Rutas para caminar en Zaragoza en primavera: Movera - Pasarela del Bicentenario

Plaza del Pilar – Los Galachos de Juslibol: distancia de 17 kilómetros. Este itinerario comienza en el pleno centro de la ciudad, en su plaza más representativa, bajo la sombra de la Basílica del Pilar.  Tras cruzar el cauce del río por el puente de Santiago, hay que continuar por la ribera hasta la pasarela del Voluntariado. Entonces recorreremos el recinto expo y el Parque Luis Buñuel (también llamado Parque del Agua). De nuevo nos colocaremos a la vera del río Ebro y seguiremos aguas arriba hasta la Escuela de Adiestramiento, en donde nos desviaremos a la derecha hasta el camino Acequia baja, desde el cual ya divisaremos el verdor de los Galachos de Juslibol y el Observatorio de aves.Rutas para caminar en Zaragoza en primavera: Plaza del Pilar- Galachos de Juslibol

Fuente de los Incrédulos – María de Huerva: distancia de 26 kilómetros. Una ruta con  una duración ya considerable, ya que se necesitarán alrededor de 6 horas. Tras empezar en la Fuente de los Incrédulos hay que seguir por el canal Imperial hasta el camino de la Junquera en donde avanzaremos por terreno asfaltado hasta Cuarte de Huerva. Podemos hacer allí una pequeña parada en las terrazas del Bulevar, que siempre están muy animadas, y seguiremos rumbo a Cadrete, cruzaremos dicho pueblo hasta llegar a la entrada de María de Huerva. Gran parte del camino se realiza entre los blanquecinos montes de la zona y la ribera del río Huerva.Rutas para caminar en Zaragoza en primavera: Plaza del Pilar - Galachos de Juslibol

Anillo verde (cruce con Camino del Pilón) – Puente Clavería: distancia de 34 kilómetros. Estamos ante una ruta larga, que conllevará unas 8 horas a paso ligero. Comenzamos enfrente del concesionario Goya Automoción y lo primero que haremos será cruzar todo Miralbueno por el Camino del Pilón y seguir después por el Camino de Bárboles. Pasado Garrapinillos, sin abandonar ese camino, hasta la Urbanización La Frondosa, en la cual tomaremos el Camino del Puente de Clavería y avanzaremos pasando por la Balsa de Larralde, hasta el citado puente. En total son 17 kilómetros de ida, y otros tantos de vuelta, aunque lo podemos alargar un poco más si regresamos por la orilla del Canal Imperial de Aragón.Rutas para caminar en Zaragoza en primavera: Miralbueno - Puente Clavería

Lo ideal para comenzar a caminar estas largas distancias es empezar poco a poco, evolucionando paulatinamente, usar un calzado que ya tenga varios usos, protección solar y agua en abundancia. Por lo general, todos los caminos mencionados son bastante concurridos y por lo tanto estarás en contacto con otros viandantes, sobre todo si realizamos esta actividad en fin de semana o en festivos. Hay que recordar la obligatoriedad de la mascarilla, que sigue siendo un aspecto muy a tener en cuenta ya que la normativa exige llevarla puesta incluso cuando estemos en soledad, en el campo, ya que nos encontramos fuera de nuestro hogar. En cualquier caso, si el ritmo que llevamos al andar es lo suficientemente fuerte, se podrá considerar actividad física y, por lo tanto, estaríamos ante una excepción.

Publicación
28 de abril de 2021
Categorías
Deportes
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio