Rutas por la provincia de Zaragoza en familia en Semana Santa

Imagen: Pixabay

Ya está aquí la Semana Santa de 2022, que muchos no han dudado en calificar como “la gran deseada”. No les falta razón porque va a ser la primera Semana Santa que acontece con normalidad tras la interminable epidemia de Covid – 19. Hemos perdido dos Semanas Santas que no regresarán, pero ahora podemos desquitarnos celebrándolo a lo grande.

En esta ocasión las cofradías volverán a tomar el centro de la ciudad, con su aroma a incienso y sus tambores.

Pero para todos aquellos que no queráis quedaros en la ciudad para disfrutar de la parte litúrgica de la Semana Santa, os vamos a recomendar una serie de escapadas y rutas dentro de la comunidad autónoma de Aragón.

Cinco escapadas para unos días de desconexión

  • Tarazona y el Moncayo: al oeste de Zaragoza nos esperan dos magníficos rincones en los que pasar un fin de semana especial con nuestra familia, amigos o pareja. En los pueblos de los alrededores hay muchas ofertas de casa rural para pasar unos días de tranquilidad y cultura. Combinar un paseo por la Tarazona medieval, por su centro histórico y recorrer las inmediaciones del Palacio Episcopal, con un pequeño paseo de senderismo por el Moncayo. En el centro de interpretación de Agramonte arrancan varias rutas preciosas que serpentean entre los frondosos bosques de los árboles. Si llegas hasta el Santuario de la Virgen del Moncayo, o incluso hasta el Circo de San Miguel, disfrutarás de unas vistas incomparables de la comarca. Para comer te recomendamos el Saboya 21, con un excelente menú de trufa negra tuber melanosporum, cuando es temporada.
Imagen: Turismo de Aragón
  • Caspe, Maella y Nonaspe: ahora nos vamos al extremo oriental, a la región arrinconada que separa las provincias de Huesca y Teruel. En primer lugar, hay que visitar la ciudad del Compromiso. Desde la Colegiata, hasta el Mar de Aragón, Caspe es una parada obligada en la comarca Baix Aragó-Casp. La siguiente población para visitar es Nonaspe, que es donde se unen los ríos Matarraña y Algars. De ahí el nombre de la ermita de la Virgen de Dos Aguas. Relativamente cerca, en la localidad de Fayón nos espera el Museo de la Batalla del Ebro. Finalmente, de camino al castillo del Conde de Aranda, en Maella, hay que parar en el Mausoleo Romano de Fabara. Para comer, os recomendamos el restaurante El Guijarro, situado a la orilla del río Matarraña en la localidad de Maella.
  • Daroca, ciudad de las murallas: otra ciudad con una judería muy espectacular. Una enorme muralla medieval rodea toda la población coronando las colinas circundantes. Además, también se recomienda dar un paseo cercano por pueblos como Acered, o la abandonada villa de Pardos. Por desgracia, Pardos se quedó vacío hace ya casi un siglo, y en su taberna, la Casa de la Tía Juliana, ahora en ruinas, ya no da abrigo a jolgorio, ni a barriles, ni a sonrisas, sino solo a la vegetación salvaje. Una región de Aragón muy despoblada, pero a la vez ideal para desconectar del estrés de la gran ciudad.
  • Cinco villas infinitas: los pueblos de Tauste, Ejea, Sos del Rey Católico, Uncastillo y Sádaba conforman esta comarca tan emblemática del norte de la provincia. Además, hay otros pueblos alucinantes como Luesia o Luna. Lo ideal es visitar cuantas más poblaciones mejor, sus ermitas, iglesias, castillos y museos etnográficos. Además de hoteles y hospederías, también disfrutaremos de buena gastronomía aragonesa en un sinfín de restaurantes. En Sos del Rey Católico lo más bonito son los miradores, y debemos hacer un esfuerzo por subir hasta el punto más alto de la ciudad, al lado de la fortaleza, para ver la Torre del Homenaje y contemplar la peña sobre la que se erige la ciudad. En ese mismo municipio se puede visitar la Iglesia gótica de San Esteban.
  • Calatayud, Paracuellos del Jiloca y Alhama de Aragón: terminamos con Bílbilis, la gran ciudad de Calatayud. Además de visitar esta localidad con una enorme plaza de toros, la Sinagoga de los Hiladores, El Palacio Erlueta y un sinfín de balnearios en Jaraba, en Alhama de Aragón y en Paracuellos del Jiloca. También puedes pasar a visitar el pueblo de Sestrica, relativamente cerca. Además, en esta comarca, con respecto a la oferta hotelera hay muchas opciones para todo tipo de clientela. Por supuesto, el Monasterio de Piedra también es otro lugar de obligada visita en esta zona de Aragón. Allí disfrutarás del aire puro y de las cascadas.
Imagen: Unsplash

Si deseáis compaginar el viaje con las cofradías, tambores y los timbales, entonces tendrás que consultar los horarios de cada salida de Semana Santa en estas poblaciones, porque con toda seguridad podremos sentir el espíritu de la liturgia. Esperamos que os haya gustado la recopilación de información sobre escapadas en la provincia de Zaragoza.

Publicación
10 de abril de 2022
Categorías
Aragón
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio