Secretos de los puentes de Zaragoza

Los puentes son una construcción arquitectónica que han venido siendo útiles para la Humanidad desde tiempos inmemoriales. Ya en la prehistoria, los primeros puentes fueron muy rudimentarios: un tronco de árbol, losas de piedra o incluso tablones de madera un poco más elaborados. En Roma, se construyeron puentes de piedra sostenidos en arcos de medio punto. Y, salvo las excepciones como los puentes de cuerda abundantes en el imperio inca, los escasos puentes del Medievo seguían el mismo estilo construido desarrollado por los romanos. Fue así hasta la edad Moderna, cuando llego el cemento y el metal, y comenzó la verdadera revolución de los puentes colgantes que nos ha llevado a tener obras de ingeniería como el Golden Gate de la Bahía de San Francisco, en los Estados Unidos de América, o, más recientemente, el Viaducto de Millau, en el sur de Francia.

Toda esta introducción sobre la evolución de los puentes a lo largo de la historia de la arquitectura nos sirve de introducción para hablar de los puentes de la ciudad de Zaragoza, que son más numerosos de lo que uno quizás pueda imaginar. Bajo estas líneas, la historia, algunas curiosidades y los secretos de los puentes de Zaragoza.

Los 14 puentes de la ciudad de Zaragoza

Para analizar todos y cada uno de los puentes, seguiremos el orden del curso del río dirección oeste – este.

  • Puente de la A-2: el primer puente que nos encontramos es el de la autopista que une la capital de España con la ciudad Condal. Miles de personas cruzan ese puente cada día, y es un puente que puede cruzarse únicamente a bordo de un vehículo motorizado: moto o coche.
  • Puente del Tercer Milenio: este puente se construyó para continuar con el trazado del Tercer cinturón que envuelve a Zaragoza y, a la vez, rodear con una bonita estampa el recinto de la Expo del Agua, que se celebró en el año 2008.
  • Pabellón puente de la EXPO 2008: la Expo 2008 vino con un pan bajo el brazo y era esta magnífica obra de Zaha Hadid que ofrecía una exposición en su interior. Era un puente con una función complementaria al transporte, como aquellos puentes habitados en la Edad Media por mercaderes.
  • Pasarela del Voluntariado: la exposición internacional trajo muchas más cosas que puentes a la ciudad, pero en realidad no podemos olvidarnos de mencionar la Pasarela del Voluntariado que, con su particular “jabalina”, modificaría el skyline de la ciudad para siempre.
  • Puente de la Almozara: este puente era un paso para el Ferrocarril, y así lo recuerda la máquina de tren que hay al otro lado del río. Sin embargo, en los años 70 fue reformado de forma integral para que pudiera ser utilizado tanto por peatones como por vehículos.
  • Puente de Santiago: este puente fue construido al lado de las Murallas Romanas y su función y objetivo era la de dar respuesta a la necesidad de puentes que ya tenía la capital de Aragón.
  • Puente de Piedra: al lado de la Basílica de la Catedral de la Seo y de la Lonja desemboca este puente del siglo XV. Se ha renovado en muchas ocasiones y quizás uno de sus momentos más famosos, por desgracia, es el de cuando un autobús se cayó al Pozo de San Lázaro.
  • Puente del Pilar (Puente de Hierro): El Puente del Pilar está actualmente pintado con los colores del Real Zaragoza, aunque anteriormente era de color verde. Data de 1895 y tiene una pasarela central, y dos viaductos adyacentes.
  • Puente de la Unión: continuamos bajando por el río más caudaloso de España y llegamos al viaducto que une el barrio de Las Fuentes y la margen izquierda. Es un puente de cemento con un pronunciado arco y una estética minimalista.
  • Pasarela del Azud del Ebro: encima del azud del río Ebro hay una pasarela que es utilizada por centenares de personas cada día. Muchos la cruzan caminando y otros corriendo, y ofrece unas preciosas instantáneas de la ciudad.
  • Puente Manuel Giménez Abad: el Tercer Cinturón tiene otro puente colgante que une el barrio de Las Fuentes y el barrio de Vadorrey y que está dedicado a este político aragonés que fue asesinado por ETA en el año 2001.
  • Puente del Ferrocarril: muy cerca del Puente Manuel Giménez Abad está el bonito puente del ferrocarril, por el que cruza el AVE y que destaca por tener una celosía blanca muy llamativa.
  • Viaducto del Z-40: el cuarto cinturón tiene un puente bastante peraltado a la salida de la ciudad rumbo a Valencia por el que, de nuevo, pasan miles de personas cada día. Conecta los barrios de Santa Isabel y la Jota con Puerto Venecia y el barrio de San José.
  • Pasarela del Bicentenario: terminamos con una pasarela peatonal que también está coronada por una preciosa celosía en color verde eléctrico.

Secretos de los puentes de Zaragoza

Puente del Tercer Milenio

Hasta aquí el repaso a los 14 puentes, viaductos y pasarelas que cruzan el río Ebro a lo largo de todo el término municipal de Zaragoza. Esperamos que, tras la lectura de este artículo, tengáis a vuestra disposición más información sobre los puentes sobre el Ebro de la capital de Aragón.

Secretos de los puentes de Zaragoza

Categorías
Lifestyle Zaragoza
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio