Tapas de Navidad fáciles de preparar

Es llegar la Nochebuena y hacernos todos los años la misma pregunta “¿Qué preparo para cenar?” Atrás quedaron los años en los que nuestras madres y abuelas preparaban tres y cuatro platos para cenar. Ahora, y este año más que nunca, todos tenemos ganas de pasar tiempo con los nuestros charlando y disfrutando y eso no es compatible con pasar la mañana y la tarde de Nochebuena en la cocina. ¿Existe una alternativa? Sí. Las tapas de Navidad. Aperitivos y entrantes fáciles de preparar y con los que ganarás tiempo en la cocina porque podrás evitarte cocinar un primer plato, por ejemplo.

¿Nos ponemos manos a la obra?

Tapas de Navidad: bombones crujientes de foie y almendra

Para preparar nuestros bombones solo necesitamos una lata de micuit y crocanti de almendras. Unas horas antes de empezar a prepararlos deberemos meter el foie en el congelador, para que de esa forma sea más fácil trabajar con él y no se deshaga.

Una vez saques el foie del congelador, utiliza un sacabocados o sacabolas para hacer los bombones. A continuación, reboza las bolitas en el crocanti de almendra, que habrás extendido antes en un plato llano. Cuando termines, mételas en la nevera hasta el momento de disfrutar de degustarlas. Si quieres sorprender a tus invitados, sírvelas utilizando cucharas de cocktail y acompáñalas de un vino semi dulce o un cava bien frío.

 

Tapas de Navidad: bocaditos de patata con ahumados

Esta receta es sencilla y además muy agradecida, pues los bocaditos resultan frescos y agradables al paladar.

Para preparar nuestros bocaditos para cuatro personas necesitamos los siguientes ingredientes:

  • Seis patatas baby
  • 40 gramos de salmón ahumado
  • 40 gramos de bacalao ahumado
  • 40 gramos atún ahumado
  • 30 gramos de eneldo
  • 30 gramos de cebollino
  • 20 gramos de huevas de trucha
  • Un yogur natural tipo griego
  • Un limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Antes de empezar a preparar nuestra receta, que no nos llevará más de 40 minutos, hay que tener en cuenta que el marinado de los ahumados debe reposar al menos durante una hora en la nevera, algo con lo que hay que contar si queremos tener nuestros bocaditos de patata listos a una hora determinada.

Comenzamos por el marinado. Picamos el eneldo y el cebollino y lo mezclamos con los ahumados en un plato. Añadimos un chorro de aceite de oliva, la pimienta negra y el zumo de limón. Mezclamos bien y a la nevera.

Lavamos y cocemos las patatas con abundante agua salada. Cuando estén frías, las abrimos por la mitad y las vaciamos un poco con ayuda de una cuchara o un sacabocados. Será en ese hueco donde pongamos una pequeña cantidad de la salsa que prepararemos mezclando el yogur, la pimienta negra, la sal y unas gotas de limón.

Por último, sacaremos nuestros ahumados de la nevera y pondremos una pequeña loncha de cada uno de ellos sobre nuestra patata, añadiendo una pizca de pimienta negra y unas gotitas del aceite del marinado.

 

Tapas de Navidad: bruschetta de camembert y uvas al horno

Este aperitivo, la bruschetta, es uno de los más populares de Italia.

Para preparar la nuestra, necesitamos:

  • 16 uvas negras
  • 4 rebanadas de pan (baguette o pan de cristal preferiblemente)
  • 120 gramos de queso camembert
  • Tomillo fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta rosa

Comenzamos precalentando el horno a 200 grados durante 10 minutos. Mientras, lavamos las uvas y las ponemos en una bandeja de horno con el tomillo y un chorrito de aceite de oliva. Al terminar, las horneamos durante unos diez minutos o hasta que veamos que parece que se van a abrir. Las reservamos aparte.

Cortamos las cuatro rebanadas de pan, untamos sobre ellas un poco de aceite de oliva con ayuda de un pincel de cocina y les añadimos el queso camembert en lonchas. Las horneamos a 150 grados durante ocho minutos o hasta que veamos que el caso comienza a derretirse.

Por último, colocamos sobre nuestras bruschettas las uvas horneadas (unas cuatro por tostada) y añadimos una pizca de pimienta rosa. Para saborear bien esta receta es importante servir bien caliente cuando el queso está aún fundido.

Esperamos que te hayan gustado estas tapas de Navidad y que te animes a ponerlas en práctica. Ya has visto que son sencillas y preparan muy rápido así que no hay excusa para que estas Navidades no sorprendas con ellas a tu familia.

¡Que las disfrutes!

Tapas de Navidad muy sencillas

Publicación
21 de diciembre de 2020
Categorías
Navidad 2020 Recetas
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio