Te descubrimos una guía práctica para reciclar en casa

Los recursos del planeta son limitados y la sobrepoblación, y el crecimiento exponencial de los países desarrollados están poniendo al planeta en serias dificultades.

Ahora más que nunca, es necesario apostar por los comportamientos más respetuosos con el ecosistema y que, con un poco de esfuerzo, nos permitan seguir con un continuo progreso. Una pequeña forma de apoyar a estas iniciativas, que normalmente se impulsan desde las organizaciones internacionales o desde los ministerios o consistorios, es reciclando todos los productos. Todos aquellos que necesitamos para vivir: envases de geles y champús, tetrabriks de leche, periódicos y revistas, envoltorios plásticos, botellas de cristal etc.

A pesar de que ya tenemos toda la información a nuestro alcance, todavía hay muchas personas que no se animan a reciclar por varios motivos.

Un motivo que alegan es, simple y llanamente la pereza. Creen que ya tienen una vida suficientemente ocupada como para perder el tiempo reciclando todos los productos y envoltorios de los productos que utilizan en su vida cotidiana.

Muy relacionado con este motivo está la falsa historia que les ayuda a auto convencerse y que se basa en la hipótesis de que los contenedores de reciclaje son solo un montaje para que creamos que el ayuntamiento de nuestra ciudad es respetuoso con el medioambiente. Esa leyenda urbana ha ido cogiendo fuerza y, aunque en la actualidad ha demostrado ser una falacia total, quizás en otros momentos de la historia llegó a basarse en ciertos comportamientos indeseables de la clase política.

El tercer y último motivo que nos viene a la cabeza es el del problema del espacio en el hogar, y es, posiblemente, el que es más comprensible. Por ello, en el artículo de hoy en el blog de GranCasa os vamos a dar una serie de consejos y recomendaciones. De este modo, podréis organizar mejor el espacio de vuestra cocina y reciclar no suponga ninguna molestia para los convivientes.

guía práctica para reciclar en casa

Guía para reciclar: consejos y recomendaciones

  • Lo primero que debemos hacer es organizar bien los muebles de la cocina, para dejarnos un espacio interior en uno de ellos. No os alcanzáis a imaginar cuánto espacio podéis conseguir si utilizáis la lógica y el orden. Es importante que tanto el recipiente para el plástico como el de cartón estén escondidos de la vista. De este modo os resultará mucho más sencillo.
  • Bolsas de cartón: cada vez en más tiendas, sobre todo en establecimientos de ropa, es más habitual que nos den bolsas de cartón. Nuestra recomendación es que las utilicemos para reciclar el papel y el cartón. Será muy cómodo cuando tengamos que bajarlas porque todo el contenido va directamente al contenedor azul.
  • Envases de plástico: el consejo de siempre es prensarlos para que ocupen menos espacio en el recipiente del plástico de nuestro hogar. Así, lo tenemos que bajar con menos frecuencia al contenedor amarillo. A eso hay que añadirle que los envases como las garrafas de aceite de 5 litros o las botellas grandes de agua y refrescos se pueden dejar cerca de la puerta para que las bajemos cada vez que salgamos de casa.
  • Botellas de cristal (de vino o de cerveza, por ejemplo): se aconseja darles un agua en la pila del lavaplatos para que se queden relativamente limpias y acumularlas en el armario empotrado de la entrada, así no generarán olores hasta que las bajemos al contenedor verde.
  • A partir de ahora vamos a poder lanzar un quinto residuo a otro contenedor: te lo explicamos a continuación. Antes, el contenedor verde oscuro recibía todo tipo de basura que no eran envases de plástico, botellas de cristal o papel y cartón. Es decir, al contenedor verde oscuro se destinaban tanto los residuos orgánicos como el plato de porcelana que se nos había roto en la cena del domingo o el jersey desteñido… Ahora entra en escena el contenedor marrón, que asumirá todos los residuos orgánicos: restos de frutas y verduras, restos de comida, huesos, plantas, hojas, césped, tapones de corcho, serrín, papel de cocina sucio, etc.
  • Por último, no podemos olvidarnos de las pilas. Los mandos de la televisión y del bluray, los relojes o los mandos de la videoconsola, funcionan con pilas en muchas ocasiones. Ese tipo de residuo deben echarse en el contenedor correspondiente, que nos encontramos en muchos edificios oficiales como universidades, oficinas de Correos, estaciones de tren o supermercados. Además, las baterías, pequeños y grandes electrodomésticos y mobiliario deberán ser depositados en el punto limpio más cercano.

Es muy importante que reciclemos. Es un acto potestativo, que nos permitirá minimizar nuestro impacto sobre el ecosistema del planeta Tierra y sobre sus seres vivos, tanto animales como vegetales.

guía práctica para reciclar en casa

Publicación
13 de noviembre de 2021
Categorías
Salud
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio