Las mejores recetas de torrijas para Semana Santa 2019

Si hay un postre por excelencia que no puede faltar en la mesa en Semana Santa, esas son las torrijas. Los orígenes de este dulce típico se remontan al siglo VI, comúnmente utilizado como sustento para las mujeres que iban a dar a luz. Se pensaba que consumir leche podía ayudar a que la madre la produjera en mayores cantidades para amamantar a sus hijos.

Sin embargo, lo curioso es que la receta más popular no se hacía con leche, un bien escaso en aquella época, sino con miel y vino. Con el paso de los años, las torrijas acabaron por convertirse en el postre estrella de Semana Santa, una forma muy calórica de enfrentarse al ayuno de la Cuaresma, con los ingredientes permitidos.

torrijas con flores

Con el paso de los años, la receta de las torrijas se ha ido reinventando. ¿Quieres probar nuevas versiones de este delicioso postre? Presta atención a las preparaciones que te proponemos desde GranCasa y toma nota de los ingredientes y el modo de cocinar este dulce de Semana Santa. Recuerda que puedes encontrar todos los ingredientes que necesites en nuestro supermercado Hipercor.

¿Cómo hacer torrijas?

Se podría decir que hay tantas recetas de torrijas como comunidades autónomas. Cada lugar tiene una tradición culinaria diferente y mientas que en algunas zonas es más frecuente empaparlas con vino, en otros sitios se elaboran empleando leche y canela.

Además, también existen recetas en las que están bañadas en almíbar, y otras en las que el pan es sustituido por sobaos. Aunque puedes encontrarlas en pastelerías y panaderías, te recomendamos que te animes a realizarlas tú mismo en casa con el pan especial que venden para este cometido. Disfruta de la Semana Santa de Zaragoza y no te quedes sin probar su deliciosa gastronomía.

La receta clásica

Como ocurre con otros postres, la receta clásica de las torrijas está pensada para alrededor de 15 torrijas, dependiendo del grosor del pan que emplees en su elaboración. Los ingredientes que necesitas son una barra de pan del día anterior o una barra especial para hacer torrijas, 1 litro de leche, 3 cucharadas de azúcar (u otro edulcorante), 1 rama de canela, 4 huevos, aceite para freír y canela en polvo para espolvorear.

Para elaborarlas corta las torrijas del grosor que tú elijas y empápalas en una mezcla que hayas preparado previamente a base de leche, canela y azúcar, que deberás haber hervido e infusionado. Cuanto todas las torrijas estén mojadas en leche (tras varios minutos o una hora) retira el exceso de leche, pásalas por huevo batido y fríelas en pequeñas tandas en aceite bien caliente. ¡Así de fácil!

la receta clásica

¿Quieres aprender un truco para que queden mas sabrosas? Añade en la leche un trozo de piel o ralladura de limón para que a la hora de infusionarse tenga más aroma. También puedes añadir aroma de vainilla, todo depende de los gustos de cada uno.

Torrijas de vino

Se trata de una de las recetas de torrijas más extendida en nuestro país, junto con las de leche. En este caso, la diferencia está en infusionar vino con canela, azúcar, agua y piel de naranja. Para conseguir que el vino absorba todos los aromas, lo ideal es dejarlo reposar durante una noche entera. Una vez elaborada esta mezcla, ya puedes empapar tus rebanadas de pan, mojarlas en huevo y freírlas por ambos lados. Para finalizar puedes espolvorear canela en polvo a modo de decoración. ¡Están exquisitas!

torrijas de vino

Torrijas con almíbar

Para los más golosos, también existe la opción de añadir almíbar a este maravilloso postre. Si te gustan las torrijas bien melosas, puedes mojarlas con almíbar en lugar de con leche. Ten en cuenta que si te decantas por esta opción, no será necesario que añadas tanta cantidad de azúcar como con la receta tradicional.

Para elaborar el almíbar, calienta en un cazo miel, azúcar y un toque de brandy (opcional). Remueve hasta conseguir una mezcla bien ligera y a continuación sigue los pasos de la receta tradicional. Una vez que las hayas freído, píntalas con el almíbar para que absorba todo su jugo. Además, como toque final, puedes añadir unos trocitos de fruta, como estas fresas que te mostramos a continuación.

torrijas con almibar

Torrijas al horno

Para aquellos que no queráis hacer demasiados excesos en Semana Santa, ¡no tenéis por qué renunciar a las deliciosas torrijas! Lo único que tenéis que hacer es recurrir al horno, en vez de la sartén. ¡Es la mejor manera de evitar las calorías! Para ello, en lugar de freírlas en aceite, debes sellarlas en una sartén y meterlas en el horno a fuego medio durante 5 minutos, ¡así de sencillo y saludable!

Si deseas adornarlas, puedes espolvorear una fina capa de azúcar glass o acompañarlas con unos frutos rojos.

torrijas al horno

Torrijas con miel

Existen muchas maneras de endulzar este delicioso postre. Además del citado almíbar, también puedes apostar por la miel. A este sabor le viene de maravilla el aroma de vainilla añadido a la infusión clásica a base de leche y canela. De esta forma puedes sustituir el azúcar por un edulcorante más natural, que le aportará un sabor diferente y exquisito. Una vez que frías las torrijas, puedes finalizar con unos hilos de miel para darle el toque final. ¡Están para chuparse los dedos!

Torrijas de sobaos

Si quieres arriesgar y tirarte a la piscina con una receta de los más rompedora, sustituye las rebanadas de pan por sobaos pasiegos. Esta receta, no apta para los más puristas de la cocina, aportará un extra de jugosidad a este postre. Al no ser tan consistentes como el pan duro propio de las torrijas, deberás dejar menos tiempo empapando los sobaos en leche, con unos segundos bastará.  Esponjosas y muy dulces.

¿Ya te has decidido por alguna de estas recetas caseras? No olvides pasar por el supermercado Hipercor de GranCasa para encontrar todos los ingredientes que necesitas para elaborar tu receta favorita. ¡Tus torrijas estarán deliciosas!

También puede interesarte:

Categorías
Recetas
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio