Trucos de fotografía caseros

Con el buen tiempo, son muchos los que aprovechan para sacar sus cámaras y lanzarse a las calles en busca de un paisaje interesante que fotografiar, un retrato que robar o un atardecer que inmortalizar. Para hacer de todas estas unas fotografías memorables no es necesario ni disponer de una gran cámara ni tampoco de grandes accesorios. Si contamos con ellos, es lógico que nos ayudarán a que nuestras fotos sean más nítidas y tengan más calidad, pero lo cierto es que existen numerosos objetos cotidianos con los que podemos obtener grandes resultados con un poco de ingenio. ¡Hagamos un repaso por todos esos trucos de fotografía caseros!

  • Efecto lluvia
    Hacer la clásica foto en la que vemos como la lluvia moja un objeto o a una persona es más fácil de lo que parece. Todo cuanto se necesita es un difusor en spray. La clave está en configurar nuestra cámara con una velocidad de obturación alta y pulverizar el agua hacia arriba para que las gotas caigan sobre la persona u objeto que queramos retratar. Si además contamos con luz que incida desde atrás sobre las gotas de agua desde atrás, lograremos que éstas resalten aún más.
  • Perspectiva forzada
    Jugar con la perspectiva nos puede dar como resultado fotos muy divertidas en las que unos personajes u objetos sean gigantes y otros minúsculos, por ejemplo.
  • Bokeh
    El bokeh o desenfoque es la forma en la que un objetivo logra desenfocar los objetos que se encuentran por delante y por detrás del objeto o persona al que tenemos enfocado. Existen fondos que nos permiten destacar este efecto y para los que solo necesitamos un simple trozo de papel de aluminio. Coge un trozo de un tamaño que te permita cubrir todo el fondo de la foto (cuanto mayor sea el objeto a fotografiar, mayor será el trozo que necesites) Arrúgalo ligeramente sin romperlo y extiéndelo de nuevo. Abre el diafragma para desenfocar el fondo y sitúa el elemento que quieras fotografiar por delante de él.
    Trucos de fotografía caseros: bokeh
  • Reflectores caseros
    Un reflector es el primer accesorio con el que debes hacerte si te gusta la fotografía, puesto que es muy útil al permitirte modelar la luz de tus fotografías. Pero si se te olvida en casa o aún no dispones de él existen opciones sencillas cuyos resultados te sorprenderán enormemente. La primera, es usar tu propia mano como reflector. Solo tienes que elegir una escena en la que tengas una luz lateral sobre el objeto o persona a fotografiar. Extiende tu palma de la mano en el lado contrario al de la fuente de luz y verás como logras que desaparezcan las sombras que anteriormente aparecían sobre el objeto o persona. Fácil, ¿no? Otros objetos como un folio en blanco, un trozo de papel de aluminio o el interior de un tetrabrik le darán a nuestra foto un efecto plateado a nuestro retrato.
  • Efectos
    Situar delante de la lente de tu cámara objetos como papel de burbujas, un plástico arrugado o unas simples hojas secas de árboles pueden darle un toque muy chulo a tus fotografías. Para eso, debes buscar un encuadre que deje un espacio negativo en uno de los laterales y posteriormente rellenar ese hueco con nuestro objeto desenfocándolo.
  • Sombras
    Jugar con las sombras le dará mucho juego a tus fotos, nunca mejor dicho. Un colador, un peine o una cartulina en la que recortemos una forma sencilla como por ejemplo un corazón, pueden servirnos. Todo lo que tienes que hacer es situar el objeto que elijas entre la fuente de luz y el objeto o sujeto a fotografiar. Acerca o aleja más el objeto en función de si quieres que la sombra que se proyecte sea más suave o más dura.
  • Gafas de sol
    Tus gafas de sol favoritas pueden funcionar como filtro de densidad neutra en tus fotografías, ya que conseguirán restarle luz. Sitúalas delante de la lente de tu cámara y dispara. Si te gusta el efecto, pruébalo cuando hagas fotografía de paisajes.
    Trucos de fotografía caseros: gafas de sol
  • Reflejos
    Hacer una foto de reflejos en un día de lluvia es relativamente fácil, porque solo hay que ir en la búsqueda de un buen charco. Pero, ¿y el resto del tiempo? El resto del tiempo, solo necesitas tirar de algo con lo que seguro que no sales de casa sin él: tu móvil. Sitúalo apagado, muy cerca de la lente de tu cámara de forma que se refleje en él el objeto que quieras fotografiar.

Esperamos que te hayan gustado los trucos de fotografía caseros de los que hemos hablado en este post y que te animes a ponerlos en práctica porque los resultados te sorprenderán y harán que disfrutes aún más de tu pasión por la fotografía.

Publicación
14 de marzo de 2021
Categorías
Lifestyle
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio