Trucos para seguir haciendo deporte en invierno

Seamos honestos. Cuando llega el frío cuesta (y mucho) seguir haciendo deporte en invierno. Terminamos de trabajar y lo que más nos apetece al llegar a casa es tumbarnos en el sofá y meternos debajo de la manta. Y ya da igual que se trate de hacer ejercicio en un gimnasio, en el que se está calentito. Salir de casa se nos hace bola. No digamos entonces salir a hacer deporte al aire libre… eso es casi misión imposible. Pero dejando la pereza a un lado, que casi nunca es buena consejera, seguir haciendo deporte en invierno no es tan difícil como pueda parecernos. El secreto está en mantener la motivación.

Pero, ¿Cómo mantenemos la motivación para seguir haciendo deporte en invierno?

  1. Fíjate un objetivo
    Es importante que sea un objetivo alcanzable, para que no nos haga caer en la frustración si a pesar del esfuerzo no lo conseguimos, y medible, para poder evaluar su consecución. Puedes planteártelo como un objetivo personal (correr una distancia concreta, ir un número de veces determinado al gimnasio a la semana, perder algún kilillo…) o como reto con algún amigo o amiga de forma que gane quien antes lo consiga.
  2. Distribuye tu objetivo en el tiempo
    Si te has planteado un objetivo a largo plazo y de verdad quieres conseguirlo, necesitas establecer objetivos intermedios a corto y medio plazo. De esta forma estarás realizando una evaluación continua sobre tu trabajo, y podrás ver si vas por el camino correcto o no. No se trata de agobiarte con la consecución de tu objetivo final sino todo lo contrario. Se trata de ajustar tu objetivo a tus circunstancias. Se trata de que continúes haciendo deporte, no de que te hartes y lo dejes de un día para otro.
  3. Refuerza tu objetivo con mensajes de aliento
    Los mensajes de motivación no son ninguna tontería. Elige los que más te gusten y repártelos por lugares como la nevera, al lado de tu cama, etc. Se trata de que los leas con frecuencia sin buscarlo sino porque te “tropieces con ellos”. Te vendrán muy bien para tener siempre presente tu objetivo y mantener a raya tu motivación, incluso en esos días de frío en los que la pereza se hace fuerte y cualquier excusa es buena para quedarte en casa.

Esperamos que este post te haya gustado, pero, sobre todo, que te resulte útil para seguir practicando deporte en invierno. Seguro que lo consigues y tu cuerpo te lo agradece mucho al llegar de nuevo la primavera.

Categorías
Deportes
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio