Súmate a la moda de los vestidos midi

Si quieres ir a la última, los vestidos midi deberían convertirse en un must en tu fondo de armario. Además de resultar muy fáciles de combinar, también podrán sacarte de más de un apuro en más de una ocasión. Pero, ¿qué se entiende por vestido midi exactamente?

Se trata de aquellos vestidos que finalizan por debajo de las rodillas y por encima de los tobillos. Los hay de muchos tipos, pueden ser más ajustados o bien más holgados y con vuelo. Su origen se remonta a los años 40, en los que se popularizaron gracias a actrices como Marilyn Monroe y diseñadores como Christian Dior. Como ves, son una de las tendencias que no pasa de moda a pesar del paso de los años.

¿Cuándo utilizar un vestido midi?

Se pueden llevar en cualquier estación. En concreto, para estas fechas del año son perfectos, ya que además de cubrir gran parte de nuestras piernas, también estilizan nuestra imagen, ¡todo son ventajas!

Además, se pueden utilizar tanto para ocasiones formales como informales, dependerá del tipo de vestido, calzado y chaqueta con los que los acompañes. Por ejemplo, si tienes un evento formal puedes combinar tu vestido midi con unos zapatos de tacón, una blazer, un bolso de mano y complementos elegantes, ¡quedará ideal! En cambio, si prefieres utilizarlo en tu día a día, se puede combinar con unas zapatillas, una cazadora tejana o una bomber, ¡seguro que te sacan de más de un apuro!

A continuación te mostramos algunos de los vestidos midi que podrás encontrar en las tiendas Bershka y Zara de nuestro Centro.

Si quieres un consejo para este tipo de looks, ¡apuesta por los extremos! Puedes recurrir a una chaqueta corta, o bien a una larga que llegue casi al bajo del vestido.

Un vestido midi para cada silueta

Normalmente, este tipo de vestidos son de tubo o tipo fifties. Pero, como cualquier prenda, hay varios tipos y saber cuál se adapta más a nuestra figura es fundamental para poder sacarle el máximo partido. 

Si tu cuerpo tiene forma de reloj de arena puedes utilizar los dos modelos de vestido. ¡Eso sí! Ten en cuenta que uno muy recto puede esconder tus curvas naturales y echarte años encima. Por otro lado, los cuerpos rectángulo se identifican por sus líneas rectas desde los hombros hasta las caderas. Si tienes este tipo de cuerpo lo ideal será un midi de tubo, ya que marcarás más la figura y mostrarás un cuerpo más equilibrado. Un ejemplo lo puedes ver en estos vestidos que podrás encontrar en la tienda H&M de GranCasa.

En cambio, si tu figura tiene forma de círculo o manzana, es mejor optar por un vestido de tubo, pero que no sean ni muy ajustado, ni muy voluminoso. En este último caso acentuará más las líneas de tu cuerpo. Si tus hombros y espalda son más anchos que tus caderas, es decir forma de pera, te favorecerá cualquiera de los dos tipos. De todos modos, busca uno que realce tus caderas, así conseguirás un toque de elegancia y feminidad.

Ahora que ya sabes cómo elegir tu vestido y cómo combinarlo, ¿a qué esperas para comprar el tuyo? Pásate por GranCasa y disfruta de una tarde de compras, ¡contamos con las mejores tiendas para encontrarlo!

Categorías
Moda
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio