Zaragoza, una provincia monumental

En el artículo de hoy os presentamos un listado de las mejores iglesias y catedrales de la provincia de Zaragoza, situadas fuera de la capital. Si te gusta la arquitectura eclesiástica, no puedes perderte todos estos monumentos que se esconden en los pueblos y ciudades zaragozanas, distribuidos por toda la provincia. Las construcciones religiosas eran las más ambiciosas de la Edad Media, y siguieron destacando sobre las civiles hasta el siglo XX, periodo en el que finalmente perdieron su importancia, salvo magnas excepciones como la Sagrada Familia de Gaudí o la catedral de Brasilia de Óscar Niemeyer.

Por suerte, en Aragón, los grandes templos de culto se construyeron con anterioridad. Por eso destacan por su tamaño, la calidad de sus ornamentos y su situación en el mapa de su respectiva ciudad. Obviando, por supuesto, los dos edificios archiconocidos de la capital como son la Basílica de Nuestra Señora de la Virgen del Pilar, o la Catedral de La Seo, (Zaragoza es la única ciudad del mundo con dos catedrales) nos adentramos, a continuación, en otras iglesias más valiosas de la provincia de Zaragoza.

  • Catedral de Tarazona: La Seo de Nuestra Señora de la Huerta de Tarazona es una de las catedrales más bonitas de la comunidad autónoma de Aragón. Muchas personas la han catalogado como la “Capilla Sixtina del Renacimiento español”. Sobre todo por las pinturas al fresco que figuran en el cimborrio del crucero. Este gran monumento experimentó una severa restauración de casi 30 años, (desde 1985 hasta 2011) y gracias a ella se descubrieron los frescos con criaturas mitológicas desnudas.
  • Colegiata del Santo Sepulcro de Calatayud: es un templo religioso del siglo XVII que, desde noviembre del año 2020, hace ya prácticamente un año, ostenta el título de Basílica. Está clasificada como Bien de Interés Cultural del patrimonio artístico de Aragón. Una visita obligada si te acercas hasta la ciudad de Calatayud.
  • Ermita de Nuestra Señora de Daniel en Ibdes: está ermita está situada en un rincón precioso, al lado del pantano de la Tranquera, en el término municipal de Ibdes. Si quieres visitarla por dentro, deberías contactar con el Ayuntamiento de la villa antes de acercarte por la zona. Aun así, el mero hecho de contemplarla por fuera y pasear por su pórtico ya merece la pena debido a la paz que se respira en el lugar.
  • Iglesia de San Miguel de Arcángel de Alfajarín: esta iglesia de estilo mudéjar destaca en este pueblo de la ribera del río Ebro. Es un municipio de origen andalusí, y de ahí proviene su nombre. A la construcción original se le añadió un ábside románico y un nuevo portón en la fachada norte. Este templo tiene partes de construcción andalusí, románico, mudéjar y finalmente barroco.
  • Iglesia de Santa María de Tauste: en las Cinco Villas de Aragón es muy común la fusión del estilo mudéjar y románico. Su alta torre de 70 metros llama la atención desde las calles adyacentes. En su día, esta estilizada construcción fue un alminar. En su interior se resguarda la patrona de Tauste, la Virgen de Sancho Abarca, que dispone de su propia capilla.
Zaragoza, una provincia monumental
Iglesia de Santa María de Tauste. Fuente: Aragón Mudéjar
  • Iglesia de San Blas en Anento: Anento es uno de los pueblos más bonitos de España y tiene una iglesia que contiene un retablo de inestimable calidad. La entrada a su interior cuesta 2 euros, pero incluye una visita guiada. El coche debe estacionarse en una explanada que queda fuera del casco histórico del pueblo. Además, si te has acercado hasta este pequeño pueblo, te recomendamos visitar el aguallueve, que es el rincón natural más recomendable de este municipio.
  • Colegiata Santa María la Mayor de Caspe: es un templo católico que se emplaza en la zona alta de la ciudad de Caspe. Este municipio es conocido por el Compromiso o la Concordia de Caspe, que fue decisivo para la designación de un rey para la Corona de Aragón en el siglo XV. Antes de la reconquista, fue una mezquita. De ahí proviene su título de colegiata. En 1931, la colegiata fue declarada Monumento Nacional.
  • Ermita de la virgen de Semón en Acered: terminamos con esta capilla situada en las inmediaciones de Acered. Si se quiere visitar por dentro te recomendamos llamar al consistorio con antelación para consultar disponibilidad. Aún así, tanto las vistas, como el pinar que se extiende en rededor de la ermita, son dignos de un viaje de domingo. En origen, esta iglesia fue construida en el siglo XVI, aunque fue reformada dos siglos después, y la torre, en concreto, data del siglo XIX.

Ocho templos, iglesias y catedrales que demuestran que la cultura y arquitectura no solo se circunscribían a la gran urbe de Zaragoza. Todos ellos se pueden visitar en un viaje de una jornada. Aunque si lo prefieres, puedes optar por alojarte en algún hotel, hostal o casa rural que se ubique en las cercanías.

Zaragoza, una provincia monumental
Colegiata de Caspe. Fuente: Turismo de Aragón
Publicación
05 de octubre de 2021
Categorías
Viajes Zaragoza
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio