5 tips de verano si estás embarazada

Lucir tripa es felicidad. Estar embarazada en verano no es nada sencillo, el calor puede complicar esta etapa, pero, para no renunciar a la moda, os proponemos algunas tendencias con las que podremos destacar con esa estupenda figura maternal.

Para ello visitamos las opciones de H&M, Oyhso y Women’secret las que se unen a las opciones de calzado y de diferentes tallas que también podemos encontrar en el outlet de El Corte Inglés. Todo en los establecimientos de GranCasa.

Aunque sabemos que esta silueta lleva pareja la retención de líquidos o la dificultad de conciliar el sueño, es cierto que nos ayuda a ahorrar ropa y a evitar quebraderos de cabeza. Y es que con menos ropa podremos pasar el verano. Un vestido cómodo, una blusa amplía, unas sandalias anchas… pueden responder la pregunta de ¿cómo vestir si estás embarazada en verano?

Así, para ayudarte a saber qué ropa ponerte en estos meses tan calurosos te damos cinco propuestas:

 

  1. Ropa amplia y tejidos naturales

Para escoger la ropa adecuada durante las 40 semanas del embarazo es importante llevar prendas sueltas, que no nos aprieten en la barriga y, especialmente, con vuelo al no apegarse a la piel y permitir que transpiren mucho mejor. Para ello, podemos optar por una blusa vaporosa al estilo boho.

Además, podemos combinarla con unos pantalones frescos, pantalones cortos, leggins amplios e incluso faldas. Los leggins pueden ser una prenda muy resuelta que, después, puedes aprovechar para llevar en casa tras el parto. Asimismo, con unas sandalias planas y una camiseta de lactancia pueden salvarte de muchos días de trajín con el bebé.

Del mismo modo, para combinar con otra tendencia muy actual, podemos usar la blusa vaporosa con una falda larga, la que se complementa a la perfección con el estilo hippie que estamos creando en este primera apuesta de moda.

5 tips de verano si estás embarazada
Imagen: H&M
  1. Tejidos naturales y colores claros

Al aumentar de peso, la sudoración también será mayor, por eso para mejorar ese inconveniente es recomendable usar tejidos de fibras naturales y de algodón. Entre las cuestiones para tener en cuenta está el elegir telas suaves como pueden ser las gasas o las sedas. Asimismo, con el embarazo la piel puede estar más sensible y con estas opciones podemos evitar este problema.

Unos tejidos que podremos acompañar de colores neutros. Las prendas estrella para un look casual muy trendy es llevar un mono de lino, euna prenda ligera, actual y muy fácil de combinar. Especialmente, la mejor opción es escoger por la ropa blanca, puesto que repele la calor sobre los colores oscuros. Por ello, optamos por huir del clásico vestido negro. Así, si queremos aprovechar el verano qué mejor que apostar por un color intenso que nos revitalice y aporte luminosidad a nuestro rostro

 

  1. Un vestido ancho o preto, dos opciones

En verano, los vestidos son una prensa estrella, al ser cómodos y muy fáciles de combinar, puesto que solo con una prenda ya estamos vestidas. Cuando estemos en casa podemos cambiarnos a un vestido ligero para evitar el calor en la piel.

Además, si nuestro embarazado ya está avanzado y hemos sumado muchos meses tenemos dos opciones o lo vaporoso o lo entallado. Dos opciones contrarias que favorecen por un igual.  De lo bohemio a lo chic pueden adaptarse al la cintura o tener una goma debajo del pecho, ser cortos, largos, con escote o con la posibilidad de lactancia.

5 tips de verano si estás embarazada
Imagen: H&M
  1. ¿Qué zapatos llevo? Planos y muy cómodos

Calzado natural y suave que se adapta al pie. Estas serán las dos notas principales. Asimismo, para contar con una base de apoyo mayor es una buena solución contar con un calzado de horma ancha, para ganar ene estabilidad y en equilibrio.

Todo con una propuesta que se aten bien al pie y que rehúya del plástico y de las gomas, ya que con la hinchazón pueden jugarnos malas pasadas. También podemos evitar los tacones altos. No obstante, los tacones entre 2 a 4 centímetros. Los denominados como kitten heels pueden ser perfectamente cómodos en nuestro día a día si estamos acostumbrados a ellos.

  1. Bañador o bikini,

Da igual uno u otro, ponte con el que mejor te sientas. Si te gusta bikini -te aconsejamos- que lo elijas con bragas anchas para esta época.  Y otra alternativa -que cada vez vemos más embarazadas con ellos-, son los tankinis (es como un bikini en dos piezas, aunque la barriga queda protegida del sol -los hay holgados en la tripa- por lo que deben ser cómodos-).

Así que, si estás buscando ropa para estos meses de calor, recuerda estos consejos para vestirte en el embarazo durante el verano y su tienes dudas consulta nuestro servicio de Personal Shopper.

¡No te pierdas nuestra selección de prendas en GranCasa!

Compartir