Películas con un amor de verano

Imagen: Unsplash

El amor al verano es como las flores a la primavera o el frío al invierno: está intrínsecamente relacionado con la estación estival porque, quien más o quien menos, ha tenido alguna aventura veraniega en la adolescencia o en la juventud. Esos amores son muchas veces efímeros, alimentados por las altas temperaturas, las vacaciones en la costa y la graduación de los cócteles tropicales o en las endorfinas que se liberan al consumir helados. Por desgracia, muchos amores de verano se quedan en eso, en etapas breves a la par que intensas, y que no se olvidan durante el resto de la vida. Quizás debido a ello, la pasión veraniega ha sido un argumento recurrente para los cineastas y hoy os vamos a recomendar varias películas sobre los amores de verano, para que podáis disfrutarla en pareja antes de que la magia desaparezca con la llegada de septiembre… o a lo mejor se mantiene intacta la química; ¿quién sabe?

Si estáis preparados para una buena dosis de merengue con dulce de leche, preparados para películas en las que el amor es el hilo conductor y queréis restañar las heridas de un corazón roto a finales de agosto, en esta lista encontraréis buenas opciones.

Las vamos a organizar cronológicamente, pero en orden inverso, así que comenzamos por Moonrise Kingdom, que vio la luz en 2017 y que está concebida en la mente de Wes Anderson, con todo lo que significa en el apartado visual.

El universo de este cineasta es muy peculiar y se aplicó también a esta película que nos sumerge en el último verano de unos niños en un campamento. En plenos años 70, se escapan y durante la búsqueda las personas que participan en el rescate de los niños perdidos tienen a su vez una lucha de viejos rencores. Lo mejor de todo es el manierismo de Wes Anderson, que se plasma en los escenarios simétricos y en los colores.

Películas con un amor de verano
Moonrise Kingdom. Fuente: The Movie Data Base

En el año 2004 el director Nick Cassavetes nos regaló el Diario de Noah, una preciosa historia de amor entre dos jóvenes que arranca en un verano a principios de los años 40 en Carolina del Sur. En esta película se entremezclan la pasión, el clasismo y las diferencias de estatus entre familias, y una grave enfermedad que sigue muy de actualidad, pero que vamos a evitar mencionar para los que no hayáis visto esta obra de arte. Absolutamente imprescindible.

Retrocedemos más y nos adentramos en el siglo XX, porque en 1995 comenzó la trilogía Before con Antes del amanecer. En un viaje en tren rumbo a Budapest, dos pasajeros jóvenes, Céline y Jesse se conocen y deciden apearse del tren en la ciudad de Viena, capital de Austria. Allí pasarán un día de verano increíble, analizando su posición en el mundo y descubriendo la urbe de Sissy emperatriz. Terminan el día locamente enamorados y a primera hora de la mañana siguiente se despiden, quizás para siempre. La trilogía continuó en 2004 y 2013. El patrón de años nos llevaría a una cuarta parte de Before en este 2022, pero salvo que se esté desarrollando en secreto, nos vamos a quedar con las ganas.

Tres años antes, en 1991, se lanzó The man in the moon, conocida en España como Verano en Louisiana. Nos ubicamos en 1957, cuando Court se traslada a vivir en compañía de su madre al lado de una familia con dos hermanas: Dani y Maureen. Ambas pelearan entre ellas por el amor de este joven introvertido que ha conquistado el corazón de ambas muchachas. Amor en plena naturaleza, y entre graneros y granjas típicos de Estados Unidos de América.

 

Dos clásicos de los amores veraniegos

En Dirty Dancing, estrenada en 1987, retrocedemos a dos décadas anteriores para conocer a Johnny y Baby, una pareja que se va a enamorar bailando la mítica Time of my life. Es curioso porque es un musical ubicado cronológicamente en los 60 pero en el que suenan ritmos de los ochenta. Sea como fuere, las coreografías muy bien elaboradas y una historia en el que una alumna se enamora perdidamente de su profesor de danza la han convertido ya en un clásico del cine que siempre estará en la retina de toda una generación.

Películas con un amor de verano
Dirty Dancing. Fuente: The Movie Data Base

Terminamos poniendo el broche final con Grease, que data del año 1978 y que tiene a John Travolta como protagonista indiscutible. Tras un amor de verano, Sandy debe regresar a Oceanía, pero al final el destino consigue un cambio de planes y triunfa el amor, un amor llevado de maravilla en este musical a ritmo de canto, bailoteo y saltos acrobáticos.

Hemos dado un buen repaso a historias de amores de verano, pero hay otras películas románticas como 500 días juntos, las secuelas de la trilogía Before o el gran clásico Vacaciones en Roma, que también merecen un visionado. Pero tranquilos, el amor seguirá siempre presente en el celuloide.

Publicación
21 de agosto de 2022
Categorías
Series y Películas
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio