¿Cómo viviste la Recopa del Zaragoza?

El Real Zaragoza lleva muchas temporadas deambulando por la Segunda División Española y los niños de Primaria no han visto con sus propios ojos lo que llegó a ser el equipo de la ciudad. Esta institución con casi 100 años de historia (90 años para ser exactos) ha tenido grandes tardes de gloria y tiene muchos trofeos en sus vitrinas. Desde Copas del Rey a la Copa de Ferias pasando por la Supercopa de España… Pero si hay un título que despierta grandes orgullos entre los aficionados mañicos ese es, sin ninguna duda, la Recopa de Europa que se consiguió en el año 1995.

Después llegaron la Copa del Rey del 2001, frente al Celta de Vigo, o la Copa del Rey ganada al Real Madrid, en la prórroga de Montjuic, así como la Supercopa de España, frente al Valencia… ambas en 2004, pero nada es comparable a la gloria que se alcanzó en el Parque de los Príncipes aquel mágico 10 de mayo de 1995.

Un largo camino hasta París. La Recopa del Real Zaragoza

La Recopa fue un título europeo que existió desde 1960 hasta 1999. Esta competición la jugaban los que habían ganado la Copa de su país. El Barcelona, un equipo menor en Europa cuando esta competición se celebraba, fue el que la ganó un mayor número de veces. La Lazio de Roma fue el último equipo campeón en la edición que tuvo lugar en la antesala del cambio de milenio.

En este caso, el Zaragoza participó en 1995 porque había sido campeón de la Copa del Rey de 1994. Además, también compe´tia el campeón de la edición anterior, que había sido el Arsenal de Londres.

El camino para el Zaragoza arrancó en dieciseisavos de final contra el Gloria Bistrita de Rumania, un conjunto que sorprendió ganando en el partido de ida. En el encuentro en Zaragoza, la escuadra blanquilla lo doblegó sin miramientos y pasó a octavos de final.

¿Cómo viviste la Recopa del Zaragoza?

En octavos de final, al Zaragoza le tocó el débil Tatran Presov de Eslovaquia, que tuvo que superar la ronda preliminar para entrar en la Recopa, y que había eliminado al Dundee United en dieciseisavos. En esta manga, los mañicos le asestaron un incontestable 6-1 en el acumulado que no dio ni una opción a los eslovacos.

Pero en cuartos de final llegó el turno para el poderoso Feyenoord de Países Bajos, y fueron muchos los que temieron que el camino del Zaragoza en la Recopa iba a llegar a su fin. Larsson, que luego jugaría en el Barcelona, años más tarde, nos marcó el único gol en el partido de ida.

La remontada no fue sencilla en La Romareda, y hasta el minuto 60 el Real Zaragoza no fue capaz de abrir la lata… sin embargo luego, diez minutos después del primer tanto, Esnaider remachó el asunto. 2-0 y a semifinales.

En semifinales el rival fue el Chelsea, que estaba en la Recopa por haber llegado a la final de la FA Cup. Aquel trofeo inglés se lo había llevado el Manchester United, pero los red devils también había ganado la Premier League, por lo que optaron por jugar en la Champions League, lógicamente.

La ida fue a orillas del Ebro, y un severo 3-0, sin encajar goles en contra (que antes valían doble), dejó la clasificación para la final muy encaminada. La vuelta terminó en un 3-1, pero el gol de Aragón, y el valor doble del mismo, hicieron que el partido terminará sin demasiados agobios porque los blues necesitaban un 5-1 para darle la vuelta a la eliminatoria.

En la final esperaba el vigente campeón de la Recopa, el Arsenal. El escenario fue el Parque de los Príncipes, en el que debutaría un jovencísimo Nicolas Anelka meses después.

Tras llegar al pitido final del tiempo reglamentario. el resultado del 1-1 no hacía presagiar nada bueno. Los ingleses tenían mejor físico, y una mayor experiencia en el punto de penalti. La media hora de prórroga iba a ser una pesadilla. Por suerte para los zaragocistas, la guinda del pastel llegó en el último suspiro de la final y cayó del cielo, como una bomba, sobre el mítico portero Seaman.

¿Dónde estabas el 10 de mayo de 1995 mientras un balón sobrevolaba París hacia la felicidad de toda una ciudad? Hoy se cumplen 27 años del gol de Nayim, un día histórico para Zaragoza y para el equipo, y también para el fútbol español.

¿Cómo viviste la Recopa del Zaragoza?
Foto de Markus Spiske en Pexels

Al parecer, Nayim chutó el balón con rabia hacia el firmamento porque vio que no había tiempo para llegar hasta el área rival, y en un tiro de cada cien, ese balón entra en la portería. Seaman no se lo esperaba, pero su traspié y un pequeño error permitieron traer el torneo más prestigioso a la capital de Aragón.

El Zaragoza volverá a jugar en Primera División, más pronto que tarde, porque es un histórico del fútbol europeo gracias a aquella mágica noche, y es su lugar natural.

Publicación
10 de mayo de 2022
Categorías
Zaragoza
Compartir

Todo lo que necesitas en un solo espacio